Confidencial » Política » Leer artículo

A pesar de señalamientos de anomalías, informe de la OEA es irrelevante

Salida a la crisis depende de nosotros, no de la OEA

* Expertos instan a retomar la movilización ciudadana para hacerle frente a Ortega que “aprendió a ganar elecciones de forma fraudulenta”.

Alvaro Navarro | 17/11/2011
@NavarroNewsNic

El reporte preliminar que presentó Dante Caputo, jefe de la misión de la Observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los comicios recién pasados en Nicaragua, “corresponde a un informe clásico de esta época y refleja la entrada en una franca decadencia de la OEA”, consideró el politólogo y ex embajador de Nicaragua ante ese organismo, José Luis Velásquez, durante su comparecencia en el programa televisivo Esta Noche.

El informe presentado por Caputo se ubica en un contexto claro de “pérdida de relevancia que tiene la organización”, por lo cual el informe también resulta irrelevante, dijo Velásquez, quien atribuyó el comportamiento adoptado por la OEA a la partición de dicha institución entre la tendencia afín del socialismo del siglo XXI que lidera Venezuela, contra la política de Estados Unidos, que sin embargo, ha abandonado a América Latina.

El ex embajador de Nicaragua ante la OEA también criticó que la misión de observación electoral presentara las mismas recomendaciones que se plantearon desde los comicios de 2006 y que concluyera de que hubo una elección y que hay que salir adelante con esos resultados, pero no presentaran “ninguna forma de que se cristalice esa crítica en una acción concreta que pueda enmendar esos errores. No la hay”, cuestionó.

El experto en temas de política internacional y catedrático de Ave María University, Álvaro Taboada, valoró que el informe de la OEA se limita a una simple descripción de situaciones ampliamente conocidas por los nicaragüenses, pero no hace ninguna prescripción de cómo se deberían enmendar esos males, que se desprenden de graves fallas en el sistema electoral.

Ni cuestionaron “error” de Insulza

Asimismo cuestionó que ninguno de los embajadores de Estados de la OEA hubiera cuestionado al secretario general del organismo, José Miguel Insulza, quien se adelantó a felicitar a Daniel Ortega, aunque después aclaró que había sido un error de su parte.

“Nadie en el plenario lo increpó por ese gazapo que tuvo o ese desaguisado de adelantarse al informe y felicitar al gobierno por un proceso electoral limpio”, fustigó el diplomático.

Taboada afirmó que con el reporte de la misión de observación, si bien se señalan las anomalías y defectos del proceso, “en resumidas cuentas, la OEA con un informe anodino le da un espaldarazo al gobierno”, es decir, según su interpretación, el gobierno de Ortega sale ganando con la posición del foro internacional.

Diplomacia “apagafuego”

El experto además valoró como trágico ese comportamiento de la diplomacia mundial de que estas instancias nunca producen declaraciones firmes ni acciones concretas, sino “hasta cuando en distintas naciones se producen hechos dramáticos y muchas veces muy dolorosos para los pueblos”.

Por su parte José Luis Velásquez consideró que a diferencia del informe de la OEA, la versión preliminar de la misión de observadores de la Unión Europea, presentado en Managua la semana pasada fue más contudente y “tiene muchísimas más garras”, que el que exhibió Caputo desde Washington.

Aunque algunos países como Estados Unidos, Costa Rica y Canadá, expresaron su preocupación sobre el estado de la democracia en Nicaragua y las irregularidades que tendieron una tela de duda sobre los resultados, a criterio de los diplomáticos dichas posturas “cayeron totalmente al vacío”.

Resolver problemas sin injerencia

Pese a las expectativas que generó en los partidos políticos y en la sociedad en general, las críticas que podían surgir de las misiones de observación internacional por las arbitrariedades durante los comicios, José Luis Velásquez dijo que las elecciones son un asunto de los nicaragüenses, quienes “fuimos a las elecciones para elegir a un gobierno legítimo y resultó en un rotundo fraude electoral”.

Por tanto, valoró que si en dichas elecciones resultó alterada la voluntad ciudadana, depende de “nosotros si le vamos a poner la tapa a la olla ahora o hay que seguir ventilando este asunto”.

Criticó la mentalidad que han tenido los nicaragüenses de que venga alguien de afuera a resolver los problemas, y ahora “está completamente demostrado que estamos solos”, al tiempo que instó a los actores políticos nacionales a sacarle ventaja al asunto y ponerse realmente de acuerdo sin esperar la injerencia extranjera.

En tanto, el doctor Taboada desestimó que el fraude electoral tenga un desenlace distinto al que desea el partido de gobierno, debido a la realidad que enfrenta el país, donde la sociedad está parcialmente desmovilizada, sin interés de protestar de manera masiva.

Presión para frenar arbitrariedades

Para forzar un cambio, “necesitaría un grado enorme de presión… porque el informe hace señalamientos pero no da indicaciones de ulterior acción, ni siquiera directrices de cómo cambiar esto (las irregularidades)”, insistió Taboada.

Velásquez fue más allá al afirmar que el peligro de lo que ocurrió el 6 de noviembre  se centra en que “el orteguismo aprendió a ganar elecciones de forma fraudulenta”.

Dijo que durante los últimos procesos electorales quedó demostrado que el FSLN manoseó la voluntad ciudadana, lo cual “desnaturaliza el ejercicio electoral porque un ejercicio electoral limpio produce un gobierno legítimo, pero un ejercicio electoral fraudulento produce un gobierno ilegítimo y el gobierno ilegítimo te lleva a la inestabilidad, a la violencia y a la crisis”, concluyó.

Comentarios

2
ALBERTO CHEVEZ

¿Y... ahora qué? ¿Cómo llamaremos al traidor de Sandino, después que la Unión Europea y la OEA rindieron sus informes en donde ambas organizaciones coinciden en dos cosas, que las elecciones no fueron transparentes, que estuvieron plagadas de una serie de irregularidades, etc., pero ninguna de dichas organizaciones observaron fraude, dicho en otras palabras y no obstante de haber observado las fallas antes apuntadas su informe deja entre ver que reconocen que el traidor de Sandino ganó las elecciones. Entonces cómo llamaremos a "nuestro nuevo prócer" ? Dictador o presidente constitucional?

1
SATURNINA

Para escuchar criterios como los de la OEA, a traves de Jose Izulsa para mi es insulso porque no ve mas que las buenas prebendas que ha de tener para emitir tal aseveración como las ha venido teniendo en su beneficio manteniendo el lugar que obstenta por considerar insulso a la clase oprimida, bien lo dice el Dr. José Luis Valsquez , que las elecciones es un asunto de los nicaragüenses y nada que ver este señor que ha venido enriqueciéndose x emitir opinión como si fuera el todo poderoso, DIOS SALVE A NICARAGUA Y SMA. VIRGEN NOS CUBRA CON SU MANTO.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor