Economía

Banco Mundial: economía de Nicaragua decaerá -4.3 por ciento en 2020

Tercer año de recesión económica consecutiva será como 2018. Medidas para enfrentar la crisis requieren consenso y total transparencia

El Banco Mundial prevé que el Producto Interno Bruto de Nicaragua decaiga -4.3% en 2020, mientras el de América Latina y el Caribe (excluyendo Venezuela) caería -4.6%, según el informe ‘La economía en los tiempos del Covid-19’, a cargo del Economista en Jefe del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe, Martín Rama.

El cálculo de Rama se suma a otras previsiones, como la del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que advierte que la crisis sanitaria “podría llevar a que Nicaragua ligue tres años consecutivos de contracción económica”.

La recesión que comenzó hace siete trimestres, (la economía nacional cayó -4.0% en 2018 y -3.9% en 2019, según datos del Banco Central de Nicaragua) se vería reforzada por una más que previsible caída de las remesas, la inversión extranjera, el turismo y las exportaciones, coinciden el BM y el BID, y economistas como Néstor Avendaño, que desde antes de la crisis sanitaria, vaticinaban que la recesión continuaría en 2020.

Consciente de la gravedad de la crisis sanitaria –y económica- global, el Grupo del Banco Mundial prevé proporcionar “hasta US$160 mil millones en apoyo financiero durante los próximos 15 meses para ayudar a los países a proteger a los pobres y vulnerables, respaldar las empresas y afianzar la recuperación económica”.

Una parte de esos recursos se ofrecerá a países de más bajos ingresos, y otra para los de ingreso medio, detalló el experto.

El Banco dijo en un comunicado que está “tomando medidas amplias y firmes para ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su respuesta ante la pandemia, mejorar la vigilancia sanitaria y las intervenciones de salud pública, y ayudar al sector privado a mantener sus operaciones y los puestos de trabajo”.

A partir de la situación planteada, y de cómo evolucione, el BM no descarta que los gobiernos tengan que comprar acciones de bancos y grandes empresas privadas, para ayudar a enfrentar las consecuencias de la pandemia.

La propuesta de que el Estado se convierta en accionista de las empresas cuyo peso puede ser determinante para el éxito de la respuesta a la crisis, está dada por la intención de “apoyar a los más vulnerables, evitar una crisis financiera y proteger los puestos de trabajo”.

Esa decisión, así como otras tendientes a suavizar los efectos de la crisis financiera que acompaña a la crisis sanitaria, deben tomarse en un ambiente de amplio consenso y máxima transparencia.

“Debemos ayudar a las personas a enfrentar estos desafíos mayúsculos y asegurarnos que los mercados financieros y los empleadores puedan capear esta tormenta”, dijo Humberto López, vicepresidente en funciones para la región de América Latina y el Caribe, en un comunicado divulgado por el Banco.

“Esto significa limitar los daños y sentar las bases para la recuperación tan pronto como sea posible”, añadió.

“Si hay pocos recursos, hay que decidir dónde se van a poner, de forma transparente, y no destinarlos para ayudar a los que tengan mayor capacidad de lobby, sino a aquellos que generan más empleo”, dijo el Economista Rama, en una videoconferencia iniciada en Washington.

Tomar buenas decisiones ahora

En la conversación con periodistas de todo el continente, el economista en jefe del BM para nuestra región, advierte que, en todos los casos, “las próximas semanas y meses deben ser de diálogo para decidir dónde colocar los recursos. El proceso es muy importante. Debe hacerse con transparencia”.

Añadió que “la forma en que respondamos a la crisis ahora, incidirá en nuestra capacidad de rebotar [volver a crecer] después: las soluciones malas que se tomen hoy, volverán más difícil” el proceso de recuperación posterior a la crisis.

Rama detalló que “con recursos limitados, habrá que elegir si se ayuda a las familias, a las empresas financieras, a las que generan más empleos, o a las que exportan”, pero en todos los casos, debe obrarse con transparencia, para garantizar los máximos niveles de confianza por parte de la sociedad.

A modo de ejemplo, reconoce que a veces es posible que el temor al costo político y financiero de recapitalizar un banco, impida tomar esa decisión. Por eso insiste en la idea que los activos se manejen con el profesionalismo del sector privado, y no por influencias políticas.

“Cada país tendrá que ajustar cómo arma su espacio fiscal. Habrá pérdidas que tendrán que ser socializadas. No hay asegurador de última instancia, más que el Gobierno”, definió recordando que “también hay que ayudar a las mipymes: proteger el empleo ahora, es importante”.

“Los gobiernos deberán asumir la mayor parte de las pérdidas. La socialización de estas pérdidas podría demandar una participación accionaria en las instituciones financieras y en los empleadores estratégicos, a través de su recapitalización. Este apoyo será clave en la preservación de puestos de trabajo y en una futura recuperación”, dijo el comunicado del BM.

“Estos procesos deben ser transparentes; también deben establecerse mecanismos para gestionar los activos recién adquiridos, tomando como base las mejores prácticas de los fondos soberanos de inversión y las sociedades de gestión de activos”, abundó.

En términos generales, el Banco Mundial considera que “a fin de ayudar a los más vulnerables a sobrellevar la pérdida de ingresos derivada del aislamiento social, los actuales programas de protección y asistencia social deberán ser ampliados rápidamente, así como también su cobertura”.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend