Emergencia Coronavirus

Dr. Leonel Argüello: Gobierno debe hacer prevención antes de la pandemia

Exdirector de Epidemiología del Minsa en los ochenta: No esperar más muertos, “ preocupa la alta mortalidad del virus en Nicaragua”

La decisión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de no ejecutar ninguna de las medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contagio del covid-19, “no tiene sentido”. A juicio del especialista Leonel Argüello, director de Higiene y Epidemiología del Minsa en los años ochenta, el Gobierno debería estar “haciendo prevención”, aunque no exista, según datos oficiales, contagio comunitario.

“La prevención se hace antes, durante y después. Hacer prevención hasta que tengás un caso comunitario no es lo correcto porque la prevención se hace desde antes y creo que aquí hay una confusión enorme”, explicó el epidemiólogo a CONFIDENCIAL.

El último reporte del Gobierno sandinista indicaba que en el país había nueve casos positivos, una muerte, y algunos casos en “seguimiento”. Descartaron nuevamente el contagio comunitario y reafirmaron que todos los casos son “importados”, a pesar de que Cuba, semanas atrás, informara que tres de los pacientes que han atendido, regresaron con el virus desde Nicaragua.

La credibilidad de la población hacia el Minsa cada día disminuye. En las calles las personas bromean con eso de que los pacientes están “delicados, pero estables”, asimismo, no creen que en el país existen solo nueve casos positivos, pues al mirar hacia el norte y hacia el sur, los contagiados en El Salvador y Costa Rica, superan varios centenares de casos.

Argüello explicó que si el Minsa y el Gobierno quisieran saber si existe o no contagio comunitario, podrían usar las 26 000 pruebas otorgadas por el BCIE, más las que tienen en sus reservas, y realizar un muestreo al azar a nivel nacional. 

“Por lo menos así lo manejé yo en los 80, normalmente uno va a hablar con las empresas que te venden esos reactivos y te prestan un equipo, al prestarte un equipo que te puede hacer hasta 90 pruebas en 40 horas, vos podés mantener un equipo descentralizado en el país, no tiene que ser solamente en Managua, entonces con esas pruebas, se podría salir de dudas de si existe o no contagio comunitario”, explicó el epidemiólogo.

Leonel Argüello, epidemiólogo nicaragüense. Foto: Claudia Tijerino

Argüello pertenece al Comité Científico Multidisciplinario que ha intentado desarrollar un diálogo con el Minsa, pero desconoce el número de pruebas que se han realizado a la población en los hospitales. Lamentó que los detalles que brindan los voceros del Minsa no sean similares a los ofrecidos en El Salvador o Costa Rica, pues de serlo, esa transparencia provocaría tranquilidad en la población.

“La tranquilidad no se logra quitándole a los médicos las mascarillas o los guantes en los hospitales, la tranquilidad se logra con información y comunicación transparente y aquí ya tenemos la pandemia. Si ya sabemos nosotros que vamos a tener enfermos y muertos, entonces se debería actuar correctamente”, expresó.

El epidemiólogo descartó tener información sobre el protocolo que está aplicando el Gobierno de Nicaragua para realizar un diagnóstico masivo con las 26 000 pruebas. Indicó que continúan actuando con total discreción y que solo maneja la misma información que todos los nicaragüenses escuchan cuando el secretario general del Minsa, Carlos Sáenz, se presentan ante los medios oficialistas.

“Hay dos maneras fáciles de hacer el diagnóstico. Una es tomar una muestra al azar en todo el país y así te das cuenta qué porcentaje de la población tiene el virus. Si lo encontrás en algunos es que ya hay circulación comunitaria y se acabó todo este problema. El segundo, te vas a todos estos lugares donde hay aguas negras, agarrás (una muestra) y verificás, pues el virus lo expulsamos por la orina y las heces”, señaló Argüello.

La alta mortalidad y el monitoreo ciudadano

 Aunque el desarrollo de la pandemia en el país es todavía una asignatura pendiente de conocerse, lo que más preocupación plantea al epidemiólogo Leonel Argüello es la alta mortalidad que tiene el virus en Nicaragua, a pesar de solo tener nueve casos positivos confirmados por el Minsa.

 A nivel de la región centroamericana hay más de cinco mil casos positivos, incluyendo a Belice y República Dominicana, siendo este último y Panamá los que tienen más contagios por ser países con mayor afluencia de turista. Lo interesante de este dato es que la mortalidad es alrededor del cuatro por ciento, o sea, de cada cien pacientes se mueren cuatro

“Y en Nicaragua se nos mueren doce, si lo sacamos proporcionalmente, y si lo comparás con el siguiente país, estarías hablando de Honduras que tiene un

seis por ciento  de mortalidad y nosotros duplicamos, y si hablás de Costa Rica, que tiene menos del uno por ciento  nosotros tenemos doce veces más mortalidad, entonces lo que más me llama a mí la atención en los números es la altísima mortalidad que tiene Nicaragua, o sea, 12% es arriba de la mortalidad que tiene Italia y de la que tiene España”, analizó Argüello.

El epidemiólogo reconoció que, si bien en Nicaragua todavía hay pocos casos positivos anunciados por el Gobierno, no dejó de elevar su preocupación por el porcentaje de mortalidad que existe en Nicaragua. Cuestionó el por qué tenemos este dato, tan temprano, y sobre lo que podría estar pasando con el resto de casos. “En la medida que haya más casos espero que baje, pero eso es lo que más me llama la atención”, señaló.

Contrario a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el Gobierno de Nicaragua mantiene concentraciones masivas a pesar de la emergencia del coronavirus. Carlos Herrera | CONFIDENCIAL

Sobre el trabajo que está realizando el Observatorio Ciudadano, que registra más de 70 casos sospechosos, por distintos síntomas, versus los cinco que tiene en vigilancia el Minsa, Argüello reconoció que en la epidemiología los rumores tienen validez, y si este grupo ha corroborado los datos a tal punto de acercarse lo más posible a la realidad, tienen un gran valor.

“No es la cifra oficial, pero tiene un valor indicativo de cómo están las cosas. Es como cuando no ves el fuego, pero olés el humo, oís el ruido que se te está quemando el monte, entonces eso tiene su valor”, indicó.

Argüello también se refirió al número de casos que podríamos tener si no se hace caso a las recomendaciones de la OMS. “¿Cuántos casos estamos dispuestos a tener o cuántos muertos estamos dispuestos a pagar para que se haga lo que se tiene que hacer en este país? Yo creo que ni uno más, ya tuvimos a un muchacho que debería haber vivido 30 o 40 años más y que falleció. Yo creo que nuestra tolerancia no puede ser más muertos y nosotros podemos evitar esa mortalidad”, refirió.

La reacción frente a la OPS

En esta Semana Santa a pesar del pronunciamiento que hizo el martes pasado la directora de la OPS, Carissa Etienne sobre el hecho de que el gobierno de Nicaragua no estaba acatando las recomendaciones de la OMS, el Intur y algunas alcaldías continuaron promoviendo contactos y aglomeración entre la población. Hubo algunos eventos masivos como la elección de “Miss Verano en Poneloya”, pero en general, la ciudadanía optó por protegerse.

Argüello valoró de forma positiva la decisión de los ciudadanos, y exaltó que han respondido, en su mayoría, de forma impresionante para mantener el autocuido. Señaló acciones como las hechas por un chofer de un autobús, que dispuso de agua y jabón para que los usuarios se lavaran las manos cuando entraran a la unidad de transporte, asimismo, el hecho de que en las zonas rurales los padres optaran por no enviar a sus hijos a clases.

“La población respondió (a pesar del impulso del plan verano del Gobierno). Ya se demostró en China que el distanciamiento social, que la gente se quede en su casa, que no haya tumulto, es lo que evita que el virus se propague rápidamente”, recordó.

De Centroamérica, Nicaragua es el país que menos casos de covid-19 ha reportado oficialmente. EFE | Confidencial

El epidemiólogo indicó que la cuarentena debe ejecutarse, haya o no, contagio comunitario. Insistió en que no hay lugar a dudas de que el país debe hacer un cierre tal y como lo hizo El Salvador, pues esta es la última tabla de salvación que existe para frenar el impacto de la pandemia.

“El hecho de que el Gobierno diera una semana es una medida inteligente y espero que sea una medida previa para cerrar los centros de estudios, espero que tomen esa decisión. Como Comité Científico Multidisciplinario, estamos dispuestos a apoyar al Gobierno y cualquier institución, a los diferentes grupos organizados que nos han llamado. Yo espero que se comiencen a tomar otras medidas”, consideró.

Sobre las declaraciones que realizó la directora de la OPS la semana pasada acerca de que el Gobierno no ha aplicado las medidas de distanciamiento social y que existe una gran preocupación en relación a las pruebas, Argüello dijo que esa declaración estuvo ligada a la presión que hizo el presidente Trump de retirar la ayuda financiera a este organismo.

“La OPS casi le da un premio a Nicaragua por cómo estaban actuando. Ahora dicen lo contrario, que es lo correcto, decir que no se están cumpliendo, si ellos consideran que no se están cumpliendo las diferentes recomendaciones. Si ese comunicado tiene una incidencia a nivel local, excelente, pero hasta hoy no han llamado a organismos no gubernamentales, la OPS tampoco se ha reunido con la empresa privada y tengo entendido que tampoco ha recibido a los periodistas”, señaló.

Argüello dejó sentada su preocupación por el personal de la OPS que trabaja en Nicaragua, pues en un primer momento afirmaron que el gobierno estaba cumpliendo con las recomendaciones necesarias y que el modelo de salud comunitario iba a resolver este problema de la pandemia. Declaraciones que, a juicio del experto, no sabe de dónde las sacaron, pues el sistema de salud nicaragüense no es ni como el de España ni el de Italia, como para soportar un golpe tan fuerte.

“Toda la gente que ha hecho proyecciones matemáticas plantean que aquí puede haber, para finales de mayo hasta diez mil muertos inclusive otros plantean 49 000, creo que le caben hasta 68 000, cuando acabe la pandemia. No debería haber muertos, si esta es una enfermedad que se previene si te mantenés a dos metros de distancia, si no te tocas la cara, no saludás de mano y te mantenés en tu casa”, finalizó el experto.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend