Economía

Empresarios de Centroamérica: Hay preocupación “por la posición geoestratégica de Nicaragua”

Robert Vinelli, presidente de Fecaica: “lo más saludable es que los Gobiernos de la región sean democráticos”

Nicaragua y Centroamérica requieren impulsar acciones conjuntas en materia de facilitación de comercio, inversión en infraestructura, apoyo financiero y fortalecimiento de la democracia, para salir fortalecidos de la crisis biosanitaria y humanitaria causada por el covid-19 y la pasada temporada de huracanes, además de aprovechar las capacidades de desarrollo que tiene la región cuando opera de forma coordinada.

Es la opinión del presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones Industriales de Centroamérica y República Dominicana (Fecaica), el hondureño Robert Vinelli, quien, en entrevista con CONFIDENCIAL, abogó por que se estabilicen los precios de la energía y los impuestos, para “generar mayor desarrollo para el país”, y porque se pueda lograr “un ambiente democrático y abierto para atraer inversiones a cada uno de los países de la región”.

Al pensar en las condiciones necesarias para fomentar el desarrollo industrial de Centroamérica, menciona la urgencia de trabajar “en tres agendas simultáneas y complementarias: la reapertura inteligente de las economías, la reactivación económica y la reconstrucción”, sin bajar la guardia en cuanto a la aplicación de medidas de bioseguridad, y vacunar a los ciudadanos.

“En los países del Triángulo Norte que fueron afectados por las tormentas tropicales Eta e Iota, es importante un plan de recuperación y reconstrucción de la infraestructura, tanto públicas como privadas, que fue dañada por estos fenómenos naturales”, abogó el industrial.

También considera “fundamental” generar las condiciones en cada país, para poder refinanciar la deuda, permitir a las empresas acceder a recursos frescos para nuevas inversiones, e impulsar la simplificación administrativa.

Comprendiendo que las políticas no bastan cuando la política no está alineada, Vinelli dice que las condiciones indispensables para el desarrollo industrial, son “la estabilidad política, el fortalecimiento del Estado de derecho y la democracia; así como el combate a la corrupción en los países de la región”.

Por ello, “es vital que las distintas instituciones del Estado den muestras claras y precisas del cumplimiento de la ley, que se mantengan procesos electorales transparentes y participativos; y se emitan las normativas pertinentes para evitar la corrupción en nuestros países”, invitó.

La inestable cuestión nicaragüense

Al pedirle su opinión sobre las formas en que la inestabilidad nicaragüense afecta al resto de la región, el hondureño recordó que “en todos los países de la región se dan conflictos, pero por la posición geoestratégica de Nicaragua, podría llegar a complicarse la situación del resto de países, principalmente cuando llega a haber bloqueos, ya que las mercancías no pueden trasladarse del Triángulo Norte a Costa Rica y Panamá, y viceversa”.

Aunque “los miembros de Fecaica somos respetuosos de los procesos que se viven en cada país… instamos al diálogo a todos los sectores, para que puedan resolver sus diferencias ya que finalmente, la población es la que sufre las mayores consecuencias de los conflictos”, sentenció.

Vinelli recordó que Fecaica no es una entidad política, sino que vela por la integración regional, pero “abogamos por un ambiente democrático y abierto para atraer inversiones a cada uno de los países de la región. Lo más saludable es que los Gobiernos sean democráticos, ya que está ampliamente probado que este tipo de gobierno es el que promueve en mayor medida la competitividad”.

En el tema del clima de negocios en el país, mencionó que el sector industrial nicaragüense informó que se han incrementado los retos en los últimos meses “ya que se ha aprobado legislación nueva que complica su labor. A pesar de eso, se sigue invirtiendo en el país. Si se estabilizan los precios de energía, impuestos, etc. se lograría generar mayor desarrollo”.

Finalmente, recordó que “al inicio de la pandemia, el Gobierno de Nicaragua fue criticado por no haber tomado medidas más estrictas. Sin embargo, el sector privado asumió proactivamente la responsabilidad de cuidar a sus trabajadores y población en general”.

“Otro aspecto que se ha dificultado es el acceso de la población a los medicamentos y pruebas, ya que se han centralizado en el Gobierno”, considerando un acierto “no limitar la actividad productiva, lo que permitió seguir produciendo a ritmos similares prepandemia”.

Centroamérica necesita integrarse

Mientras se resuelve la cuestión política, el líder industrial aboga por la facilitación del comercio en la región, como una de las principales vías para generar condiciones para el desarrollo industrial.

“Si se logran bajar los tiempos y costos para trasladar los productos industriales en la región, se generará un efecto de beneficios en cascada, por lo que hay que invertir en infraestructura vial, pasos de frontera automatizados y eficientes, disminución de trámites burocráticos, transporte alterno de las mercancías, etc.,”.

En materia de integración aduanera, recuerda que “los principales esfuerzos… los han realizado Honduras y Guatemala, quienes llevan ya un largo camino recorrido, desde mediados de 2017, cuando se lanzó el proceso. El Salvador se adhirió posteriormente de manera formal, en agosto de 2018, pero aún le hace falta adoptar varias de las decisiones que Guatemala y Honduras tienen. Nicaragua solicitó ser observador del proceso, con miras a su posterior inclusión”.

Si bien todos los países del istmo son parte de la Unión Aduanera -que avanza a su propio ritmo- el Triángulo Norte realiza un proceso de profundización de esa integración aduanera por voluntad propia. “Si otros países de la región deciden acelerar la integración, lo ideal es que se sumen al proceso que ya lleva avanzado el Triángulo Norte”, abogó.

Vinelli enfatizó en cómo la pandemia permitió dimensionar la importancia real de invertir en tecnología, y tener una agenda digital para cerrar las brechas existentes en la región con el resto de Latinoamérica y el mundo”.

“También, debe invertirse en acciones para la lucha contra el comercio ilícito y el contrabando, como una de sus principales manifestaciones”, sin obviar el necesario apoyo a “la mipyme como principal tejido empresarial en la región, brindándoles acceso al crédito y capacitación en diversas áreas”.

Nicaragua aporta menos del 5% del PIB industrial regional

El sector industrial centroamericano es muy importante en la economía del istmo, aportando entre el 20% al 27% del PIB regional, además de generar entre 19% y 22% del empleo formal.

Otra forma de graficar la importancia de la industria es señalar que la mayoría de productos que se comercian de manera intrarregional son de carácter industrial (Centroamérica es el segundo mercado para la región), y que el 67% de lo que la región exporta al mundo proviene del sector industrial.

Por país, Guatemala (28.4%), Panamá (24.8%), y Costa Rica (23.1%), acumulan más de tres cuartas partes de la actividad industrial regional, mientras el cuarto restante se divide entre El Salvador (10.1%), Honduras (9.3%) y Nicaragua, en el fondo, con un marginal 4.7%.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend