Confidencial » Centroamerica » Leer artículo

"Espantosa" corrupción afecta su desempeño

Policías centroamericanas colapsadas por crimen organizado

• Militarización de las policías pone en evidencia el decaimiento de las fuerzas policiales en la región, asegura experto.

Alvaro Navarro | 22/2/2012
@NavarroNewsNic

Las fuerzas policiales de Centroamérica, sobretodo en el llamado triángulo norte (El Salvador, Honduras y Guatemala) están rebasadas en su capacidad de frenar la violencia protagonizada por las maras y el crimen organizado, que anualmente cobra un promedio de 62,65 muertos por cada 100 mil habitantes entre los tres países, explicó el experto en defensa y seguridad, Roberto Cajina, en el programa televisivo Esta Noche, que se transmite por canal 12.

Cajina dijo que las fuerzas policiales están colapsadas porque nunca se les dio la atención que merecían ni se trabajó en políticas de prevención o en estrategias de Estado para la seguridad pública.

Comentó que más bien los gobiernos han ejecutado planes de “mano de hierro” para enfrentar con violencia a las maras, un proceso que lleva forzosamente a la militarización de las policías, con lo que al mismo tiempo se está reconociendo el fracaso de las fuerzas de seguridad.

Igualmente se refirió al caso de Nicaragua, donde pese a no estar legislado, el gobierno destina fuertes contingentes del cuerpo castrense para planes de seguridad en el campo, particularmente a proteger las fincas cafetaleras.

Agregó que el Presidente de la República solamente está facultado por la Constitución a movilizar militares en casos de grandes calamidades o desórdenes, pero “el plan permanente de seguridad en el campo no está en situaciones de calamidad ni de grandes desórdenes”, reprochó.

Aunque Cajina reconoció que dichos planes con el Ejército han reducido la criminalidad contra los productores del país, también revelan que “la Policía no ha sido capaz de reducirla” por sí sola.

Cifras de horror a causa de la droga

Según las estadísticas policiales de El Salvador, el año pasado ese país registró 4 mil 308 homicidios, un 9,3% más que en el 2010, mientras Honduras, calificado por el diario norteamericano The Washington Post como “la capital mundial del crimen” acumuló en el 2011 más de 6,700 muertes violentas, atribuidas a las operaciones de pandillas y a la venta de drogas.

Se calcula que por Centroamérica pasa cerca del 90% de la droga que se consume en Estados Unidos, sin embargo, las autoridades norteamericanas recientemente ofrecieron financiar solo el 25% de los recursos para enfrentar al narcotráfico, mientras los países centroamericanos deberían pagar el 75%.

Dijo que aunque la propuesta del recién electo presidente de Guatemala, el general Otto Pérez Molina es una acción desesperada por la falta de capacidad para enfrentar a los criminales, tampoco descarta que dicha iniciativa busque ponerle presión a Estados Unidos por esa renuencia a soltar recursos para fortalecer la seguridad en la región.

Cajina fustigó el acuerdo suscrito en junio de 2011 en Guatemala, en el marco de la Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de seguridad en Centroamérica, en la que se estableció el desembolso de dos mil millones de dólares, de los cuales 1,800 millones son en concepto de créditos. “¿Cómo es posible que nosotros en Centroamérica nos tengamos que endeudar para que Estados Unidos consuma menos droga?”, se preguntó el experto.

El estudioso también dijo que los países del triángulo norte de Centroamérica estarán más preocupados por sus problemas de pandillas que por detener la droga que transita hacia EE-UU, sin embargo, destacó que los resultados son más cuantificables en el tema del narcotráfico porque se puede evidenciar cuánta droga ha sido incautada o cuantos narcotraficantes han sido eliminados o capturados.

Mientras que en el tema de “violencia juvenil o maras y en crimen transnacional organizado no hay resultados porque no hay prevención, no hay reforma policial ni judicial ni reforma penitenciaria” dijo, al tiempo que lamentó que “el nivel de corrupción que existe en las estructuras o el circuito de justicia penal en Centroamérica, es espantoso”.

¿Policía nicaragüense un modelo?

Aunque Nicaragua todavía se mantiene con mejores niveles de seguridad con relación a los vecinos del norte de Centroamérica, lo que oficialmente las autoridades nacionales atribuyen a la labor comunitaria de la Policía, esos índices podrían verse diezmados por la politización en dichos programas que la institución del orden condujo con éxito hasta antes del ascenso al poder de Daniel Ortega.

Cajina reconoció que el modelo preventivo, proactivo y comunitario de la Policía Nacional habría dado buenos frutos en la lucha contra la delincuencia juvenil porque dicho modelo estaba sustentado en los Comité de prevención social del delito, “pero del 2007 para acá eso ha cambiado y ya no son los comités de prevención social del delito los que sustentan como uno de los pilares fundamentales ese modelo, sino son, las estructuras partidarias, los CPC (Consejos del Poder Ciudadano) o los CLS (Consejos de Liderazgo Sandinista). De tal manera que ya la relación Policía-comunidad, prácticamente se está diluyendo y lo que hay más bien es una relación policía estructuras partidarias”, lamentó el experto.

Comentarios

2
Nidia

Que brujo este Cajina. Asi yo tambien quiero ser analista para ganar mis dolaritos. Pero si nada nuevo esta diciendo este Sr. Y...comenta como si esta descubriendo america.

1
argonzalezc31@hotmail.com

la delicuencia avanza en nicaragua

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Centroamérica

Otros artículos del mismo autor