Confidencial » Política » Leer artículo

Anatomía de un fraude anunciado

FSLN contó solo más del 30% de votos

• Fiscales opositores PLI-UNE fueron expulsados del 20% de las JRV, mientras que no fueron acreditados en el 30%
• Denuncias incluyen votos dobles, gente que votó con su partida de nacimiento, actas preñadas y escrutinio amañado.
• Actos de violencia a la hora del cierre, huestes del oficialismo sembraron el terror y fiscales fueron agredidos.

Carlos Salinas Maldonado | 14/11/2011
@CSMaldonado

Cuenta la historia que en las elecciones de 1947, Modesto Salmerón, presidente del Tribunal Electoral bajo Somoza García y leal discípulo de la dictadura, gustaba pasearse el día de la votación entre las filas de electores, puro en mano, gritando: “voten, voten, que luego cuento yo”. Los mansos votantes no hacían más que participar en lo que era una verdadera farsa, repetida casi siete décadas después, el pasado domingo 6 de noviembre, cuando el volcánico magistrado de facto del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, le permitió a la maquinaria del FSLN contar a solas los votos de una elección cargada de irregularidades.

¿Cuál fue el modus operandi del fraude en esta elección, según las denuncias y las pruebas que aportan  la oposición y los observadores nacionales? A diferencia de lo ocurrido en las elecciones municipales del 2008, cuando las actas de votación reflejaron razonablemente bien la voluntad popular, y la mayor parte de las anomalías ocurrieron en los centros de cómputo y transmisión, en esta ocasión, todos coinciden en señalar una trama mucho más compleja, que no se puede reconstruir recurriendo de forma exclusiva a las actas. “Para empezar las actas están viciadas desde sus orígenes, porque en muchísimas Juntas Receptoras de Votos, probablemente más del 30%, simplemente no hubo fiscalización de la oposición”, indica una fuente de la Alianza PLI UNE.

La tarea de documentar la dimensión del fraude, y aportar elementos probatorios que permitan explicar el “paso a paso” de las irregularidades, será mucho más compleja que en el 2008, cuando la prueba principal se remitía a mostrar la copia de las actas originales en poder de la alianza PLC-Vamos con Eduardo, y evidenciar las discrepancias con el conteo del CSE. “Estamos recopilando todas las evidencias, para presenta los recursos de revisión de acuerdo a los plazos establecidos por la ley”, dijo la fuente, sin adelantar aún cuáles podrían ser las implicaciones del fraude en términos cuantitativos para los resultados de la elección legislativa, o incluso para la elección presidencial. 

Apertura antes del tiempo legal

El día de la votación Silvia Elena Cerda López, fiscal de zona de la Alianza PLI-UNE en Masaya, decidió acudir a las cuatro de la mañana al Centro de Votación 019, localizado en el colegio Óscar Rugama, para fiscalizar la apertura de las siete Juntas Receptoras de Votos ubicadas en ese centro de votación. Silvia Elena temía irregularidades, y la realidad le dio la razón. La mujer –morena, bajita, de ojos negros rasgados y pequeñas y rechonchas manos de muñeca– se encontró con que fiscales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) habían abierto antes del tiempo legal las JRV, no contaron las boletas electorales e iniciaron un proceso en el que el gran ganador fue la intimidación a los fiscales opositores y las irregularidades cometidas por las mismas autoridades electorales que deberían cuidar la transparencia del proceso.

Silvia Elena es una mujer dura a pesar de su estatura. No se deja amedrantar tan fácilmente. El día de la votación se convirtió en un personaje incómodo, enfrentándose a la ilegal coordinadora de centro de votación, figura impuesta por el CSE, a los funcionarios de la mesa de votación y los fiscales sandinistas. Todos, a coro, pedían la salida de los fiscales de PLI-UNE de las JRV del colegio Óscar Rugama. “Yo les dije que no, que no los podían sacar porque estaban bien acreditados”, cuenta Silvia. “Me les puse dura”, agrega, “pero me echaron a la Policía. Una oficial me dijo estúpida, pero mantuve mi posición. Me dijeron que si los fiscales replicaban algo, los iban a echar. Les dije que no lo permitiría y ninguno de ellos dejó que los sacaran”, narra la mujer en el patio de su casa, una construcción de cartón, bolsas de plástico y láminas de zinc que milagrosamente se mantiene sobre un suelo café, regado para evitar el polvo, donde gordas gallinas picotean en busca de granos o insectos.

