Economía

Cepal calcula crecimiento del PIB en 7.4% en 2021 y proyecta 3% en 2022

BM lo mantiene en 5.5%, mientras que el BCN lo sitúa entre 7.5% y 9.5%. Empleos y salarios se mantienen deprimidos

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), calcula que la economía nicaragüense creció 7.4% en 2021, y que crecerá 3.0% en 2022, producto, entre otras cosas, del desempeño de la economía estadounidense, y de cómo avancen las tasas de vacunación. El Banco Mundial (BM) por su parte, sitúa esos números en 5.5% en 2021, y 3.0% para 2022.

Después de tres años de decrecimiento observados a partir de 2018 (producto de la represión gubernamental en contra de la ciudadanía que protagonizó la Rebelión de Abril) y 2020, año del inicio de la pandemia de covid – 19, Nicaragua regresó al terreno positivo en 2021, año en que podría crecer entre 7.5% y 9.5%, según el Banco Central de Nicaragua, (BCN).

Los datos para Nicaragua incluidos en el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2021, presentado por la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcenas, muestran que no existe relación entre los supuestos de crecimiento del PIB nicaragüense presentados por el BCN a lo largo del año, y el desempeño del empleo y los salarios en el país, tal como lo había destacado en septiembre de 2021, el economista Enrique Sáenz.

El informe de la Cepal muestra que en ese mes, el desempleo abierto estaba en 5.0%, (mujeres, 4.8% y hombres 5.2%), y que el salario medio real -que estaba decreciendo desde el 114.1 que alcanzó en 2018 (en comparación con 2020, como año base), marcaba 112.1, lo que refleja un crecimiento marginal de 0.3 con respecto a septiembre de 2020.

La inflación de 2021 sería de 5.0%, casi duplicando el 2.6% observado en 2020, cuando la decisión de los hogares y las empresas de quedarse en casa para frenar el contagio de covid – 19, frenó el crecimiento de la economía, a cambio de salvar vidas.

Del mismo modo, se muestra que el PIB per cápita de 2021 regresaría a terreno positivo (6.2%), después de caer tres años consecutivos, al marcar -4.6% en 2018; -4.9% en 2019, y -3.1% en 2020.

“La fuerte demanda en destinos clave de las exportaciones (Estados Unidos y China), los precios altos de los productos básicos y el volumen elevado y constante de las remesas enviadas a los países de América Central y el Caribe también apoyaron el crecimiento en 2021”, indica el informe Perspectivas Económicas Mundiales, que publica el BM.

Sobre este tema, la Cepal señala que “las remesas de migrantes crecen casi 30%… y continúan siendo una fuente de recursos externos muy importante para los países de la región, en particular para Centroamérica, México y algunos países del Caribe”.

Datos del BCN muestran que en 2020, el país recibió 1851 millones de dólares en concepto de remesas familiares, cifra que ya alcanzaba los 1557 millones de dólares en septiembre de 2021, por lo que no debería haber mayor impedimento para que el dato total de todo el año pasado, supere los 2000 millones de dólares.

“El dinamismo evidenciado por las remesas se vincula a la recuperación económica en los países de origen. También, en parte, al hecho que los migrantes se habrían beneficiado de los programas de estímulo y protección de empleo implementados en las economías emisoras, principalmente Estados Unidos y España”, dice el Informe presentado por la secretaria Bárcenas.

Cuidar la fiscalidad

Aunque ni en el informe de la Cepal ni en el del BM hay un capítulo específico dedicado a los balances e indicadores de la economía nicaragüense, ambos señalan algunos de los factores que incidirán en el entorno macroeconómico regional, y que llevarán a que las economías emergentes retomen las tendencias de crecimiento hasta el 2025, casi tres años después que las economía desarrolladas.

Bárcenas indicó que la región verá un menor crecimiento de las economías, y del comercio global, por causa de la desaceleración de Estados Unidos y de China, que son los principales socios comerciales de la región.

Al respecto, señaló que América Latina y el Caribe están enfrentando un contexto externo menos favorable, un menor espacio fiscal con grandes presiones inflacionarias, volatilidad cambiaria, menor inversión, y una lenta recuperación del empleo.

Partiendo de ese panorama, dijo que la región deberá revisar el gasto tributario y las regalías por extracción de recursos no renovables; mejorar la eficiencia recaudatoria; sumarse a los acuerdos globales de transparencia fiscal, y evitar la elusión interna de los impuestos.

En términos de captación de inversión extranjera directa (IED), los datos para Nicaragua muestran que después de alcanzar su punto máximo de 983 millones de dólares en 2015, la cifra se desplomó en 2016 y 2017; creció en 2018, y volvió a caer hasta llegar a los 444 millones de dólares registrados en 2020.

El Balance¨Preliminar muestra que la transferencia neta de recursos (en referencia al ingreso o egreso neto de capitales) fue positiva hasta 2017, y reportó pérdidas (o sea que enviamos recursos al exterior), por más de 2850 millones de dólares entre 2018 y 2021.

En esa misma línea, se muestra que la deuda externa bruta llegó a 13 538 millones de dólares en 2020, con lo que volvió a tomar el ritmo de crecimiento que se había frenado en 2018 y 2019.

Por su parte, la deuda pública bruta del gobierno central (como porcentaje del PIB), que decrecía sistemáticamente entre el 31.8% medido en 2011 y el 29.9% reportado en 2015, comenzó a crecer a partir de 2016, cuando subió a 31.2%, cerrando 2020 en 48.5% del PIB.

El 2020 fue un buen año para que el BCN acumulara reservas internacionales brutas (RIB), gracias en gran medida a las transferencias para paliar los daños causados por los huracanes Eta y Iota, más el apoyo internacional para combatir al covid – 19.

Las RIB cerraron el año 2020 en 3003 millones de dólares, con lo que frenaron las caídas de los dos años precedentes, y superaron el récord histórico alcanzado en 2017, que fue de 2593 millones de dólares. La cifra se elevó aún más en 2021, cerrando en 3837 millones de dólares, gracias, entre otros, a los 355.3 millones de dólares aportados por el Fondo Monetario Internacional.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend