Confidencial » Opinión » Leer artículo

La memoria cristalizada en el fraude

Guadalupe Salinas | 20/11/2011

Un acto más de la tragicomedia sin fin que constituye la realidad del paisito se ha cerrado y se inicia otra etapa, que de acuerdo al desarrollo histórico, abre nuevas oportunidades. Por ello, partiendo de la historia del tiempo presente, -los acontecimientos o fenómenos sociales que constituyen recuerdos de al menos una de las tres generaciones que comparten un mismo proceso histórico ya finalizado-  considero de primer orden, que quienes somos parte de ellas, efectuemos y compartamos una relectura de los hechos que han configurado nuestra cultura e identidades políticas. Para llegar al tema que la realidad impone: el afianzamiento de una dictadura por la vía del fraude electoral y lo que ello implica para el hoy y el mañana.

No incluyo en la invitación a los sectores medrantes o acomodados en cargos públicos o no, que asumen posiciones de apoyo al caudillismo autoritario no por necesidades materiales ni por falta de conocimientos e información. Ellos siempre existirán en cualquier sistema y en el caso de Nicaragua son los principales responsables del estado de situación, pues alimentan y sostienen los egos de los caudillos, a la par que sus estilos de vida.

Van mis anotaciones:

1. El conjunto de valores dentro del cual opera el sistema político y forma parte de nuestra cultura política, ha dado paso a una dictadura partidocratica y neopopulista plebiscitaria remozada para el modelo socioeconómico de este siglo. Pobreza, demagogia, la religión y sus milagros incluida conversiones y alianzas entre “pecadores” devenidos en eternos penitentes y sus confesores, junto con insuperables niveles de desinformación y fanatismo, han sido las principales herramientas para lograrlo.

Lo más grave de ello es que todos los vicios propios de esas formas de ejercicio de la política: autoritarismo, caudillismo, cinismo, corrupción, abusos de todo tipo –incluyendo sexuales-, manipulación de las creencias, necesidades, sueños y anhelos legítimos de amplios sectores de la población, han venido siendo validados durante varios años como valores “revolucionarios”, con la intención de mantener a las personas, especialmente jóvenes, sin referentes de autoestima, incapacidad de crítica y autocrítica; en fin, arrastrarlas al nivel de súbditos, vasallos o encomendados.

2. ¿Porqué será que a pesar de tener presente hechos históricos que forman parte de los recuerdos, memorias y aprendizajes que han conformado nuestras identidades políticas, nuestros sistemas de memorias como nicaragüenses no han desarrollado capacidades para impedir la repetición de ideas, actitudes y comportamientos que la historia y experiencias han demostrado hasta la saciedad ser erróneos y nocivos para nuestra vida en sociedad?

Parodiando a Joaquín Pasos, ¿Porqué pareciera, que: “Todo se quedó en el tiempo, Todo se quemó allá lejos” de las mentes y voluntades de muchas de las personas que podrían aquilatar los conocimientos y experiencias vividas, ya no digamos transmitirlas a sus descendientes? ¿Qué hacer, para superar estas constantes?

Algunos ejemplos:

1. Sabemos que a partir de la independencia y la herencia colonial, las luchas entre los grupos de poder económico preponderantes identificados inicialmente como monárquicos vs. republicanos; centralistas vs. federalistas y que devienen en el siglo IX, como legitimistas y democráticos, dio lugar al surgimiento de los partidos políticos conservadores y liberales.

Estos se configuraron a través de grupos de poder cuyos liderazgos se concentran en la cúpula dirigente de uno o varios partidos que representan a grupos económicos tradicionales o emergentes (partidocracia), y de liderazgos individuales de personas que se asumen y son reconocidos como caudillos, contando con el apoyo de grupos o personas con identidad de séquito (neopopulismo plebiscitario).

Ambos tipos de liderazgos se consideran providenciales; creen y pretenden convencer a todos los sectores sociales, de ser ellos la solución a todos sus problemas y manipulan el estado de situación en que sus propias actuaciones mantienen en mayorías poblacionales, pretendiendo convertirlas en valor permanente mediante un asistencialismo y prebendas permanentes que no posibilitan el crecimiento ni de las personas ni del país.

Además de poner de manifiesto la existencia de una mentalidad patriarcal, de jefes de clanes o tribus, propio de sociedades primitivas, esos tipos de liderazgos generan alta discrecionalidad en aplicación de las normas constitucionales y legales, así como en la gestión de los recursos, derivando además de corrupción ampliada, extendida, el efecto perverso de producir exclusión social de los que no forman parte de sus partidos.

Sabemos que con variación de matices, lo anterior ha sido una constante en los grupos políticos que han gobernado nuestro país. En la historia reciente, del tiempo presente e historia inmediata, podemos constatarlo con el PLN de Somoza, el PLC de Alemán y las dos versiones del FSLN que han existido. Conocemos las consecuencias negativas que han representado los intentos y concreciones re-electoreras y violaciones constitucionales de Fruto Chamorro, Tomás Martínez, Roberto Sacasa, José Santos Zelaya, Adolfo Díaz y los Somoza García - Somoza Debayle.

Sin embargo, seguimos enganchados en ellos.

2. Recordamos que apenas 32 años han pasado desde que ocurrió en el país, una revolución popular y que entre las principales banderas enarboladas para aglutinar voluntades y desencadenar múltiples actos de todo tipo para para hacerla posible, se encontraban la defensa de las libertades públicas y la no reelección como medio para el cese de la represión y la corrupción mediante el uso del poder público y el fin de los enriquecimientos ilícitos de las clases gobernantes.

Y que el partido que capitalizó la lucha popular, no fue capaz de modificar las bases de nuestra cultura política; antes bien, amplió el autoritarismo, el caudillismo y la subordinación lumpenesca, al grado que logró acallar cualquier voz disidente y desarticular hasta el presente, la incipiente articulación de identidades ciudadanas que se perfilaban entonces, con los entusiastas eslóganes que acompañaron su mandato por parte de sus seguidores, tanto si perseguían o no a quienes denominaban disidentes, traidores o somocistas”. ¡Dirección Nacional, ordene, ordene! ¡Somos turbas y qué, y qué y qué…! Esas fueron las bases con las que el actual FSLN alimentó hasta ahora, al porcentaje de población que conservó.

3. Nerón después del incendio de Roma dio significativos apoyos a la población, por lo que de acuerdo con la recomendación del historiador romano Cornelio Tácito hace 2000 años, no me decanto ni por la adulación ni el desprecio absoluto a los logros del tirano a causa de sus crímenes. Creo que el actual caudillo aumentó su porcentaje de votos, pero no en la cantidad que se arroga, demostrado con los hechos fraudulentos que ellos saben existieron.

El actual titular del Ejecutivo y sus seguidores dicen que no creen en elecciones, pero su amañada participación y ausencia de transparencia en éstas, solo da lugar a dos conclusiones: 1. Es un mentiroso que utiliza el concepto de democracia directa como una herramienta para alimentar su ego y defender sus intereses. 2. Al menos la mitad más uno de las y los nicaragüenses no compartimos su proyecto mesiánico.

Segura que no dejaremos condenada a nuestra sociedad, concluyo con un pensamiento de la filósofa rusa-norteamericana, Ayn Rand, en su libro, La Rebelión de Atlas. “… Cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores. Cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted. Cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto sacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada”.

Comentarios

7
Porfirio Alonso Artola Guerrero

Leo los comentarios de varios y cada vez me doy cuenta que es cierto que un pueblo se merece el gobierno que tiene. En Nicaragua eso es una gran verdad, pero es a costo de la pobreza y de la consiguiente ingnorancia (falta de acceso a la educacion) de la gran mayoria de la poblacion. Cómo se le exige a un pobre que tiene un promedio de educacion de tercer grado que pueda analizar y desemascarar que Daniel Ortega y su pacotilla lo usa a través del triste bono solidario, de láminas de zinc, de juegetitos y caramelos en época de navidad?. Y, obviamente, este tipo postración de la población humilde, que es la mayoría, es promovida por el sistema corrupto de turno, porque de la pobreza y de la ignorancia se alimenta su poder.

6
Francisco Mendoza

Son buenísimos para criticar pero alguna vez han sido buenos para trabajar por los pobres, por aquellos que con su sudor sacan al país adelante con su trabajo, alguna vez algún gobierno del 90 al 2006 hizo algo en pro de la población, jamas se vio una política de beneficio, sin embargo le quitaron a la población el derecho a la educación y salud gratuita, hubieron luchas del 6% universitario donde murieron jóvenes defendiendo un derecho constitucional que los políticos de la fecha quisieron quitar, a las personas de las bananeras pasaron años postrados frente a la asamblea y nada de darles una respuesta, fueron tantos los atropellos y ahora quieren satanizar a un gobierno que le ha regresado todos los derechos constitucionales al pueblo... Por ello el pueblo lo ha elegido en su gran mayoría...

5
Sergio M. Aranda

El articulo es excelente por cuanto nos hace percibir que cada dia caemos mas en la indefension ante los poderosos y corruptos de turno. Y cuanto mas buscamos en el horizonte incierto de nuestro futuro, mas nos dolemos al ver que en el camino quedaron esparcidas la autoridad moral y el liderazgo espiritual de quien una vez fuera verdadero guia y ejemplo moral de nuestro pueblo. La historia se encargara de juzgarlo. Y no creo que para el la calle esta dura.

4
MarlonU

En 1990 despues de la derrota electoral Daniel dijo: ¨Los pobres no tienen partido politico, los pobres tienen necesidades¨ eso lo comprendio bien e FSLN, y durante este gobierno ha trabajado tratando de mejoras que llevena satisfacer las necesidades de educacion, salud, energia, transporte, vivienda, caminos y trabajos para los mas pobres, La derecha siempre ha creido que con solo el discurso antisandinista de terror por la guerra, inflacion, confiscaciones, represalias de EU, dictadura, etc seria suficiente para que la gente siempre votara masivamente contra el FSLN, ahora que ven que eso no les resulto se hallan perdidos y sin estrategia clara por lo que siguen con mas de lo mismo!

3
el tigre

Para giwreh: el neoliberalismo aterrizó con las famosas compactaciones a finales de los 80 en este desgraciado pais...podés decirme cuáles son tus argumentos en cuanto al famoso combo estilo reyes magos que tu DOS le regalará al pueblo con las reformas al INSS, la tributaria y el aumento de las tarifas de energía...esas REFORMAS las negoció el SATRAPA MAYOR, TU JEFE...DON JOSE DANIEL ORTEGA Y SAAVEDRA CON LOS CUERVOS DEL FMI Y CON LA COMPLICIDAD DE LOS COSEPOS...ESA ES UNA REFORMA NEOLIBERAL EN SU ESENCIA...Ojalá y te pongás a "cranear" LAS CONSECUENCIAS QUE ACARREARà EL FAMOSO COMBO A LA CLASE MEDIA Y A LOS POBRES DE ESTE PAIS...El discurso y la palabrería cajonera y barata que usa el ORTEGATO para convencer a INCAUTOS ya caducó...ahora que SON GOBIERNO QUIERO VER CON QUÉ CUENTOS SALEN A LA GENTE...AH! SE ME OLVIDABA: CON QUÉ CAROTA SALDRÃN LOS EDWIN CASTROS Y SUS SECUACES CUANDO LES TOQUE DEFENDER AL FMI Y SU PAQUETE DE INMUNDICIA...QUÉ LE DIRÃN AL PUEBLO, ENTONCES!!!

2
Enrique Guzman

cómo se está paseando (aquí debe leerse Perez Baltodano en la juventud. Miren a la Lupita, hablando de memoria pero convencida que solo ella y su clase media pueden recordar, así que desprecia lo que el pueblo de a pie pueda pensar o recordar porque para ella todo es borreguismo, "y todos en la Prepa la quieren conquistar"

1
giwreh

Me parece, que los historicos ya encontraron, que Nerón no fue culpable del incendio de Roma. Además se dice, que en una democracia el pueblo tiene el gobierno que merece. Tampoco es verdad. La gente vota por la mejor propuesta política según sus propias posibilidades y según la realidad política. Las posibilidades y la actitud de la gente son en gran parte resultado de la política liberal de los 16 anos entre 1990 y 2006 con la privatización de la educación y falta de una política social. Ahora pensar, que los Nicaragüenses, que votaron por la única alternativa, son tontos o creen en el caudillismo o no se interesan por la institucionalidad del país es ignorancia hacía una realidad más complicada. Resulta, que los defensores de la institucionalidad y enemigos de Ortega no quedaron creibles. Por qué? Parece, que muchos Nicaragüenses piensan, que los políticos de la oposición más piensan en sus propios intereses y las de su clase social criticando al gobierno Ortega y en su defensa de la institucionalidad. Entender a la gente es el primer paso para ganar a la gente.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política