El “doble voto”

El día de votación fue un tormento para Silvia. La mujer no paró de vigilar porque la elección transcurriera sino de forma transparente, sí algo decente. Pero al final del día no pudo más que resignarse y dar de bruces con la realidad: todo su esfuerzo y el de sus fiscales fue en vano: no pudieron impedir que personas votaran en dos ocasiones, a pesar de las protestas, que los miembros de las mesas electorales dejaran votar a personas que ni de cerca pertenecían a esa circunscripción o gente que llegaba “con cédulas duplicadas”, que sus fiscales fueran intimidados y hasta amenazados, y que se les negara la entrega de actas de votación básicas para comprobar que el escrutinio de los votos había sido cabal. “Pedí las actas a mis fiscales y me las guardé, porque ellos tenían miedo. Había mucha intimidación y les dije: vamos a salir tranquilos, uno a uno”, explica Silvia. La mujer asegura que en el bus del CSE que transportó el material electoral, la coordinadora del centro de votación gritó a los simpatizantes del FSLN que se aglomeraban en las afueras del colegio un “ganamos”, haciendo con los dedos la señal de la victoria.

El montaje empieza en el padrón

En las instalaciones de la Alianza PLI-UNE, un austero edificio localizado en las cercanías de Metrocentro, en Managua, un grupo de jóvenes no para de teclear datos en sus computadoras. El cuarto es amplio, oscuro, dividido en estrechos cubículos. La habitación funciona como un call center. Aquí entran las actas que los fiscales de este partido político pudieron “rescatar” (palabra que usan por las dificultades a las que se enfrentaron para obtenerlas) y los trabajadores de este cuarto trabajan de ocho a diez de la noche engordando un programa especial con la información de esas actas. Son las pruebas que pudieran evidenciar un fraude en los comicios del domingo.

A un lado de este cuarto hay una habitación más pequeña, en la que técnicos de la alianza analizan los resultados de la votación brindados por las autoridades de facto del CSE y reúnen las denuncias de irregularidades que llegan desde los departamentos. A cargo de esto está Sergio Álvarez, fiscal nacional de PLI-UNE, que luce abrumado ante la montaña de fallas recogidas antes, durante y después de una jornada que parece haber hundido la credibilidad de los nicaragüenses en las elecciones.

Álvarez explica que en estas elecciones hubo todo un montaje previo de parte del aparato estatal que hizo que su alianza política jugara en desventaja frente al poder del FSLN, que, según los datos dados por el CSE, arrasó en las presidenciales con más del 60% de los votos, casi el doble en relación al resultado de 2006, cuando Ortega ganó la votación con apenas el 38% del sufragio. “Las irregularidades se dieron desde la presentación del Padrón Electoral”, explica Álvarez. “Hubo serias deficiencias con el Padrón, ya que el número de votantes inscritos no coincidía en relación a las JRV; no estaba actualizada la base de datos de ciudadanos habilitados para votar. Presentamos 17 recursos ante el CSE para regular el Padrón, pero no fuimos escuchados por el Consejo”, afirma Álvarez.

La maquinaria FSLN-CSE

Álvarez recuerda que también hubo irregularidades en el nombramiento de miembros de los Consejos Electorales Municipales y Departamentales, en cuya distribución resultó beneficiado el FSLN y sus aliados, así como en entre los miembros de las mesas electorales en las más de 12 mil JRV del país. La única forma de fiscalización de la transparencia del proceso para este partido, era la posibilidad de distribuir a sus fiscales dentro de las Juntas, proceso que se convirtió en un drama ampliamente denunciado por la oposición, y constatado por las misiones de observación internacionales de la OEA y la Unión Europea.

Sergio Álvarez lo explica de esta forma: “Desde el 10 de octubre teníamos preparadas nuestras listas de fiscales, pero fue hasta el 14 de octubre que el CSE pide que enviemos los nombres, con sus cédulas y fotografías. El problema es que no se pronunciaron hasta el día 20, cuando nos mandan un cedé con un programa en el que teníamos que introducir las listas de fiscales. El programa tenía muchas deficiencias, hasta aparecían en las casillas las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Además, el software tenía problemas para acceder los nombres de nuestros fiscales. Ese día 20 metimos un recurso ante el CSE porque el sistema no servía, pero fue hasta el día 24 de la tarde que nos entregaron nuevamente el software. Sin embargo, el programa funcionó hasta las cuatro de la tarde, por lo que interpusimos un recurso de reclama. Comenzamos a trabajar en la introducción de datos de 25 mil fiscales en ese programa, pero tuvimos problemas de validación con los nombres, las cédulas y lugares de origen de nuestros fiscales”.

Exclusión y expulsión de fiscales

Una vez salvadas los problemas con ese raro programa importado por el CSE, la Alianza PLI-UNE tuvo que enfrentarse a un nuevo escollo: el 30% de las credenciales entregadas por las autoridades electorales el 2 de noviembre tenía problemas, ya sea porque no correspondían los datos de identidad con sus fiscales o porque aparecían como fiscales de PLI gente que ni conocían. Representantes del partido hicieron el reclamo, y el Tribunal Electoral se tomó su tiempo para solucionar el problema: más de cinco mil acreditaciones falladas fueron entregadas 24 horas antes del día de la votación, dificultado a PLI-UNE su traslado a los lugares más remotos del país. Y, a pesar de la “corrección”, muchos documentos resultaron con errores.

Sergio Álvarez explica que en el caso de Ticuantepe, municipio al sur de Managua, no pudieron fiscalizar el 40% de las JRV porque las credenciales estaban erróneas. Situaciones similares sufrieron en León, Matagalpa y Managua, tres de las principales regiones electorales del país. En suma, la Alianza PLI-UNE no contó con fiscales en el 30% de las JRV del país, mientras que, sospechosamente, el FSLN sí pudo fiscalizar sin problemas todas las juntas de votación.

A pesar de esa desventaja abrumadora, los fiscales de PLI-UNE continuaron siendo hostigados el día de la votación. Los datos de Álvarez muestran que el 20% de sus fiscales fueron expulsados de las JRV durante el conteo de votos, en muchos casos “simplemente por hacer reclamos verbales”, lo que impidió que la alianza pudiera acceder a las actas de escrutinio y comprobar si en esas juntas hubo o no fraude. “Estas fallas dan pie a sospechar que todo iba contra la Alianza PLI, para que hiciéramos menos fiscalización en las JRV”, afirma Álvarez.

Comentarios

14
Gustavo

Para Elizabeth a quien felicito por su nombre anglosajon, a esos orteguistas nacionalista los llamaremos Talibanes, pues el mismo Sandino lo descalifico en la persona de salvadoreños zurdos infiltraDOS.

Talibanes porque descalifican a los gringos imperialista y nos arrastramos ante la figua del petrodolar de Chavez. Lo que es bueno para la gansa .....

13
Ernesto

Hasta cuando va tener honestidad el FSLN mejor dicho sus dirigentes, Piñatas, robos, compra de conciencias, regalar lo que no les cuesta, corrupcion, amenzas, viven de la pobreza que ellos mismo promueven sino no anduvieran el poco de vagos que ni estudiar quieren, desocupados, ese es el pueblo que Daniel Y Rosario quieren para manipularlos mas facil, que triste. por eso no hay mas presupuesto para educacion no les conviene. EDucaion cero, comida cero, trabajo, legalidad cero, todo es a la fuerza como las elecciones, eso demuestra la incapacidad, tuvieron que hacer un fraude comunal. Ahi van los monitos detras del >Mono Alfa. que triste.

12
Elizabeth

Estos antisandinistas son malos perdedores. Aproposito veo la misma orquesta de los y las periodistas q laboran en Confidencial, LP y END. Cuando hacen referencia a los sandinistas les o nos tildan de orteguistas, en cambio ensalsan a las escorias antisandinistas proinperialistas asalariados del gpbierno terrorista gringo. Uds. periodistas se descalifican solitos/as. con ese favoritismo q hacen, independientemente del medio en q laboren o se desenpe~en

11
Elizabeth

Defensores del ortegato? Entonce como debemos decirles o calificar a los y a las eternos antinacionalistas entreguistas proUSA tan serviles y rastreros/as. que apestan tanto. Segun las declaraciones de uno o del jefe de los observadores de la UE. esta mujer es una mentirosa porq ese mismpo cuiento les dojo a ellos y cuando fueron a verificar la denuncia dichos fiscales estaban en sus puesto llamandola literalmente mentirosa. Lo mismo hicieron otra falsa denuncia q al constatarla vieron q mintieron estos perdedores del PLI-MRS. Estan tan desesperados/as. y adoloridos q para q no se note el arrollador favoritismo de la poblacion al votar por El FSLN, estos descarados quemaron las voletas de barias JRV ademas de inpugnar otras tantas, acepten su DERROTA!!!

10
Roberto J

Dichos estupidos de los politicos nicas: 1) "La verdadera encuesta es el dia de las elecciones". Si es asi nadie acerto ya que el F$LN "gano" con el 62% que ni ellos saben aun de donde diablos salio. 2) "El pueblo es el mejor fiscal". Pues yo no se como es eso porque el F$LN se robo miles de voto y el pueblo no lo pudo evitar. El mio se lo robaron y ni cuenta me di. F$LN....te felicito...vos sos experto en robar miles de votos!!!

9
elhombredelamancha

Campana, votaciones, asalto y defensa del voto.
1. A pesar de toda la podredumbre conque se anuncio y monto, los partidos
aceptaron ir a las elecciones. En todidito el proceso esta la mano chamuca.
2. Hay que ir al juego dijeron...Dijimos: los resultados de un partido bajo
protesta nunca se revierten
3.Por fin las votaciones!. Resultado: lo anunciado, el robo anunciado emplean-
do las diversas manas (suaves y descaradas). Quien habria de ganar?
Pues, el asaltante con las armas en la mano, el candidato ilegal, ilegitimo,
inconstitucional, el actual presidente de la republica, el que ha gobernado
mas que nadie en la epoca "posrobolucionaria". Es que Ud esperaba otra
clase de resultados? .
4. El Ortega es millonario en votos. Son incontables las violaciones al
voto ciudadano aqui y alla, en municipios y canadas, en la capital y en las comarcas... Es que esperaba Ud otros resultados?
5. Los testigos del exterior --acreditados o no -- han confirmado las
innumerables irregularidades que descalifican todo el el proceso.
6. Pero, el bla, bla, bla de la defensa al voto donde esta? Entonces, los
"analistas y consejeros" de los partidos estan elucubrando en mesas
de tragos "el siguiente paso"... Y, el voto ciudadano quedara burlado.
7. Democratica, civica, pacificamente el pueblo quiere la presencia de
todas las formulas presidenciales en la calle junto a el unidos en una
gran manifestacion de denucia al mundo de la nueva violacion y el gran
asalto.

8
Fernando Martinez

El papel y la computadora aguantan todo, pueden escribir cientos de reportajes como este. Es fácil decir, hablar y manipular cualquier situación. Pruebas son las que faltan. Si dicen que hubo doble voto señalen con nombres y apellidos quienes son, igual porque dejaron que alguien votara con partida de nacimiento, si saben que desde hace dos elecciones eso no se permite. Cuáles son esas JRV dónde no tuvieron fiscales, digan al menos los números y Centros de Votación. Pongan como en 2008 las actas en digital en Internet para que el pueblo se de cuenta. Qué va, todo es mentira y más mentira. No tienen nada, solo son tapas.

7
el tigre

Oe, defensores del ORTEGATO: vean como actuaron en los "territorios" donde sabian que no llegaban NI A PRIMERA BASE...Junta #1306/8213 un "militante" del FSLN fue el FISCAL DE ALN...Quieren mas masa LOROS/LORAS...En la Junta #1306/8210, otro "militante" del ORTEGATO fue el FISCAL DEL APRE...Asi, de esta manera, cualquiera gana con el 100% de los votos...CONCLUSION: GANARON LAS ELECCIONES, PERO RO-BAN-DO....Clase de revolucionarios, TODA UNA BASOFIA...No vengan con argumentos RASTREROS Y PROPIOS DE LOS COMISARIOS POLITICOS. Presenten cosas concretas y no los DISCURSOS BARATOS CON QUE SUELEN ENGANAR AL "Proletariado" para "restituir derechos"...por favor!!!

6
Gustavo Jose Villanueva Valdez

El cinismo del presidente de facto del CSE es inaudito, es un artista consumado de la farsa, su histrionismo es merecedor de varios "oscares". Su servilismo latente, demostrado ante los medios nacionales y extranjeros, al afirmar que todo fue transparente, que felicitaba al actual presidente por su triunfo, ralla en la desfachatez, en una demostración descarada de atropello y burla al sentir del pueblo, que cívica y masivamente volcó su voto para que en Nicaragua, triunfara la democracia, arrebatada de forma espuria por estos artistas del latrocinio de la voluntad popular, de ese sentimiento noble de esperanza para un mejor devenir de la actual situación de miseria en que vive el pueblo. Que con ese voto trataban de visualizar un futuro de progreso, honestidad, transparencia, institucionalidad, democracia, respeto a los derechos humanos, verdaderas oportunidades de trabajo, estudio, asistencia social. Palabras y enunciados vacíos para ellos, de los que hacen demagogia, comprando la miseria con una láminas de zinc (que claro son mejor que el plástico) mientras ellos se regocijan del poder y las riquezas que usurpan de un país solidario, que se desprende de sus recursos. Pobre país, donde campea la mentira,el atropello, la farsa, la demagogia en su mas alta expresión, el irrespeto a las instituciones, el servilismo en grados superlativos, y el chamberismo de los políticos deshonestos y vendidos.

5
Ponchito

Lo irrefutable es que a pesar de todas las cosas que pudieron haberse hecho de una mucho mejor manera, el FSLN ganó en buena lid. Así lo confirman las expresiones del jefe de misión de la Unión Europea, quien categóricamente descartó el fraude y recalcó que dicha palabra no se menciona en ninguna parte de su informe.Por todo ello la oposición es irresponsable al inflamar los ánimos de sus seguidores reclamando un triunfo que nunca estuvieron cerca de obtener. Eso ellos lo saben. Lo que les motiva no es el deseo de recuperar lo robado, porque no hubo tal robo. Esta vez lo que les motiva es el amor propio herido y el odio visceral que albergan hacia los triunfadores.Que hubo irregularidades, sí. Que urge un cambio en el Consejo Supremo Electoral y su presidente, también. Pero nada de eso justifica reclamar –a riesgo dar paso al caos social- un triunfo que ninguna encuesta jamás reconoció. Con éste mandato el gobierno sandinista debe profundizar los programas sociales que le dieron la victoria, pero también debe hacer un esfuerzo por reformar las instituciones que florecieron del Pacto de 1999, para abonar a la construcción de un país para tod@s, donde los gritos desconsiderados de fraude se ahoguen en su propia mala voluntad y ridiculez.

4
Ponchito

Existen varias razones. La primera fue el carácter arrollador del triunfo. Desde que terminó la revolución sandinista, ninguna fuerza política había logrado ganar con un mandato tan amplio. Dos: se acabó el mito de que el antisandinismo siempre es mayoría. Todos los votos de la oposición sumados no dan más de 38%. Tres: el sandinismo ganó la mayoría calificada en la Asamblea Nacional, permitiéndole incluso enmendar la constitución sin necesidad de hacer acuerdos extrapartidarios. Cuatro: el triunfo consolida el poder de Daniel Ortega como nunca antes en su vida política, levantando el espectro de un Hugo Chávez nicaragüense perpetuándose en la presidencia con respaldo popular.Yo coincido con la oposición y con el informe preliminar de la Unión Europea en una cosa: el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua deja mucho que desear. Afortunadamente, sin embargo, y a diferencia de las elecciones municipales del 2008, en éstas elecciones no ha habido indicio alguno de que el CSE haya metido la mano para alterar los resultados o inclinar la balanza hacia el lado ganador. La oposición despotrica denunciando fraude, pero hasta ahora no muestra evidencias.

3
Ponchito

Pero en fin, lo cierto es que la jornada electoral fue un verdadero ejemplo de civismo. En mi recorrido por varios centros de votación se percibía tranquilidad, orden y diligencia en el sufragio de los ciudadanos. He visto elecciones en varios países y la verdad que el proceso en Nicaragua no tuvo nada que envidiar a los otros.Según escuché de un amigo que fungió como observador (cuyo testimonio fue confirmado por otros), en algunos centros de votación encontró resistencia de los encargados a permitirle acceso a las juntas receptoras de votos. En lo personal, siento que más que querer esconder alguna “trampa”, la actitud de éstos funcionarios se debe mayormente a un celo extremo de sus funciones. Tal vez faltó más orientación de parte de las autoridades, asegurándose de que todos entendieran que los observadores tenían pleno acceso al proceso. ¿Por qué?

2
Ponchito

H�ctor M. Cruz, miembro de la misi�n europea
Cuando se anunciaron los primeros resultados no sent� sorpresa. No hac�an m�s que confirmar lo que ven�an pronosticando todas las encuestas desde hace meses: un triunfo claro y por amplio margen del Frente Sandinista de Liberaci�n Nacional en las elecciones presidenciales. Lo que s� me ven�a preocupando era el empe�o del Consejo Supremo Electoral por limitar la observaci�n nacional e internacional.�Porqu� tantos peros si la ventaja es clar�sima? �No ser�a mejor abrirles las puertas de par en par a todos los observadores para que legitimaran lo que a todas luces ser�a una clara victoria? Otra cosa: �c�mo es posible que hasta la noche antes de las elecciones estuvieran repartiendo las c�dulas que le permitir�an votar a los ciudadanos? �C�mo tanta ineficiencia en algo que claramente despertar�a sospechas de discrimen y parcialidad por parte de la autoridad electoral? Todav�a no tengo las respuestas a �stas preguntas. No s� si atribuirlo a la mediocridad del consejo, a la estrechez de mente, a mala voluntad, o a una combinaci�n de todo.

1
Azaleha Insolita

Cuenta la historia que en las elecciones del 2011, Mundo Jarquín, candidato a vicepresidente del PLI, yerno de Violeta Chamorro, caudillo nunca electo del MRS y leal discípulo de los organismos financieros internacionales, gustaba pasearse el día de la votación entre las filas de sus correligionarios, gritando: “voten, voten, que luego cuento yo y nunca sabrán cuánto dieron nuestro conteos rápidos: (Por que se parecen a los del CSE!)”. Los mansos correligionarios de Mundo no hacían más que participar en lo que era una verdadera farsa, porque Mundo nunca tuvo la real intención de competir aceptando perder o ganar, sino de armar un conflicto después de las elecciones a ver qué agarraba (además de la diputación que ganó). La falta de transparencia de Mundo Jarquín, le permitió a la cúpula del PLI hacer sus conteos rápidos en secreto, para manipular de mejor manera a sus bases, a sus medios y sus periodistas mansos. Pero el fraude había comenzado antes. En una irresponsabilidad política única, Mundo Jarquín y su cúpula nunca actuaron como oposición, no movieron un dedo para lograr cambiar a los magistrados del CSE. Por pura conveniencia política personal.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor