Economía

Mipymes turísticas demandan préstamos bancarios para “sobrevivir”

Alegan que bancos tienen fondos pero no para las pequeñas y medianas empresas del sector turismo que están en crisis desde 2018

Las pequeñas y medianas empresas del sector turismo de Nicaragua que están en crisis desde el estallido social de abril de 2018 y que se profundizó durante la pandemia de covid-19 en el 2020, están clamando por préstamos del sector bancario que les han sido negados por los altos riesgos que representan, pero que a la vez, afectan la capacidad de estas empresas de poder levantarse y “sobrevivir”.

Según Arturo Cano, presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua en León, un buen número de pequeños y medianos empresarios del sector se han acercado a los bancos para tratar de obtener un préstamo que les permita lidiar con los problemas financieros que arrastran desde 2018.

Este dinero le permitiría a estos empresarios poder reinvertir en sus negocios, pagar planillas y tratar de “sobrevivir”, mientras se logra reactivar el turismo centroamericano sumado al nacional. Sin embargo, en los bancos solo han encontrado negativa a prestarle específicamente a este sector de las pequeñas y medianas empresas.

“Ellos tienen un sistema que de entrada deja por fuera a las pymes turísticas porque el banco hace un acuerdo para acceder a unos fondos que tiene el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), exclusivamente para las pymes, especialmente las turísticas que han sido las más afectadas por la pandemia. El banco tiene garantizado gran parte del dinero, que no lo va a perder, para las microempresas a una tasa que anda ahí del 4%, y se lo pasa a las pymes con una tasa de 12%, lo que están haciendo es evitar que las pymes accedan a este crédito”, se quejó Cano.

BCIE prestó 350 millones de dólares

En mayo de 2020, el BCIE entregó a la región centroamericana fondos por 350 millones de dólares para el financiamiento de las micro, pequeñas y medianas empresas que fueron afectadas por la crisis de la covid-19. De esos fondos al país le tocaban unos 50 millones de dólares con la posibilidad de que para este 2021 se otorguen otros 50 millones de dólares.

Según el BCIE, “serán elegibles, las mipymes en los sectores de producción de la cadena agroalimentaria, energía renovable, eficiencia energética, producción más limpia, hostelería y turismo, construcción, industria creativa, medios de comunicación, comercio y empresas de provisión de servicios”.

A febrero de 2021, según los mismos datos del organismo financiero regional, ya se habían otorgado 37.9 millones de dólares a los bancos intermediarios beneficiando así a 240 micro, pequeñas y medianas empresas del país, lo que se tradujo también en la “protección”, de al menos 6446 empleos directos.

“Producto de los esfuerzos del BCIE los recursos se destinaron a tres instituciones financieras, como son; el Banco de la Producción (Banpro) por un monto total de US$ 22,952,881.93, Banco de Finanzas (BDF) por un monto de US$13,009,460.00 y Banco Ficohsa con US$2.0 millones”, detalla el BCIE en una nota de prensa.

Managua concentró la mayoría de estos créditos, según explica el BCIE, con un 57%, Chinandega ocupó el segundo lugar de receptores con un 11.1% y Matagalpa el tercero con un 6% ” beneficiando a empresas de los sectores; producción de la cadena agroalimentaria, provisión de servicios, comercio a nivel general, construcción, entre otros”.

“El uso de los recursos fueron destinados para la  ampliación  y modificación de modelos de negocios, capital de trabajo y pago de obligaciones, consolidación o readecuación de deudas, descuento de facturas, empresas emergentes (Startups) y nuevos emprendimientos, todo con fin de contribuir a  la reactivación económica”, concluye el BCIE en la información actualizada hasta febrero.

Pero según el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística, (CANTUR), Leonardo Torres, estos fondos no fueron entregados directamente a la pequeña y mediana industria sino que fueron priorizados otros sectores. Según sus cálculos, los préstamos para mipymes normalmente no rondan más de 10 000 dólares.

Pero al dividir la cantidad de beneficiados con el monto del desembolso, se estimaría que cada mipyme obtuvo préstamos por el orden de los 157 000 dólares y según el empresario esa cantidad es muy grande para una pequeña empresa, lo que eleva su sospecha de que esos fondos hayan sido utilizados en otros sectores.

“Para turismo no hay”

Según Cano, cuando los empresarios del sector llegan al banco para solicitar información sobre los préstamos les dicen que “para turismo no hay”, lo que ha provocado preocupación en el sector que no cuenta con recursos económicos para sostenerse hasta que el turismo pueda volver a reactivarse.

“Lo primero que tiene que hacer la pyme es sobrevivir, porque al no tener fondos vos tenés que comenzar a despedir a tu personal, pero también tenés que invertir en todos los protocolos de bioseguridad porque nadie crea turismo nacional o extranjero si no tenés mecanismos de bioseguridad creíbles y verificables”, dijo Cano.

El presidente de CANTUR, dijo que “no aguanto los gritos del sector turístico”, por la falta de financiamiento de los bancos.

“No tiene posibilidades ahorita el turismo, no representa interés de los bancos para financiar ese sector que está en términos negativos. No financian a la agricultura que está creciendo, mucho menos que van a financiar al sector turismo”, dijo Torres.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Economía

Share via
Send this to a friend