Economía

Ganadería en primer lugar, café cae 10%, frijol en exportaciones agrícolas

Huracanes, exceso de lluvias y alto precio de insumos, impactan en el ciclo agrícola 2020-2021

Las copiosas lluvias que trajeron consigo los huracanes Eta y Iota, aunado a fertilizaciones menores a lo requerido, condicionaron la producción agrícola en el año que recién concluyó, dejando al café como uno de los rubros más golpeados, toda vez que se calcula una pérdida de 300 000 quintales del grano.

En noviembre del 2020, los huracanes Eta y Iota, golpearon el territorio nacional (y con más fuerza, los países del norte de Centroamérica), lo que aumentó de forma significativa la cantidad de lluvia que cayó en el país, afectando a los cultivos que estaban en época de cosecha… o a punto de comenzarla.

El café fue la más importante de ellas. Siendo uno de los principales rubros de exportación del país, el corte del grano genera miles de puestos estacionales de trabajo, distribuye millones de dólares en salarios y compra de insumos, y acumuló 437 millones en ingresos por ventas al extranjero.

“Este año, se espera una cosecha que será 10% menor que la del año pasado”, aseguró a CONFIDENCIAL, el gerente técnico de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Julio Munguía.

Las causas de la reducción hay que buscarlas más allá de la naturaleza, y apuntar en la dirección de la reforma tributaria de marzo de 2019, que elevó los costos de producción, e impidió que los agricultores cumplieran el proceso correcto de fertilización.

“El alza de los insumos, obligó al productor a tener que seleccionar las etapas primordiales para ejecutar su plan de fertilización”, declaró Munguía, indicando que “la producción del año pasado se calcula en unos tres millones de quintales, pero este año se espera una reducción de los rendimientos globales, que nos permita cosechar unos 2.7 millones de quintales”.

En el país hay unas 220 000 manzanas de café, de las que 180 000 son productivas en este ciclo, en el que el corte avanza a más del 80%. Aunque este año, los mejores salarios que pagan los productores costarricenses, apenas sí disminuyó la mano de obra disponible, el hecho que mucho de los cafetales florecieran casi a la vez, sí introdujo un elemento de competencia por atraer a los cortadores.

Ganadería a la cabeza de las exportaciones

El ganado –en rigor, el principal rubro exportador del país, con 781.9 millones de dólares, si se suman todos sus subproductos- vio una matanza 7.2% menor que la del año anterior. Los datos presentados por Munguía muestran que en 2019 hubo una matanza de 525 667 cabezas, número que se redujo hasta los 487 878 en 2020.

Se han exportado 133 millones de kilogramos, que generaron unos 586 millones de dólares, superando el total exportado en 2019 en 4.4 millones de kilogramos adicionales (3.5%). El precio por kilo exportado apenas fue mayor en 0.003% que en 2019, dijo el experto, citando datos del Centro de Trámites de la Exportación (Cetrex).

Lluvias afectaron producción de Caña de azúcar

Este rubro, que en 2020 generó exportaciones por más de 146 millones de dólares sufrió un retraso en la zafra, que se explica por los excesos de lluvia que los campos recibieron en noviembre, lo que tuvo un impacto demostrado en la reducción de los rendimientos industriales, por lo que se espera una producción cercana a los 17 millones de quintales, muy similar a la del año anterior.

Munguía dijo que se proyectaba que la producción fuera mayor, “porque se esperaban mejores rendimientos, pero el clima bajó un poco el rendimiento industrial”, de una zafra que todavía no concluye.

Frijoles

Este año, el humilde frijol escaló al tercer lugar del podio de los productos agropecuarios que generó mayores ingresos por ventas internacionales, al acumular 116 millones de dólares, lo que es 51% más alto que el año previo.

Aunque la producción de este grano también se vio afectada por las lluvias, (que dejaron una pérdida de 30% a 35%, con algunos productores que lo perdieron todo), la mayor parte de las 335 000 manzanas de cultivos estaban en periodo final de producción, por lo que aún se espera una producción de cuatro millones de quintales.

El ciclo actual –el de apante- es el más productivo, generando cerca del 40% de la producción del grano rojo, mientras que se espera que la postrera genere 1.1 millones de quintales.

Munguía explicó que este es el momento en que comienza a mermar la existencia de frijoles en el mercado, porque ya casi se ha consumido la producción de postrera, pero cualquier escasez se suple con la cosecha de apante. Prueba de ello es que “lo más alto a que ha llegado el precio del quintal de frijol en el mercado, es de 1800 córdobas, y está similar al año pasado”.

El experto destacó que, a pesar que crecieron las exportaciones, eso no afectó la existencia del producto en los mercados nacionales, que estuvieron siempre abastecidos.

Maní

La producción de esta semilla fue de 4.2 millones de quintales, luego que el área de siembra fuera superior en 8% al ciclo anterior, mientras que las exportaciones cerraron 2020 en 90.1 millones de dólares.

“La cosecha no fue la mejor, pero sí fue buena tanto en rendimiento como en calidad. Se perdió producto en campo, por el atraso de la cosecha, por causa de las precipitaciones constantes. No se logró el crecimiento esperado, pero no hubo pérdidas lamentables en ese cultivo”, explicó.

Tabaco, plátanos, cacao

Aunque hubo atrasos en la cosecha, el tabaco pudo cumplir sus metas de producción, además de lograr un incremento en las ventas de puros, cerrando el año con 48.5 millones de dólares en exportaciones.

En el caso de los plátanos, se cosecharon unas 24 000 manzanas, aunque la calidad mermó por el aumento de las precipitaciones achacadas a los huracanes, cuyos vientos y lluvias afectaron especialmente al departamento de Rivas, que es un alto productor de plátanos.

Ambos fenómenos climatológicos propiciaron el surgimiento de hongos, lo que impidió el desarrollo de la fruta, y que la calidad bajara un poco. Adicionalmente, se observa una baja en la comercialización en los mercados, al disminuir la demanda, recibiendo los productores bajos precios por del producto, cuyas exportaciones se estiman en más de 15.4 millones de dólares.

Por su parte, los productores de cacao proyectan cosechar unas 18 500 manzanas, después de exportar más de nueve millones de dólares en 2020. Este es un cultivo que sufrió por los huracanes, observándose desprendimiento de frutos, así como árboles que cayeron sobre las plantas, y derribaron o deformaron los frutos, aunque “los productores están aplicando un buen manejo para reducir las pérdidas”, señaló Munguía.

Maíz, sorgo rojo, arroz y hortalizas

Las estadísticas recopiladas por Upanic, muestran cómo fue el desempeño de estos cuatro cultivos, cuyo mercado es fundamentalmente el interno, comenzando por el maíz, que es clave en la dieta del país.

El maíz no tuvo pérdidas considerables, (apenas un 10% de la cosecha de postrera, que aporta el 25% del total de ese grano en el año), a pesar de la lluvia, sin que se detecte desabastecimiento en los mercados que están pagando un precio similar al del año pasado: 480 a 500 el quintal, esperándose una producción total de poco más de 9 millones de quintales.

En el caso del sorgo rojo, se produjeron más de 380 000 quintales, de los que se vendieron unos 200 000 quintales a la industria, lo que fue muy provechoso para los productores, que han venido mermando sus áreas de producción. El rubro reportó rendimientos de 60 quintales por manzana.

De arroz de riego, se esperaba cosechar 36 000 manzanas para el ciclo de invierno 2020, pero se perdieron unas 2000 manzanas, (6%), que es precisamente el porcentaje en que esperaban crecer, así que todo quedó muy similar al año pasado, sin obviar que algunos productores perdieron la totalidad de sus cultivos.

En este caso, tampoco hay preocupación desde el punto de vista comercial, porque hay suficiente producto en los mercados.

Finalmente, las hortalizas, de las que no se habla mucho, esta vez inscribió su nombre en la lista de los cultivos más afectados, con pérdidas del 80% al 100% en algunos casos, con tomates, chiltomas, lechugas y repollos entre los más afectados.

La información recopilada muestra que hubo productores que, además de sus cultivos, también perdieron infraestructura, sumando hasta un millón de córdobas en daños.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Economía

Share via
Send this to a friend