Confidencial » Política » Leer artículo

Denuncian manipulación política con cédula

Observadores vigilarán con o sin acreditación

*Ipade, Ética y Transparencia y Hagamos Democracia esperan votación masiva porque no creen que población se desmotive por amenazas de fraude, coinciden

Alvaro Navarro | 15/7/2011
@NavarroNewsNic

Los observadores nacionales recurrirán ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) para pedir sus credenciales y poder observar los comicios de noviembre próximo, tal y como lo manda la ley, pese a que el magistrados de facto de ese Poder del Estado, Roberto Rivas, ya se adelantó públicamente a rechazar dicha solicitud.

Los representantes de Ipade, Mauricio Zúñiga, de Ética y Transparencia Roberto Courtney y Roberto Bendaña de Hagamos Democracia, comparecieron en el programa especial Voz y Voto que se transmite en Esta Noche, en el que enfatizaron en que van a observar las elecciones con o sin la acreditación, porque es un derecho ciudadano.

Sin embargo, anunciaron que en caso  que hubiera una negativa, “ya estamos preparando un recurso de amparo, una denuncia, una protesta porque sentiríamos de que nos están negando nuestro derecho a participar en el proceso y el derecho de los ciudadanos organizados a participar en este proceso”.

El titular de Ipade también dijo que tienen una red de  tres mil ciudadanos que estarán dispuestos a vigilar los comicios desde su calidad de electores, al momento de ingresar a las Juntas Receptoras de Votos (JRV), al tiempo que podrán obtener los datos que por ley los miembros de las mesas electorales deberán pegar en las puertas, una vez concluido el escrutinio.

Dicho ejercicio, permitirá obtener información pública oficial para verificar el desempeño de la votación y observar los aspectos cualitativos de los comicios,  con lo cual harán una muestra aleatoria a nivel nacional, según explicaron.

Zúñiga, además dijo que en los principales departamentos del país, donde la pugna por las diputaciones se agudiza, pedirán copias de las actas a los partidos políticos para hacer las comparaciones respectivas y evaluar los resultados finales del CSE, al tiempo que combinarán esfuerzos entre todas las organizaciones de observación para tener un panorama más amplio de lo que acontezca.

Los expertos, además opinaron sobre las últimas encuestas y la percepción extendida de los ciudadanos que exigen al Consejo Electoral que permita la observación nacional y extranjera para darle mayor transparencia a los resultados.

“Parece haber una opinión generalizada de que el ciudadano, aun el sandinista, quiere que se abran las puertas a la observación, el ciudadano no quiere que se materialice el fraude, sino más bien que se respete la voluntad popular”, declaró Courtney.

El pegón con las cédulas

El Ipade mantiene un monitoreo al proceso de entrega de cédulas en 110 municipios a nivel nacional y según el director de este organismo cívico, en un 70% los Consejos Electorales Municipales abrieron sus puertas una vez juramentados los cargos de dichas instancias, de acuerdo con el calendario electoral, sin embargo, hay un 30 que aún no atienden y otro porcentaje que todavía no cuentan con el material de cedulación.

Igualmente en un amplio porcentaje de los municipios estudiados por el Ipade, detectaron que las estructuras partidarias están gestionando la entrega del documento de identidad. “Y los canales partidarios no solamente son del partido de Gobierno, sino del PLC y de otros partidos, y en las alcaldías que están dominadas tanto por el FSLN como por el PLC”, insistió Zúñiga.

Para los representantes de las organizaciones de observación electoral, lo más riesgoso de la manipulación partidaria sobre la entrega de cédulas es la exclusión por razones ideológicas, lo cual tendrá un impacto en la conformación del padrón electoral y en el número de ciudadanos que se habilite para votar.

Mientras tanto, el director de Hagamos Democracia, dijo que paralelo a la partidización de la entrega de cédulas, en muchos casos, los ciudadanos ni siquiera saben a dónde acudir para solicitar el documento. Además, cuestionó que el Consejo Supremo Electoral no haga ninguna publicidad sobre el proceso de verificación ciudadana, aun cuando dicho trámite debería realizarse en las próximas dos semanas, tal y como establece el calendario electoral.

1200 JRV en la mira

Asimismo, Roberto Courtney reafirmó que el trabajo de Ética y Transparencia  se centrará en las 1200 JRV que están “proclives” al fraude electoral, de acuerdo con la experiencia de las últimas dos elecciones, donde el partido de gobierno ejecutó una estrategia de anulación y alteración de los resultados definitivos, con cuyo método, según Courtney se el CSE adjudicó fraudulentamente más de 40 alcaldías en los comicios de 2008.

Zúñiga lamentó que “se ha convertido en una tendencia el de anular de forma ilegal y arbitraria las actas de la junta donde la ventaja para el FSLN es mayoritaria… ellos salen perdiendo 20 votos, pero el contrario pierde 150, 180 votos”.

El problema radica en la falta de un reglamento de impugnaciones, “lo cual crea un precedente negativo, porque deja en manos del poder del más fuerte o del que tiene el quorum, tomar decisiones en contra o a favor de sus propios intereses, lo cual es negativo porque no hay equidad en la competencia electoral y potencialmente abre las puertas a cualquier tipo de irregularidades”, remarcó el director del Ipade.

El titular de Ética y Transparencia destacó las anomalías en este proceso, que arrancaron desde la conformación de los Consejos Electorales Departamentales y Municipales, donde el partido de gobierno, además de otorgarse los presidentes y primeros miembros de los CEM, intercalados con la Alianza Liberal Nicaragüense (Segunda fuerza en los últimos comicios nacionales) como manda la ley, se repartió con sus aliados los segundos miembros, con lo que se garantiza mayoría para resolver las impugnaciones que lleguen desde las mesas de votación.

Abstención será baja

Ante la desconfianza y resignación que impera en los ciudadanos por la poca credibilidad del árbitro electoral y la sensación de que de nada sirve ir a votar, Zúñiga, Courtney y Bendaña coincidieron en que es necesario que la gente salga a votar. Además, se mostraron confiados en que una vez que se abra oficialmente la campaña electoral se calentarán los ánimos y se hará inevitable una polarización que fomente que la gente acuda a las urnas. “Aunque existan estos nubarrones, estas amenazas y estos riesgos, corresponde al ciudadano cumplir su deber de salir a votar y que su voto pese”, enfatizaron.

En el mismo tono, afirmaron que una mayor movilización de votantes estará en dependencia de la conexión que se logre establecer entre las necesidades de los ciudadanos con los candidatos y sus programas de gobierno.

Para concluir, instaron al CSE a enviar señales de confianza y transparencia para que la gente también acuda a votar, y corresponde a los partidos políticos, también hacer pesar ante el Concejo y ante la Sociedad, un discurso en el que prevalezca una cultura de paz, que no haya violencia, que no haya una cultura intimidatoria, y sobretodo que se garanticen las condiciones básicas de transparencia para poder ejercer el sufragio.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor