Confidencial » Política » Leer artículo

Para restablecer la confianza en el proceso electoral

Dra. McCoy, del Centro Carter, exhorta a divulgar resultados junta por junta

* Cuestiona que el CSE no haya retomado las recomendaciones expuestas por la misión de observación del Centro Carter en 1996 y, por el contrario, se profundizaron debilidades y surgieron nuevas.

Alvaro Navarro | 9/11/2011
@NavarroNewsNic

La Dra. Jennifer McCoy, directora del programa para Las Américas del Centro Carter, valoró que las denuncias de partidos políticos, de la ciudadanía y de los observadores, sobre irregularidades y violaciones a la Ley Electoral en los pasados comicios del 6 de noviembre, incidirán negativamente en la confianza de un sector importante de la población en los procesos electorales y en las instituciones del país.

Ante la pregunta de si estas denuncias afectarían el resultado global y la legitimidad de la elección, McCoy dijo que “el problema es cuando no se sabe... eso afecta la confianza y ese es el problema, sobre todo para Nicaragua, después de 20 años de elecciones y de democracia, es importante diagnosticar y analizar ese problema de la debilidad institucional, no sólo electoral, sino de todas las instituciones”, dijo.

Resaltó que Nicaragua ha tenido avances importantes en materia económica y de inclusión social, pero “estos avances serán sostenibles solo cuando haya institucionalidad fuerte, instituciones independientes no partidizadas”, remarcó la experta.

Insistió en que al mismo partido de gobierno, el Frente Sandinista, le conviene generar confianza entre los nicaragüenses, inversionistas y empresarios privados alrededor de la institucionalidad del país. Confió por tanto que el FSLN se tendrá que disponer a hacer los cambios necesarios (institucionales) porque solo así “van a sostener y profundizar los logros que el gobierno quiere tener”.

Porqué no solicitaron la acreditación de observadores

En 1990, cuando Nicaragua celebró sus primeras elecciones democráticas y transparentes, posterior a la guerra civil que mantuvo enfrentados a los nicaragüenses durante una década, el Centro Carter participó por primera vez como observador de dichos comicios.

A partir de entonces, esta organización estadounidense vinculada al ex presidente norteamericano Jimmy Carter siguió de cerca las votaciones donde resultó electo Arnoldo Alemán en 1996, Enrique Bolaños en el 2001 y el mismo Daniel Ortega en el 2006.

Sin embargo, en el proceso electoral celebrado el domingo pasado, el Centro Carter no participó como observador, aunque sí estuvo un grupo reducido de dicha entidad para evaluar de largo, el desenvolvimiento del sufragio.

Según la directora del programa para Las Américas, la Dra McCoy, tuvieron dos razones para no solicitar la acreditación como observadores internacionales. Primero, la tardanza en publicar el reglamento sobre la observación, “(que) nos impidió tener tiempo para organizar una misión que podría observar todo el proceso que es nuestra costumbre a partir de la cedulación, el padrón… y segundo porque el reglamento publicado no era aceptable, no conforme a nuestros criterios para la observación”, resumió al comparecer en el programa Esta Noche, que dirige Carlos Fernando Chamorro.

No obstante, dijo que el pequeño grupo de estudio tenía como interés ver el proceso y sobre todo, conocer las perspectivas de todos los actores políticos y sociales del país.

Si el CSE seguirá siendo partidario, debe ser incluyente

Al igual que la misión de la Unión Europea (UE) que este martes publicó su informe preliminar, McCoy coincidió en que en estas elecciones no se implementó ninguna de las recomendaciones que el Centro Carter hizo desde 1990 y más bien “hemos visto algunos problemas repetidos y algunos nuevos surgiendo”.

Hizo eco del informe de la UE sobre la monopolización partidaria a favor del FSLN en la conformación del Consejo Electoral en sus distintos niveles, incluyendo las Juntas Receptoras de Voto (JRV) y dijo que la única forma de tener elecciones transparentes es donde las autoridades son no solamente imparciales, sino profesionales y no responden a un partido político.

Criticó que estas autoridades sean nombradas por los partidos políticos, aunque aclaró que “si un país decide tener un CSE con nombramientos de partidos, puede hacerlo siempre y cuando están incluidas todas las fuerzas importantes”.

Citó el ejemplo de México, en el año 2000, donde se celebraron elecciones sin ningún cuestionamiento, pero para el siguiente período (2006), donde uno de los partidos fue excluido de esa conformación del Tribunal Electoral, ellos criticaron el proceso y encabezaron una serie de protestas para desconocer a los electos.

Según explicó, “el problema de la exclusión de unas voces o perspectivas políticas es que cuando ellos no tienen la información adecuada, cuando no están participando al mismo nivel que los otros, esto da naturalmente a una sospecha. A veces no se merecen las sospechas, pero como no tienen la información, crece la desconfianza”, insistió.

McCoy refutó el discurso oficial del presidente fáctico del CSE, Roberto Rivas, quien ha dicho en ruedas de prensa que estas elecciones fueron las más transparentes de la historia electoral del país y respondió que es importante que todos los partidos políticos en la contienda tengan la capacidad de verificar y comprobar la versión de Rivas y los resultados publicados, pero “cuando hay problemas con algunos fiscales como evidenció la Unión Europea, o cuando no hay observadores en números grandes y observadores nacionales, entonces es difícil dar la confianza que brinda una verificación externa al Consejo Electoral”.

Evitó referirse a que si las anomalías denunciadas por los partidos podrían incidir en la designación de escaños ante la Asamblea Nacional. La Dra. McCoy destacó también los problemas en el padrón electoral, la cedulación partidaria e instó al CSE a divulgar y poner a disposición los resultados oficiales por JRV, para que los partidos puedan cotejar sus números de votos con los oficiales y así conocer la distribución de escaños.

Comentarios

11
Moncho

A Víctor, si no sabés el porque de la observación electoral, no deberías de opinar ya que das vergüenza ajena. Para iluminarte tu cerebrito, si la comunidad internacional no se asegura que las elecciones fueron justas y transparentes, no hay DINERO del Banco Mundial, BID, FMI, y otros. Papá Chavez tendrá que mantener a Ortega si quiere ser presidente. Y lo dudo porque Chavez esta mas de allá, que de acá.

10
Silvio

Sigue....El gordo Rivas creía que iba a engatuzar a los de la Unión Europea y la OEA, más no les funcionó. Ortega y su empleado Rivas se creen luminarias que pueden engañar al resto del mundo. No señores, bajense de la nube donde están. Ortega quiso comprar legitimidad de una candidatura ilegal, cometiendo fraude masivo. Hasta ahí llegaste. Solo los ALBA y una minoría de países te ha reconocido, y la mayoría no lo ha hecho. Victoria pírrica, te quedarás solo con tu banda presidencial.

9
Silvio

La ignorancia es atrevida. El Centro Carter es uno de los organismos que más conoce los procesos electorales en Nicaragua. Ha observado las elecciones desde 1990, y nadie les puede contar cuentos chinos como están las cosas por aquí. Se saben todos los trucos de los tramposos, ladrones de elecciones. Por algo el gordo Rivas les negó la participación en estas elecciones, ya que sabían que rápido le iban a descubrir su fraude. Sigue...

8
Víctor.

Por que le dan tanta importancia a lo que le parece al centro Carter, ellos como observadores no tienen ni vos ni voto, así que no nos debe de importar si a ellos les parece bien o mal el proceso, procedimiento o reglamento. Señores empecemos a tener criterio propio, no dejemos que estas personas estimulen la duda, muchos dicen al sentirse heridos por una derrota politica "Mi voto cuenta", yo les pregunto ¿Y mi voto que forma parte del 63% no cuenta?, por otra parte, estos procesos deben de ser civicos y no politicos, muchos se dejan llevar por sentimientos de odio que no le hacen bien a nadie, muchos se llenan la boca diciéndonos mal educados pero se les olvida que la educación de muchos jóvenes dependió de los 16 años de gobierno liberal, ahora les pregunto ¿Quien es responsable por la educación de un joven de 20 años?... justifiquen cuanto quieran, pero no hay mas ciego que el que no quiere ver, a quien le importa que el costo del transporte se mantenga accesible para el pueblo ¿Al que maneja una Prado?, a quien le importa educación gratuita ¿A quien paga educación privada?, por desgracia para muchos hace un tiempo no hubieron muchas opciones, pero hoy si... y para dicha de muchos NICARAGUA TRIUNFARÁ!

7
JUANA FUENTES

SOLAMENTE UNA PREGUNTA, QUÉ TANTA TRANSPARENCIA HA HABIDO EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE ESTADOS UNIDOS, SI SE HAN CUESTIONADO EN LA MAYORÍA PRESUNTAS IRREGULARIDADES Y MUY POCA PARTICIPACIÓN DEL ELECTORADO.

6
hija

Estimada Sra. McCoy, me parece respetable la decisión de su organismo de no participar en la observación por los argumentos que usted expone. Sin embargo dejeme decirle que es una tremenda irresponsabilidad expresar criterios sobre procesos que a como usted dice evaluaron de largo. Si se abstiene de participar abstengase tambien de opinar en base a especulaciones. Yo, como votante estuve dentro; antes, durante y después y es justo decir que todos los partidos partcipantes cometieron irregularidades. Pueden argumentar lo que quieran pero en más del 90% de las juntas todo fue sin problemas. Podemos volver a hacer el ejercicio mañana y volverá a ganar Ortega por que para nosotros los Nicaraguenses, más importante que hacer y prácticar democracia a la medida de ustedes; es trabajar, educarnos y comer todos los días. No fue un voto politico que todos son iguales, fue un voto por la vida.

5
paola barillas

Cuanto odio e ignorancia expresan los que apoyan este horrendo fraude y retroceso de la insipiente democracia, es notable la ceguera del odio de clase, la misma retorica desfasada del caudillo retrogrado de ortega.Nos deshicimos de un Somoza para poner una version mas deslucida , mas danina,mas irreverente e irrespetuosa del pueblo nicaraguense, que explotaq la ignoracia y pobreza de sus ciegos seguidores, les compra la voluntad y se asocia a mercenarios corruptos de la politica como roberto rivas y arnoldo aleman..pobre nicargau con una generacion joven, inexperta,poco educada y morfineada por las dadivas de la mesa del tirano,pan,circo y promesas partidiarias inalcanzables..esperen pueblo orteguistas ahora que se acabe la tarjeta de credito chavisima..eso esta a la vuelta ...

4
christiam

hno bolivar se lo que esta sitiendo es orrible ver como otros que no tienen un interes mas que politico quieren hablar de mi pueblo de mi voto de mi decision ,.. democracia sera que don fabio le dio una liquidacion aun ex trabajador de el de 7mil pesos por haberle trabajado 40 años si este señor hace eso como patron no me imagino el caos que armaria en mo nicaragua ,..

3
NICARAGUA

Soy nicaraguense y con mucho orgullo, me indigna ver a estos politicologos tantos de un lado como del otro. Cuando todos de una o de otra forma se an lucrado de la miseria de mi pueblo, para engrandecer sus cuentas bancarias y empresas, no importandoles si el pueblo come o no. Haciendo como popularmente se dice a qui amarres entre los gobernante si todos ellos le deben favores tanto a los diputados como a los magistrados.D ando coimas y valiendose de amigos y familiares que ocupan puestos en el gobierno y cuando son las elecciones se les olvidan que se deben favores. Y vienen ustedes como buenos angeles a salvarlos de la maldad de este gobierno. Cuando las unicas victimas somos el pueblo. Para darle un ejemplo los casos judiciales de los pobres duermen en el sueño de los justo aunque la causa sea leve. Se llevan años esperando para que le puedan dar repuesta, pero si llega don Arnoldo, don Fabio, doña Violeta, etc, etc resuelven rapido. A si que no se hagan, esto es pura patraña y mañas de todos ellos

2
Bolivar

Segunda parte

Continuo... he participado en todas las elecciones de mi país desde el 84, y por primera vez observé un ambiente diferente, todos los que estábamos creo compartíamos un poco de buenos sentimientos, quizás esperanza, alegría, gozo de cumplir como ciudadano, etc. el mejor ambiente en el que he estado en una elección. Para mí es triste ver que personas que han vivido de la política y en organizaciones que dicen velar por la democracia, se crean el centro de este proceso humano, el centro somos los que votamos, los que elegimos, es la única oportunidad de expresarnos y estas organizaciones o personajes pasan mucho tiempo en los medios de comunicación pretendiendo incidir con su forma de pensar y actuar en nombre de valores que no practican y resulta que llegan a creerse en impresindibles. Soy libre y por eso me expreso, me gusta la libertad de expresión, y exijo responsabilidad a los que comunican, a los que participan en una contienda sabiendo que pueden perder o ganar, no es justo que luego de un excelente ambiente hayan personas muertas por la irresponsabilidad de los perdedores, no es justo que mis hijas no tengan un país en paz. Gracias...

1
Bolivar

Primera parte

Estimada Dr. McCoy, saludos fraternos. A propósito de las diferentes perspectivas que usted quiere tener de nosotros, como es de suponer, no tendré la oportunidad de expresarla de otro modo y aprovecho este espacio.

Soy un nicaragüense que ha tenido que vivir quizás una de las épocas más trascendentales en materia poítica y económica de nuestro país, mi juventud la ví pasar frente a un conflicto de escala global y yo no tenía ninguna culpa, me perdí de lo que muchos jóvenes en otras tierras gozaron, por ejemplo:, formación, deportes, diversión, etc. estuve en ese tiempo por convicción de verde olivo o camuflaje. Luego, me formé y quizás no pude encontrar todas las facilidades para llegar al máximo de mi potencial por que estuve en medio de políticas socioeconómicas erradas de un sector político de mi país, sin embargo, seguí luchando y puedo decir me siento aún parcialmente realizado, tengo una esposa y dos hijas pequeñas y vivo inventando y creando en mi medio para poder cumplir mi rol social y como padre. Tengo la fortuna de ser creyente y mi fé me ha permitido sobre llevar la vida que tengo y doy lo mejor a mi familia.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor