Confidencial » Política » Leer artículo

Un gesto hacia EEUU

Ortega somete ante AN nombramiento de Embajador

* Opositores demandan que envíe los otros nombramientos de Ministros y embajadores para que sean ratificados.

Carlos Salinas Maldonado | 27/5/2010
@CSMaldonado

El presidente Daniel Ortega rompió momentáneamente con una norma que ha caracterizado su forma de gobernar. A través del diario oficial La Gaceta, el mandatario remitió el martes pasado a la Asamblea Nacional el nombramiento de Francisco Campbell Hooker como embajador en Washington, para que el Parlamento lo ratifique.

Hasta ahora Ortega ha hecho nombramientos de funcionarios y diplomáticos a diestra y siniestra, sin tomar en cuenta a los diputados, facultados según la ley para aprobar esos nombramientos.

El Acuerdo Presidencial 106-2010, publicado en la edición 97 de La Gaceta, ordena el nombramiento de Campbell como “Embajador Extraordinario y Plenipotenciario” ante el Gobierno de Estados Unidos.

En el artículo segundo, el acuerdo ordena remitir a la “Honorable Asamblea Nacional” el nombramiento de Campbell para que sea ratificado de conformidad con lo establecido en el numeral 30 del artículo 138 del Poder Legislativo, mismo que hasta ahora el presidente Ortega no había tomado en cuenta.

A pesar de que Estados Unidos ya había notificado que aceptaba a Campbell como embajador, quedaba pendiente saber si éste sería recibido por el presidente Barack Obama para que presentara sus cartas credenciales, lo que dependería de que Ortega decidiera someter a la ratificación de la Asamblea el nombramiento.

De esta manera el presidente Ortega se evita una controversia diplomática con Washington, que tiene el compromiso de respetar las leyes nicaragüenses.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen había criticado fuertemente esa forma de gobernar de Ortega, y en una carta a la Secretaria de Estado de su país, Hillary Clinton, la congresista exigió al Gobierno de Obama que no aceptara a Campbell mientras éste no fuera ratificado por la Asamblea Nacional.

Montealegre: Es una burla

El diputado opositor Eduardo Montealegre catalogó la acción del presidente Ortega como “burla” y dijo que su posición es no tramitar el nombramiento de Campbell hasta que el mandatario envíe a la Asamblea para su ratificación todos los otros nombramientos de ministros, viceministros, embajadores y otras funcionarios públicos.

Montealegre dijo que discutirá con los diputados de su bancada y con los del PLC y MRS la acción del mandatario, pero aclaró que la discusión de la ratificación de Campbell en última instancia es una decisión de la Junta Directiva del Parlamento.

“Es obligación constitucional del Presidente solicitar la ratificación de ministros, viceministros y embajadores. No veo por qué hacer la diferencia con un embajador en Estados Unidos con el resto de nombramientos, simplemente porque una congresista puso presión”, dijo a Confidencial Digital, vía telefónica, el diputado opositor.

Montealegre le sugirió al presidente Ortega que enviara a la Asamblea todos los otros nombramientos pendientes de ratificación para que así “cumpla con su obligación constitucional”.

“¿Por qué vamos a tramitar de prioridad este nombramiento? Mientras no envíe el resto no se debería ver el de Campbell. Lo que ha hecho el Presidente es burlarse de otros países y de los nicaragüenses”, dijo Montealegre.

Enrique Sáenz: No sólo el caso de Campbell

El diputado por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Enrique Saénz, dijo que su bancada va a analizar la propuesta  de Ortega, pero criticó la decisión del mandatario de someter a ratificación del Parlamento solamente el nombramiento de Campbell.

“Lo que es lamentable es que el Presidente cumpla con la ley más por mandato de potencias extrañas que por lo establecido en la Constitución y el compromiso con los propios nicaragüenses”, dijo Saéz, en referencia al crítica de la congresista Ros-Lehtinen.

Saénz dijo que su bancada presionará para que Ortega “cumpla con la Constitución” y someta a ratificación los nombramientos pendientes.

Comentarios

5
bzerrobb

No es que Daniel Ortega nos quiera confundir con esta último acto. Lo que pasa es que debe haber existido alguna sugerencia para que "su" representante diplomático, no tuviera que enfrentar problemas en el ejercicio de sus funciones es ese país. También, por que está en campaña para su reelección. Así mismo podría ser que les quiere quitar el lunar que tanto le han arrostrado la oposición y la sociedad civil. Mas miedo le tengo cuanto más "rectifique".

4
Eduardo

Hagan lo que les parezca mejor. No es aceptable que los Danielistas manden solo a Hooker (pregunta, jay traduccion de ese nombre?) porque esta obligado por un poder extrangero. Significa que Daniel solo obedece el poder y leyes gringas, y no las nicas? Al presentar a Hooker, admite que viola la ley al no presentar los otros. La Asamblea tiene derecho a ejercer su poder de no aprobar uno sin que le presente los otros.

3
Juan M

Estoy de acuerdo en que se debe tramitar este nombramiento y a la vez exigir que el [presidente envie el resto. Seguir paralizando las cosas no es conveniente para el. pais. Pero la tactica de el orteguismo de presentar como vagos a sus opositores es clara. Qjuien ha creado todos estos problemas ha sido Don Daniel Ortega quien ahora, despues de ser el mas antimperialista, como borrego pide la aprobacion de la AN. Las vueltas que da la vida. Esa es la supuesta "izquierda" que solo lo es en palabras. La mas grande estafa jamas realizada. Nos metren ahora el "somocismo" disfrazado de populismo pero son la misma cosa.

2
Alejandro E. Rocha

Idiay y no es que estaban llorando por que no los tomaban en cuenta, ahora que se les envia para que ratifiquen al embajador los boludos DipuVagos, dicen que no hasta que envien el resto de nombramiento que no han pasado por ahi, como dice un comentario por ahi, empecemos por este, y que de aqui en adelante se usen los procedimientos que establece la ley.

1
Ricardo

Creen el precedente. Aprueben este, y exigan el resto.

Siempre inician con el no en la boca.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor