Economía

Banco Mundial: Inseguridad alimentaria empeoró en Nicaragua

Encuesta revela que uno de cada cuatro hogares no consigue comida para todo el mes, pese al triunfalismo del Gobierno y el BCN

El 26% de los hogares en Nicaragua se queda sin comida antes que termine el mes, según una encuesta telefónica efectuada por el Banco Mundial (BM), a mediados de 2021, lo que es apenas un reflejo de cómo ha aumentado la pobreza en el país en el último año y medio.

La epidemia de covid-19 profundizó el estado de depresión económica en que cayó Nicaragua después que el producto interno bruto (PIB), decayera durante dos años consecutivos, a razón de -3.4% en 2018, y -3.7% en 2019, para cerrar 2020 en -2.0%, según los datos revisados presentados en el Informe Anual 2020.

Los datos de la citada encuesta indican que “el 44% de los hogares reportó ingresos más bajos”, y que “la inseguridad alimentaria también empeoró” en ocho puntos porcentuales, desde el 18% observado en febrero de 2020, hasta alcanzar el 26% citado anteriormente.

“Se estima que la pobreza [extrema], definida como vivir con un ingreso inferior a 3.20 dólares [menos de 112.5 córdobas] por persona por día… aumentó del 13.5% en 2019, al 14.6% en 2021”, (lo que representa unas 920 000 personas) y que rondará el 14% entre 2021 y 2023.

Según el Informe de Empleo, de la Encuesta Continua de Hogares al segundo trimestre de 2021, publicada por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) el ocho de septiembre pasado, casi dos tercios de la población económicamente activa (64%), no genera suficientes ingresos, o no los genera del todo.

“La tasa de desempleo abierto en el segundo trimestre de 2021 se ubicó en 5.1%”, mientras que “a nivel nacional, el porcentaje de la población que se encuentra en subempleo se ubicó en 45.0%”. Otro 13.9%, se ubica en la categoría de “trabajadores no remunerados”, indica la entidad estatal.

Covid-19 e inestabilidad política

No se conocen las estadísticas oficiales sobre pobreza general y extrema en el país, porque el Inide publica únicamente el Índice de Necesidades Básicas Insatisfechas, que no es una medición comparable, además que solo presenta los datos segmentados, sin ofrecer un número que los englobe a todos.

La última vez que se presentaron los datos de la Encuesta de Medición del Nivel de Vida (EMNV 2016), fue en julio de 2017, cuando el Banco Central de Nicaragua dijo que “la línea de pobreza general se redujo en 4.7 puntos porcentuales, pasando de 29.6% a 24.9%”, mientras indicaba que la pobreza extrema afectaba al 6.9% de la población.

Poco después, en agosto de ese mismo año, la presión del Gobierno impedía que la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg), presentara en la fecha programada, los resultados de su séptima Encuesta de Hogares para Medir la Pobreza en Nicaragua, auspiciada por la Cooperación Suiza (Cosude).

El crecimiento del 5.5% que pronostica el BM -que el Fondo Monetario Internacional prevé en 5.0%- para este año, será insuficiente para lograr una mejora sustancial en el combate a la pobreza, por causa, no solo de las ineficiencias e inequidades que marcan nuestra economía, sino también por la prevalencia de la epidemia en el país, que es el segundo más bajo del continente por número de personas inmunizadas, y el proceso electoral, que culminará con las votaciones del 7 de noviembre.

“A pesar de una creciente recuperación en el primer semestre de 2021, se espera que la actividad económica se vea afectada negativamente en el segundo semestre por la incertidumbre política en el período previo a las elecciones de noviembre, y el aumento de los casos de la covid – 19”, resalta el Informe del Banco Mundial.

PIB real cayó casi nueve puntos entre 2017 y 2020

Entre el 2000 y el 2017, el PIB redondeó un crecimiento promedio de 3.9% “gracias a una demanda interna impulsada por las remesas y por la Inversión Extranjera Directa (IED)… el inicio de la crisis sociopolítica en abril de 2018 y la pandemia de covid – 19 en 2020, dieron como resultado una contracción del PIB real del 8.8%, acumulativo entre 2017 y 2020”, calculan los economistas del BM.

“A pesar de la pandemia, la actividad económica se recobró con fuerza en la primera mitad de 2021. La recuperación estuvo encabezada por el consumo privado impulsado por las remesas, y un fuerte repunte de la exportación de mercancías, respaldado por la recuperación mundial. La inversión privada, que regresa de una base baja, la inversión pública en infraestructura, y el comercio, también ayudaron a la recuperación”, complementó.

De cara a los próximos meses, opinan que “el estímulo fiscal del gasto en infraestructura programado y relacionado con la covid – 19, debería continuar apoyando el crecimiento en el mediano plazo”, gracias a la minería, la manufactura, la construcción y la agricultura “en medio de precios internacionales favorables de las materias primas. La mejora gradual de las condiciones económicas debería al menos evitar nuevos aumentos en las tasas de pobreza”.

Vigilando los préstamos

Considerando que “Nicaragua es uno de los países menos desarrollados de América Latina, donde el acceso a los servicios básicos es un desafío diario”, el Banco Mundial financia proyectos que apuntan a reducir la pobreza, con préstamos otorgados por la Asociación Internacional de Fomento (AIF), que es como se denomina al fondo del Banco Mundial para los países más pobres.

Al 4 de octubre pasado, el Banco financiaba ocho proyectos en Nicaragua (carreteras, telecomunicaciones, administración de tierra, educación, salud, atención a emergencias por la covid – 19, y por los huracanes Eta e Iota), por un total de 423.7 millones de dólares.

Los más recientes son un crédito de 20 millones de dólares, aprobado el 8 de diciembre de 2020, para apoyar la capacidad de respuesta a la pandemia. El segundo, por 80 millones de dólares, aprobado el 22 de enero de 2021, es para ayudar a satisfacer las necesidades más urgentes de la población, especialmente los más pobres y vulnerables, que se han visto afectados de manera desproporcionada por los desastres naturales.

El Banco advierte que “ambos proyectos se ejecutan en colaboración con la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (Unops), y existen estrictos requisitos fiduciarios para garantizar que todos los recursos se utilicen en beneficio del pueblo de Nicaragua”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend