Economía

Hermann Girón: “Los inversionistas en Nicaragua están preocupados de lo que venga”

Presidente del CACIF de Guatemala condena el arresto ilegal de los empresarios nicaragüenses Michael Healy y Álvaro Vargas, dirigentes del Cosep

El arresto de los empresarios nicaragüenses Michael Healy y Álvaro Vargas fue condenado por organizaciones nacionales y regionales del sector privado empresarial. Una de ellas fue el CACIF, cuyo presidente Hermann Girón alertó que “los inversionistas extranjeros en Nicaragua están preocupados de lo que puede venir”.

“El Gobierno, en sus acciones de las últimas semanas y meses, realmente crea enormes dudas; pero las inversiones no se hacen y se deshacen en un día. Esas inversiones que se han hecho en Nicaragua a lo largo de los años, por inversionistas guatemaltecos, pero también de otras regiones de Centroamérica y del mundo, todas están en un momento de preocupación”, dijo el empresario guatemalteco en una entrevista con el programa Esta Semana.

Agregó que “cualquier opinión que ellos (inversionistas) expresen o cualquier solicitud de corrección de rumbo, puede ser castigada. Entonces, eso es algo que definitivamente genera mucha preocupación para quienes tienen en sus planes estratégicos la decisión de ampliar capacidades o invertir más en Nicaragua, definitivamente esto te pone mucho en qué pensar”.

La semana pasada, Healy y Vargas, presidente y vicepresidente, respectivamente, del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), fueron detenidos por la Policía Nacional, y acusados del presunto delito de lavado de dinero y por atentar contra la soberanía nacional, según lo dispuesto en la Ley 1055.

Para Girón, “es una pena enorme para los líderes empresariales y la sociedad guatemalteca ver lo que está sucediendo en Nicaragua, que cualquier persona que puede ejercer algún liderazgo, alguna voz de disidencia con el régimen del presidente Ortega está siendo (arrestado)”.

“Acusaciones espurias”

“Los cargos que hemos visto parecerían ser una suma de acusaciones espurias que lo que buscan es acallarle, y cuando no lograron eso, pues, lo arrestaron y le han quitado su voz y su libertad. Eso es indignante”, destacó el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF).

Desde finales de mayo pasado, el régimen de Ortega ha arrestado —acusados de “traición a la patria” o “lavado de dinero” — a más de una treintena de dirigentes opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales, defensores de derechos humanos, exdiplomáticos, periodistas y líderes empresariales como el expresidente del Cosep, José Adán Aguerri, y el gerente del Banpro, Luis Rivas.

Sobre el caso de Aguerri y Rivas, Hermann Girón comentó que “lo que más preocupa” es la detención de “cualquier voz que esté mencionando los problemas que están teniendo en Nicaragua, por la falta de respeto a las libertades de los nicaragüenses”.

“Hemos tenido comunicación con presidentes y directores de diferentes cámaras empresariales, y están muy preocupados, que el rol que típicamente debe servir una representatividad empresarial es llamar la atención a aquellos problemas que se dan. Todo el mundo está preocupado y vulnerable a capturas ilegales”, añadió.

“Cualquier persona que exprese una opinión que no sea de apoyo al régimen está corriendo riesgos, esa no es la forma que funciona una república, como la conocemos en nuestros países centroamericanos”.

Votación en la OEA

El Consejo Permanente de la OEA aprobó la semana pasada una resolución en la que exigieron la liberación inmediata de los presos políticos y demandaron que las próximas elecciones del 7 de noviembre ocurran “bajo observación de la OEA y otra observación internacional creíble”.

El texto fue aprobado con 26 votos a favor, ninguno en contra, un país ausente (Nicaragua) y siete abstenciones: Barbados, México, Argentina, San Vicente y las Granadinas, Bolivia, Honduras y Guatemala.

El presidente del CACIF dijo que el voto de Guatemala lo conocieron posterior a que fue emitido. “Nos ha dado mucho de qué hablar al sector privado y al sector público en estos últimos dos o tres días que sucedió”.

“Lo que está sucediendo en Nicaragua es realmente un llamado a la atención a lo que puede suceder, no solo en Centroamérica sino en América Latina con los ejemplos que hemos visto de acciones antidemocráticas y antirrepublicanas en estos últimos dieciocho, veinticuatro meses”, subrayó Hermann Girón.

“El sector empresarial guatemalteco tiene interés de que la posición que el Gobierno de Guatemala toma ante Nicaragua sea una reacción que promueva esa república, ese Estado de derecho, en el cual todos confiamos, que todos valoramos para poder hacer nuestras inversiones, generar empleos, pagar los impuestos que mantienen los Estados funcionando, y vivir una vida plena como república”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend