Economía

Hombres con machetes invaden una millonaria propiedad turística en Tola

Los dueños son estadounidenses, canadienses y nicas; 36 horas después de denunciar la toma ante la Policía Nacional, los invasores siguen en el lugar

El Resort Aqua Nicaragua Oceanfront, ubicado en la Costa Esmeralda, en Tola, Rivas, fue invadido la mañana de este lunes por media docena de hombres armados con machetes que dijeron trabajar para el empresario Armel González, según una denuncia interpuesta ante la autoridad policial el mismo día de la invasión.

“Estos son mensajes negativos para la inversión nacional y extranjera”, dijo el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Michael Healy, al conocer la noticia.

En las últimas semanas, el país se enteró del cierre de empresas como Astro Packing Solution, por falta de materia prima; Tomza S.A., expropiada por el régimen; y New Holland Apparel, porque encontró mejores condiciones en Asia; mientras la empresa Riverside Coffee LLC, demandaba al Estado nicaragüense por 590 millones de dólares.

“La seguridad jurídica de nuestro país está por los suelos, y hechos como este ahuyentan la inversión. Necesitamos inversión para asegurar el empleo, pero las expropiaciones e invasiones de propiedad envían mensajes sumamente negativos. Recordemos que lo primero que preguntan los inversionistas es por la seguridad jurídica”, aseguró Healy.

“Este tipo de noticias desincentiva a los inversionistas –nacionales y extranjeros- que quieren invertir en lugares como Aqua, Huacalito de la Isla, Playa Gigante, Hacienda Iguana, Rancho Santana, Popoyo, Astilleros, etc. donde se está queriendo construir una marca, la marca Costa Esmerada, símil a la Riviera Maya”, dijo una fuente que trabaja con los administradores del resort.

La figura de Armel González cobró notoriedad en 2007, cuando denunció ser víctima de presiones ejercidas por el exdiputado, exalcalde de San Juan del Sur y cónsul en Liberia, Gerardo Miranda, que supuestamente le pedía cuatro millones de dólares para resolverle un conflicto de propiedad que habría sido creado por el mismo Miranda.

Más recientemente, en 2016, González fue citado en los medios propagandísticos de la dictadura, como un hombre de negocios que planeaba construir un edificio de clínicas médicas contiguo al Hospital Metropolitano ‘Vivian Pellas’, así como otro edificio para alquilar tramos comerciales en el mercado Oriental, en Managua.

La fuente informó que no han intentado hablar con González, “porque su posición es que no tiene nada que negociar, porque insiste en que él es el dueño, pero todos sus documentos son simulados”, aseveró.

Seis hombres con machetes

Según la denuncia presentada ante la Policía Nacional, a las seis de la mañana de este lunes, seis hombres llegaron a la propiedad y se identificaron ante los vigilantes con los nombres de Humberto de los Santos Cortez Acevedo (40); Pedro Ezequiel Cortez Acevedo (35), Juan Carlos Cortez Acevedo, (36); junto con Santos Ramiro Castillo Flores (57), y dos de sus hijos menores de edad, de iniciales MAC y SC.

Aunque llegaban portando machetes, los vigilantes los dejaron entrar porque dijeron que llegaban a chapodar (desyerbar) el terreno, pero al adentrarse en la propiedad, encontraron a Zeyla de los Ángeles Rocha Rojas y Kimberly Tamara Espinoza Arcia, que trabajaban en el área de restaurante, a quienes presentaron otra versión, siempre según la misma denuncia policial.

A las trabajadoras Rocha y Espinoza, les dijeron que tenían orden de Armel González y Sergio Cardoza, (su nombre correcto es Javier Cardoza, el abogado de González), de desalojar el lugar, argumentando ser “propietarios del área y del restaurante”, procediendo a expulsar a los trabajadores, que optaron por retirarse ante las amenazas a su integridad física.

El restaurante está sobre la arena, área que es, por definición, propiedad estatal.

La denuncia concluye asegurando que “no portaban ningún tipo de documentación”, ni presentaron ningún papel, orden o documento legal alguno.

Más de 36 horas después, los invasores mantenían el control de la propiedad, dijo la fuente, quien narró que no es la primera vez en este mes, que González intentaba hacerse con el control de la propiedad.

“Después que regresó a Nicaragua, él anda diciendo que es dueño de Aqua, y busca cómo desincentivar a los inversionistas (la mayoría son estadounidenses, además de un par de canadienses y uno o dos nicas) con este tipo de problemas, para después comprarle a bajos precios”, dijo la fuente.

“En este momento [martes a las seis de la tarde] los invasores siguen en control de la propiedad. Ya habían intentado entrar el 1 de mayo por la mañana, pero solo eran dos personas, y se retiraron porque había personal de una empresa de seguridad privada cuidando las instalaciones. Antes de eso, en Semana Santa, también intentaron invadir la propiedad porque sabían que habría mucho movimiento de turistas, pero se les pagó para que nos dejaran trabajar”, detalló.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Economía

Share via
Send this to a friend