Confidencial » Política » Leer artículo

“Parada técnica en Managua” en ruta hacia La Habana

Chávez sigue en deuda con promesas

*Sigue creciendo la lista: ofrece gasoducto y empresas socialistas, mientras Ortega habla “en nombre de Dios”

Carlos Salinas Maldonado | 19/4/2010
@CSMaldonado

Fueron tres convenios, un paseo por la calurosa Managua y muchas más promesas lo que dejó la visita relámpago que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hizo el miércoles al país. No se conoció públicamente nada concreto de las promesas que Chávez había hecho ya a Ortega desde 2007, que ascendían a más de siete mil millones de dólares e incluían fábricas de aluminio, una refinería, un gasoducto, una carretera que uniera el Atlántico con el Pacífico y hasta una línea aérea.

La visita parece más bien de cortesía, el cumplimiento de una promesa al camarada centroamericano aprovechando el viaje de Chávez a La Habana. Los mandatarios recorrieron barrios capitalinos, visitaron a las comerciantes del Mercado Oriental y disfrutaron de un paseo por las oscuras aguas del Lago Xolotlán, en un recorrido lleno de clientelismo y demagogia política y su pisca de campaña electoral. Chávez reafirmó su apoyo Ortega, aseguró que seguirá mandando petróleo sin importar cómo los fondos generados por esa cooperación sean usados por el Presidente y al final firmó unos convenios que nadie tienen que ver con las grandes promesas enmarcadas en la solidaridad del Alba y Petrocaribe.

Los compromisos firmados en Managua incluyen aumentar las donaciones en medicamentos oncológicos, antirretrovirales y para atender enfermedades crónicas. También la donación de equipos médicos. Ortega anunció la firma de un convenio entre Enabas y el Ministerio para la Alimentación de Venezuela para el acopio de alimentos. Y el tercer acuerdo tiene que ver con la creación de lo que el presidente llamó la Ruta turística de Sandino.

“Por ese camino estoy seguro que en el mediano plazo Nicaragua se convierte en una potencia económica, social y política en la región centroamericana”, dijo Ortega tras la reunión de seis horas que sostuvo con Chávez y que terminó en una rueda de prensa realizada a la medianoche del miércoles. Para expertos como el catedrático de relaciones internacionales Orlando López, el presidente Chávez vino a Nicaragua a “reafirmar lazos ideológicos”.

Aquellos megaproyectos

Tras ser investido presidente, aquel 10 de enero de 2007, Daniel Ortega firmó ante la presencia de Hugo Chávez la adhesión de Nicaragua a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), el proyecto geopolítico de Chávez. Con esa firma comenzaron una serie de acuerdos económicos entre ambos gobiernos, que incluían grandes proyectos como la famosa refinería que debería construirse en occidente y que no ha pasado de la primera piedra puesta por Ortega y Chávez.

Sobre la refinería, Chávez explicó: “Ahí mismo donde estamos construyendo la refinería, me informaban que hay como 60 máquinas trabajando, están haciendo el movimiento de tierra ahí donde va a estar la refinería, o sea, ya comenzó  ese proyecto, para los que andan diciendo por ahí, aquí, allá y acullá, que todo esto es pura mentira, que nosotros no avanzamos en nada, que no sé que más, etc. No, estamos trabajando en eso, eso lleva su ritmo”.

Un ritmo bastante lento a juzgar por los resultados. Sólo en 2007 ambos mandatarios acordaron la construcción de seis megaproyectos que tres años después no han ni siquiera comenzado a construirse. Chávez prometió construir una carretera que uniría las costas del Atlántico con el Pacífico del país, a un costo de 350 millones de dólares. La construcción de una fábrica de productos de aluminio, la instauración de una línea aérea comercial, un gasoducto, una empresa de telefonía celular y la rehabilitación del puerto de Puerto Cabezas. Yo puedo asegurarles, hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses, que la oportunidad histórica que tiene Nicaragua, la está poniendo Dios. Dios llevó al Presidente Hugo Chávez a la Presidencia de Venezuela... El pueblo, que es la voz de Dios, rescató al Presidente hace ocho años, cuando el golpe de Estado.  Y Dios también, a través del pueblo, nos llevó, a nosotros al Gobierno y nos permite encontrarnos - Daniel Ortega

Un año después, en 2008, las promesas incluían fondos de cien millones de dólares para sustituir la cooperación que Estados Unidos y la Unión Europea suspendieron a Nicaragua tras la crisis desatada por las denuncias de fraude en las elecciones municipales de 2008 y cuya ratificación aún está pendiente. En total (incluyendo los proyectos de viviendas desarrollados por el Gobierno), las promesas de Chávez ascendían a 7,056 millones de dólares, según un informe publicado en 2009 por el Centro de Investigaciones Económicas de Venezuela.

“Es que si no transformamos la estructura económica, la estructura socioeconómica, habríamos perdido el tiempo. Hay que ir transitando, del capitalismo voraz que nos rodea por todos lados y que saquea a nuestros pueblos y a nuestros Gobiernos, rumbo al Socialismo, a la forma histórica nueva, diría don Carlos Marx”, expuso con elocuencia Chávez sobre los supuestos logros alcanzados por la cooperación de ambos países.

La misma realidad

Más allá de los discursos de ambos mandatarios, que cantan el fin de la pobreza, la realidad social de Nicaragua no ha cambio demasiado. Los números rojos siguen dominando las estadísticas del país que en 2008 ocupó el puesto 110 de desarrollo humano, de un total de 117 naciones, según el Índice de Desarrollo Humano preparado por Naciones Unidas.

“Chávez nos ayuda con petróleo, ¿pero cuántas refinerías se han construido hasta ahora? No ha habido incentivo para el desarrollo de Nicaragua y los nicaragüenses. Chávez vino a abrir un capítulo de la Guerra Fría, un alineamiento ideológico que no nos conviene. Chávez vino a ofrecernos su discurso y a debilitarnos más el sistema democrático”, explicó Orlando López.

Para políticos como el coordinador del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Edmundo Jarquín, si bien la visita de Chávez “fue otra ocasión para que repitiera su letanía de promesas incumplidas”, también deja en evidencia otra realidad: los altos montos de cooperación que Ortega ha recibido de Venezuela y que, a juicio de Jarquín, han sido mal administrados por el Gobierno. El buen uso de esa ayuda, según el político, podría aliviar los problemas de pobreza que sufre el país.

Se estima que en 2008 la ayuda venezolana ascendió a 457 millones de dólares, lo que para algunos expertos es un presupuesto paralelo manejado de forma discrecional por el presidente Ortega. Esa cooperación representa un tercio del presupuesto del Estado. Y hasta ahora no se conocen detalles concretos sobre el uso de esos fondos.

“Daniel Ortega es el Presidente que más cooperación ha recibido en los últimos 20 años y, pese a ello, tiene al país como lo tiene: con menos crecimiento, más pobreza y más desempleo. Por dónde se vea, es el gobierno más ineficiente que hemos tenido en dos décadas. Como esa gigantesca cooperación venezolana se maneja de manera privada, por más que Chávez diga que es de “Estado a Estado”, debe dejarse constancia que ningún futuro gobierno la deberá y podrá reconocer como deuda pública”, explicó Jarquín.

Desde el oficialismo, la visita de Chávez fuer para fortalecer los programas del Alba. Y nada más. Francisco López, ejecutivo de Albanisa, dijo que Chávez llegó al país para evaluar junto al presidente Ortega la “continuidad” de esos proyectos.

“Esa visita viene a patentizar, a sellar, a reforzar los Programas, es decir, estamos hablando de más garantía de salud, de gratuidad de la educación, de más Calles para el Pueblo. Estamos hablando de continuar esos Programas nobles, como Usura Cero”, dijo López en declaraciones al oficialista Canal 4.

Viejas y nuevas promesas de Chávez

Tras una reunión de seis horas en la Secretaria del Frente Sandinista y casa de Gobierno, los presidentes Chávez y Ortega acordaron los siguientes proyectos, pero sin dejar nada concreto sobre su puesta en marcha:

  • Se mantienen los planes para terminar el proyecto de la refinería el Supremo Sueño de Bolívar para 2015, cuando debería estar procesando cien mil barriles diarios de crudo venezolano. Para el 2019, según Chávez, Nicaragua comenzará a exportar derivados del petróleo.
  • Los mandatarios anunciaron que se comenzaron a realizar estudios para construir una planta de regasificación al lado de la refinería. Esta plata procesaría el gas natural venezolano.
  • Aumentar las exportaciones de ganado. Para ello Chávez anunció la compra de un nuevo barco para la exportación de ganado en pie. Según Chávez, Nicaragua podría enviar hasta Venezuela “20 mil animales vacunos”.
  • Los mandatarios acordaron la construcción de plantas para fabricar fertilizantes.
  • Aumentar las becas de estudio de pregrado y postgrado, así como de estudios militares y policiales. Chávez aseguró que la Academia de la Policía Nacional va a recibir a 50 jóvenes para capacitarlos y que conformarán la Policía Bolivariana en Venezuela.
  • Se creó un equipo que en un mes debe preparar un “mapa” para la creación en el país de fábricas “socialistas mixtas”. Francisco López dijo que para estos proyectos se tomarán como base las empresas aglutinadas en la Cornap.

Comentarios

1
Carlos

Felicidades joven

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor