Economía

Gobierno atribuye a covid-19 pérdida económica por USD 5437.8 millones

¿Cómo calcularon? Oscar René Vargas: “están acomodando las cifras para demandar dinero a los organismos internacionales”

El Gobierno de Daniel Ortega proyecta para los próximos tres años, una pérdida económica de 5437.8 millones de dólares a causa de la covid-19, que durante meses ha intentado minimizar y a la fecha continúa sin publicar información detallada y verificable sobre su impacto en el país, pese a los compromisos acordados para el financiamiento de organismos internacionales.

Según la propuesta del Presupuesto General de la República 2021, la pandemia incrementó las pérdidas que ya se preveían debido a la crisis sociopolítica de 2018, cuando Ortega respondió con represión letal a las protestas ciudadanas que demandaron justicia, democracia y la convocatoria a elecciones libres.

“Según estimaciones efectuadas en septiembre de 2019, las pérdidas y daños a la economía equivalían a 23 044.2 millones de dólares en el período 2018-2023. A esto se sumó la emergencia de la covid-19 que trastocó las proyecciones de crecimiento, recalculándose el PIB a -4.5% en 2020”, argumenta la propuesta del Presupuesto General de la República (PGR) de 2021, calculado en 81 528.8 millones de córdobas, con un déficit de 857 595 828 córdobas.

¿De dónde sacan el cálculo?

A pesar de que el Gobierno señala que las pérdidas por la pandemia ascenderán a más de cinco mil millones de dólares, no ha explicado cómo llegó a ese cálculo ni ha detallado cómo se dividen esas pérdidas económicas en los diferentes sectores de la población.

“Esta es una cifra hecha a la medida de ellos, al no explicar cómo la calcularon”, opina el sociólogo y economista Óscar René Vargas. A su juicio, en el Gobierno “están acomodando cifras para la demanda de dinero de los organismos internacionales”, pues argumenta que “saben que no tienen dinero si quieren mantener a los trabajadores supernumerarios en el aparato del régimen”.

A más de ocho meses de la confirmación del primer caso de covid-19 en Nicaragua, el Gobierno continúa negando miles de contagios y fallecidos. Así, mientras el Ministerio de Salud (Minsa) únicamente reporta 5784 personas, con 160 fallecidos hasta este 24 de noviembre, las investigaciones de sobremortalidad revelan que el número de muertos supera las 6000 personas y los contagios ascienden a más de 11 000, de acuerdo con el monitoreo independiente del Observatorio Ciudadano COVID-19.

Más fondos para el régimen

La semana pasada, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la entrega de 185.3 millones de dólares como “asistencia financiera de emergencia” que ayudaría a equilibrar las cuentas del régimen, afectadas por la pandemia de covid-19 y los huracanes Eta y Iota, que impactaron el país con menos de quince días de diferencia, el tres y 16 de noviembre, respectivamente.

Antes, el régimen también ha recibido el apoyo de organismos multilaterales como el BID, Banco Mundial y BCIE, aunque hasta ahora en menor medida que otros países de la región, como Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Con estos fondos, y los del BCIE, el Gobierno no solo podrá destinar recursos para la reconstrucción, sino para preservar las reservas internacionales, y sostener sus prioridades fundamentales, como es mantener la planilla salarial, sus gastos operativos priorizados y sus aparatos represivos”, valoró la semana pasada a CONFIDENCIAL un economista que solicitó mantener su identidad en reserva.

Vargas estima que con estos aportes, entre préstamos y donaciones, “una proyección de contracción económica se va transformar en crecimiento, a nivel macroeconómico”, aunque, anotó, “la pobreza de la población se va a incrementar”.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también han ofrecido movilizar un paquete de recursos por hasta 4200 millones de dólares, para los países centroamericanos afectados por los huracanes Eta y Iota.

Ortega alegó protección de la economía

Pese a las pérdidas económicas que el Gobierno de Ortega alega, su régimen no declaró ninguna emergencia sanitaria por la pandemia, ni orientó la suspensión o cierre de actividades. Por el contrario, Ortega se pronunció en contra de la campaña “Quédate en casa”, argumentando la protección de la economía y la supuesta capacidad del sistema de salud, aunque Nicaragua es uno de los países con menos datos oficiales para comprender la propagación del coronavirus, como han alertado autoridades internacionales en salud.

“La OPS considera que el incremento de mortalidad en Nicaragua tiene relación directa e indirecta con la pandemia de covid-19. Como hemos mencionado antes, la OPS sigue preocupada por la aplicación de las pruebas y aislamiento de todos los casos sospechosos y confirmados, el rastreo y cuarentena de contactos, y el tratamiento de todos los casos de covid-19 en Nicaragua. Recibimos un informe semanal muy sucinto de las autoridades nicaragüenses”, señaló la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en una entrevista con CONFIDENCIAL.

El país, no obstante, ha sufrido el desempleo y la reducción de actividad de diversos sectores, en una economía que vive su tercer año consecutivo en recesión, y en la que desde finales de marzo se han suspendido los vuelos de media docena de aerolíneas. A septiembre, únicamente una de ellas –Avianca– ha retomado sus operaciones al mínimo, con un movimiento insuficiente para mejorar la última temporada del año.

El impacto de estas pérdidas económicas será sentido mayormente por el sector turístico, que decreció en un 95.4% en el segundo trimestre de 2020. Otros sectores afectados son la construcción, el comercio y la industria manufacturera.

Además, en el país persiste la alerta de un rebrote, ante el relajamiento de las medidas de prevención entre la población.

Funides proyecta una mayor caída del PBI 2020

De acuerdo con las proyecciones socioeconómicas que publicó la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) para este año se espera una reducción del -5% del PBI y un variación del -3.5% en el consumo privado.

“Este comportamiento es explicado por la disminución en los ingresos por trabajo de los hogares y cambios en los patrones de consumo durante el confinamiento voluntario; esto sería parcialmente contrarrestado por la recuperación de las remesas”, explicó Funides.

Según proyecciones del Banco Mundial, la pandemia también incrementará en un 15.1% la pobreza, que en términos de paridad del poder adquisitivo de 2011, son personas que viven con ingreso inferior a 3.2 dólares por día. Esto significa que al finalizar este año se sumarían a este grupo 350 000 personas.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend