Fernando Bárcenas

Sin Cristiana no hay elecciones

En el fondo, Ortega se ha puesto de cabeza, y se inhibe a sí mismo. Apunta –sin percatarse- contra su régimen, con su legalidad abusiva, fraudulenta

¿Ir a elecciones fraudulentas?

El fraude convierte a Ortega en un usurpador fuera de la ley. Hay que señalarlo como tal.


Razonemos sobre estrategia

Lo único sensato, estratégicamente, es que el descaro del fraude le cueste caro, políticamente, a Ortega


De la ruta de abril…a la suscripción popular

suscripción popular

La suscripción popular podría ser una demanda para constreñir a Ortega a retroceder. Pero, lo importante es hacer que retroceda


¿Sí o sí?

CSE, Gobierno orteguista

El conversatorio de la Fundación Arias inspira al editorialista de La Prensa que incita a participar en elecciones bajo las reglas de Ortega


El peligro del subjetivismo reaccionario

Si el programa de CxL es posible fusionarlo con otros programas rivales, de la Coalición, significa que es sobrancero y, a la vez, incompleto


El significado político de la pelea de “Chocolate”

Era un evento deportivo politizado repugnantemente por el “Chocolate”. Y su derrota fue un triunfo político nacional, puñetazo menos o puñetazo más


Alguien que no sabe razonar desbarra

Confidencial | Carlos Herrera

La lucha contra la dictadura es una necesidad humana, no una opción, y las batallas decisivas aún están por venir


Send this to a friend