Economía

Aislamiento de Ortega en OEA tiene “efectos indirectos” en organismos financieros

Enrique Sáenz: La decisión es de los Gobiernos que votan los préstamos. ”El papel de Dante Mossi en BCIE es indecoroso”

Las eventuales repercusiones financieras para Nicaragua por su salida y/o suspensión en la Organización de Estados Americanos (OEA), así como por el desarrollo de la crisis sociopolítica en la que está inmersa el país, dependerá de la lectura de estos acontecimientos que hagan los representantes de los distintos Gobiernos socios de los organismos multilaterales, la cual está condicionada por sus lineamientos ideológicos o intereses geopolíticos, advirtió el economista y analista político, Enrique Sáenz.

Sin embargo, Sáenz resaltó en una entrevista en el programa Esta Noche- que se transmite por Facebook y YouTube debido a la censura del régimen orteguista- que los acontecimientos políticos derivados de la farsa electoral del pasado 7 de noviembre y la ola de detenciones desatada por la dictadura, repercutirán en las decisiones que vayan a tomar los socios de los organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Mundial.

Explicó que no existe una repercusión directa o automática en las instituciones financieras internacionales por el hecho que Nicaragua haya iniciado el proceso de salida de la OEA o una posible suspensión del país a raíz de lo establecido por la Asamblea General de cancilleres de este organismo que se llevó a cabo el 12 de noviembre.

Por lo tanto, sin importar cuál de estos dos escenarios se concrete, no implicarán que automáticamente se tenga que replicar por las entidades financieras. Incluso por el mismo BID, ya que este organismo multilateral funciona al margen de lo que pase en la OEA, pese a estar enmarcado en el mismo sistema interamericano.

Sin embargo, Sáenz advierte que no hay que perder de vista lo que denomina como “efectos indirectos” en los votos para aprobar préstamos que emitan los Gobiernos socios de los organismos multilaterales.

“Aunque no hay una relación directa automática, obviamente si la hay desde el punto de vista indirecto, en el sentido de que el grueso de los votos en el BID incluye a Estados Unidos. Una parte de América Latina tiene un peso más bien relativo, pero también están los socios de Europa. Desde ese punto de vista, si hay una correspondencia entre las declaraciones políticas de los Gobiernos en el marco de la OEA y en el marco de la Unión Europea, con las decisiones que expresan en los órganos de gobierno de instituciones financieras como el BID, pues seguramente habrá una repercusión, pero no de manera automática”, explicó.

El escenario cambia un poco en relación al BCIE, institución que se convirtió en el principal salvavidas financiero del régimen, con 2280 millones de dólares otorgados entre enero de 2017 y junio de 2021.

Estados Unidos, el país que más presión política y diplomática ha impuesto al régimen en demanda de la restitución de las libertades civiles, está fuera de esta entidad financiera.  Sus principales socios son Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y la República de China Taiwán.

“Los órganos de gobierno del BCIE son la Asamblea de gobernadores y del directorio, en los que están representados los Gobiernos que se guían por sus intereses y por sus inclinaciones políticas. Ciertamente la presidencia del BCIE tiene un papel muy importante en el proceso de tramitación y ejecución de los créditos y en la agilización de los trámites, pero no es el presidente del BCIE el que aprueba (los desembolsos), son los representantes de los gobiernos. Habrá que ver cuál es la evolución política de estos gobiernos y la realidad de cómo evoluciona la crisis”, apuntó Sáenz.

“Dante Mossi ha tomado una posición indecorosa”

La presidencia del BCIE es ostentada por el hondureño Dante Mossi, un funcionario señalado de ser complaciente con los desmanes del régimen orteguista y cuya influencia fue la que convirtió a esta entidad regional en el principal proveedor financiero para la administración Ortega Murillo, luego que precisamente entidades como el BID, el Banco Mundial y el FMI se fueron desvinculando del régimen a raíz de la represión a las protestas civiles de abril de 2018.

Mossi busca su reelección al frente del BCIE y de acuerdo al exrepresentante de Costa Rica en esta entidad financiera, el costarricense Ottón Solís, el hondureño “promovió créditos para Nicaragua, y a nosotros nos llegaban al directorio, porque la estrategia de Dante Mossi es la reelección. El año entrante hay que elegir presidente del BCIE y él va a buscar la reelección, así que para él es importante tener el voto de Nicaragua”, según expresó en una entrevista publicada en CONFIDENCIAL.

Sáenz también cuestionó la tolerancia de Mossi con el régimen orteguista, y desestimó los argumentos del funcionario hondureño para justificar su postura.

“El presidente del BCIE ha tomado una posición indecorosa, hay que decirlo. Siempre argumenta que el BCIE es una institución apolítica, pero las acciones que adopta el presidente son políticas”, opinó.

Explicó que en el caso del BCIE buena parte de los recursos que capta y canaliza a sus socios provienen del mercado de capitales a nivel internacional.  Esto le permite a esta entidad financiera conseguir recursos en condiciones más favorables que los que podría lograr un Gobierno por su cuenta, y trasladarlos en forma de crédito para aquellos países que lo requieran.

La inestabilidad que trae Nicaragua como socia del BCIE

“Buena parte de esos recursos son endeudamiento liso y llano, porque no son recursos concesionales como los del BID o los del Banco Mundial. En consecuencias, sí los que otorgan estos recursos están atentos a la evolución política (de Nicaragua), a cuáles son las transacciones crediticias que se realiza con sus socios, evidentemente esto puede tener un impacto, si es que ya no lo tiene, en la reputación y en el riesgo que perciban estos prestamistas”, apuntó el economista.

“Estamos hablando de una situación política que está generando inestabilidad en la región, a partir del enfrentamiento de uno de los socios del BCIE (Nicaragua) con los principales socios comerciales de Centroamérica como son Estados Unidos y la Unión Europea”, añadió.

Sáenz es de los que piensan que el hecho que Ortega se haya asignado una victoria electoral luego del proceso sin competencia política de este 7 de noviembre no implica una consolidación política o muchos, una consecuente estabilidad económica.

El economista estima que el régimen tendrá muchas dificultades en el campo económico, las cuales serán visibles, pese a que el aparato de propaganda de la dictadura está enfocado enfatizar que Nicaragua vive una etapa de crecimiento económico constante.

“Ortega en estos momentos no dispone de ningún instrumento para revertir la crisis política. Puede buscar hacer un contubernio con sus aliados en enero para demostrar que tiene algún tipo de respaldo. Tampoco tiene ningún tipo de instrumento para revertir el aislamiento internacional, ni la grave situación económica que se vive y su impacto social. ¿De dónde va a recibir auxilio económico?, que no sea de las instituciones financieras multilaterales, solo que le caiga del cielo”, sentenció.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend