Confidencial » Política » Leer artículo

Magistrados de facto cedieron ante la protesta ciudadana de nueve días

Siuna puso en jaque al CSE

* El desenlace de un descontento social que ha llevado a las calles a miles de ciudadanos exigiendo cédulas.
* Alcalde de Siuna, figura destacada de las protestas ciudadanas, asegura que no le cree a Roberto Rivas que cumpla con lo acordado, pero le otorga el beneficio de la duda.

Carlos Salinas Maldonado | 21/8/2011
@CSMaldonado

Habían pasado nueve días de tensión en Siuna. El poblado caribeño, al que Managua no volteaba a ver para evitar sus desastrosos caminos de acceso, la lastimosa lengua de tierra que sirve de pista de aterrizaje o la larga lista de necesidades de sus habitantes, se alzaba a punta de machete exigiendo un derecho que se le había negado a sus habitantes: la cédula que acredita a sus vecinos como ciudadanos nicaragüenses y les da el derecho de votar en las elecciones de noviembre. Fueron nueve días de tensión en Siuna, hasta que sus vecinos lograron lo improbable: que las autoridades electorales, obcecadas en su mandato de no ceder ni un palmo en la irregular organización electoral que llevan a cabo, accedieran a entregar cédulas. O al menos lo prometieron.

El martes 16 de agosto fue el día más violento de la protesta que mantenían campesinos y vecinos de Siuna y las comarcas cercanas. Habían bloqueado con retenes las vías de acceso a esta localidad del llamado Triángulo Minero, y sólo dejaban pasar de vez en cuando vehículos, no sin antes marcarlos con el que desde un inicio había sido algo así como el lema de la protesta: “Siuna quiere cédulas”.

A lo largo del camino entre Mulukukú y Siuna, una trocha desastrosa que hace que los vehículos que la recorren salten como si tuvieran vida propia, se veían camiones, camionetas y buses marcados con el lema de la protesta. A la entrada de Siuna, una fila de unos 47 buses y camiones esperaban que el retén se abriera. En su interior esperaba mercadería (alimentos, madera, artículos ferreteros) y debajo de los vehículos, durmiendo en hamacas temerariamente colgadas del aparataje de las máquinas, dormían sus conductores, quienes contaban bajo el sopor del mediodía las horas para poder avanzar hacia su destino.

“Ya no aguantamos esta situación, tenemos cuatro días sin bañarnos y los viáticos se nos acaban”, decía uno de los conductores. “Estamos claros que su protesta es legal, pero nos perjudican a nosotros, nuestro trabajo”, agregaba otro. “Al primero que deberían correr es a ese gordo tamal, por culpa de él es todo esto”, gritaba uno, que hacía referencia al magistrado de facto del CSE, Roberto Rivas. Ninguno de los transportistas se quiso identificar. “Si ésos (manifestantes) nos agarran”, dijeron, “nos joden. Esta es nuestra ruta, ya nos conocen”.

Las quejas de los transportistas dieron paso a la rabia. Y de la rabia se pasó a la acción: nadie supo de dónde vino la primera pedrada, pero detrás de ésta comenzó una lluvia de piedras como los aguaceros que anegan esta zona selvática: primero unas cuentas gotas y luego un diluvio que parece dispuesto a hundir los techos de láminas de las casitas de madera de Siuna. Transportistas y manifestantes se entregaron, enardecidos, a una batalla campal en la que hasta hubo balas de ambos bandos, y que dejó al menos cuatro heridos y rotas a pedradas las puertas y ventanas de buses y camiones. Los machetes eran ondeados amenazadoramente y los garrotes se dejaban caer con fuerza rabiosa sobre la espalda de cualquier desprevenido.

Unos treinta antimotines habían sido trasladados en helicópteros hasta Siuna, pero no intervinieron en la revuelta. “La orden que tenemos es no intervenir, no agredir a la gente que está en los tranques ni a los transportistas”, dijo Luis Duarte, teniente de la Policía de Siuna a cargo de la seguridad de las protestas. Duarte es un hombre regordete y moreno que sudaba copiosamente mientras se comunicaba por celular con algún superior. Más tarde el jefe de la Delegación Departamental de la Policía en el Triángulo Minero, comisionado mayor Otilio Duarte Herrera, diría que el papel policial fue exitoso, porque en Siuna no hubo muertos. 

Comentarios

8
ivet blandon

Como tomar en serio el resto del artículo'? pregunte a los siuneños y siuneñas ,, sobre el tema de la cédula, y no solo ellos, en todas partes de Nicaragua se vive y se respira que si no tienes pintadas las cuatro letras no tienes cédula, primero soy siuneña, segundo estoy viviendo , lo que es no tener cédula , y talvez le doy la razón, porque cuando la tenía no veía el problema o dicho de otra manera no lo sentía y podía opinar igual o peor que usted, ahora yo sé que es andar buscando una Cédula un derecho que todo ciudadano posee. Me llena de tristeza y a la ves orgullo por mi pueblo Siuna que se armó de valor, por todas las razones que quieran exponer, por todos los peros que le quieran poner, por el nombre que le quieran dar, me uno a todos los siuneños, , hay que luchar Nicaragua por nuestro Derecho.

7
Sequeira Xavier

Arto: 27 CN Todos los nicaraguenses somos iguales ante la ley sin ninguna distincion bajo ese principio, deducimos que la cedulas hoy en dia representan una gran importnacia hasta para gestiones dentro de nuestra propia casa, por lo cual todos los nicaraguneses debemos de tenerlña es nuestro derescho cuando seamos mayores de 16 anos pero lo dramatico que ourre nuestra realidad nacional es la politizacion de los eventos como en este caso que se torno casi al xtremo por la influencia de ambas organizaciones politicas que persiguen en segunda escala sus objetos.

6
Escribanos de la Challo

La leccion aprendida de Suina suineño recien asentado es que con la Costa no se juega...ubieran continuado pues para probar como estuviera la costa ahorita....

5
Siuneño

El problema en Siuna, fue que como todo nica, los demandantes llegaron el último dia a tramitar su cédula, muchos de ellos con serios problemas, pues ni siquieran tenian partidas de nacimiento, esto causó molestias e inconformidades en los campesinos, lo cual fue aprovechado por los miembros del PLI-MRS, que al manipularlos iniciaron el alboroto y pues los ilustres periodistas que se saben bien todas las leyes y viven tildando de ilegal la candidatura de Daniel Ortega y de magistrado de facto al liberal Roberto Rivas, no decian nada en cuanto a lo ilegal que es tramitar cédulas por primera vez, sin tener partida de nacimiento y para colmo, tramitarla fuera del periodo estipulado por la ley, los demandantes tuvieron que ceder, pues ya se estaban ganando el repudio de todos los sectores especialmente el de transporte de carga y pasajero, sin mencionar a los particulares a quienes les manchaban sus vehículos sin el menor remordimiento y la poblacion en general cuando empezó a sentir el incremento en el precios de los productos básicos. La policia sabia que esto pasaria y solo se sentaron a esperar lo que todos ya sabemos que pasó. Lo que me llama la atención es la hipocresia de lalgunos periodistas, sacerdotes y políticos cuando fustigan una "ilegalidad", pero apremian otras que les conviene.

4

Lo irónico de todo, es que los reclamantes exigian su cédula por primera vez cuando ya el plazo se habia vencido, segun la ley, como todo NICA llegan el último dia a tramitar su cédula, pero bueno, el asunto es que acusan a Roberto Rivas de ilegal, magistrado de facto etc, pero exigian que este ilegal magistrado, violara la ley y les hiciera sus cédula por primera vez en un plazo vencido e ilegal, como bien lo afirma el periodista eran campesinos, ellos entienden de leyes, normas o decretos, pero cuando los periodistas publican la noticia, siendo conocedores de la ley, en ningun momento plantearon como ilegal el objetivo de la protesta, pero si lo hacen cuando dicen, la ilegal candidatura de Daniel Ortega, cuando algo ilegal veneficia a la tendencia política que te agrada lo toleras, pero cuando beneficia al contrario gritas, peleas y lo repudias, algunos le diran llamaran a este fenómeno como doble moral, nosotros en el barrio le llamamos hipocresia.

3
Tronco pequeno o Grande Pipa o no pipa

Pipa o tronco es una alharaca en la Costa no hacen lo que hacen con sus turbas divinas en Managua. Asi aunque le duela al seguidor salido de la tipologia de seguidores de Gadaffi. En la Costa esta el tronco donde se rasco el tigre el la pipa donde tomo agua Montezuma

2
Roberto Fonseca

Freddy, te agradezco el señalamiento y la observación. Fue un error de apreciación sobre la fotografía. Consulté al autor del reportaje y confirmó tu observación. Corregido. Gracias.

1
Freddy Narvaez

Me desiluciona mucha veces el actuar periodisctico por que me da la impresion que con la premura de crear alharaca, adulteran la persepcion visual, creando con ello, un falso estado de animo que busca (supongo) trasladar ese falso estado de animo al resto del pais. Si vemos la foto que ilustra este articulo y su leyenda al pie comprbaremos que no se trata de un "tronco gigantesco" sino de una pipa metalica!!! Como tomar en serio el resto del articulo?

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor