Confidencial » Opinión » Leer artículo

Periodismo puro

Carlos Salinas Maldonado | 11/4/2011
@CSMaldonado

El Premio Ortega y Gasset de periodismo que entrega el prestigioso diario El País, reconoció este año a un periodista joven, talentoso y valiente. Octavio Enríquez, redactor de investigaciones del diario La Prensa, inició este lunes el día con una llamada que le notificaba que su reportaje sobre la riqueza del ex Ministro del Interior, Tomás Borge, fue seleccionado por el jurado del Ortega y Gasset como el mejor reportaje entre todos los que concursaron en esa importante competición. Es el reconocimiento a un esfuerzo de años, a una carrera cultivada con esmero, con ética. A un periodismo con garra, compromiso, olfato para rastrear allí donde los poderosos esconden la corrupción, pero sobre todo, principios. El de Octavio es periodismo puro.

Es una gran noticia para el periodismo nicaragüense, sobre todo en tiempos como estos, cuando un poder autoritario, corrupto, familiar y alérgico a la crítica, intenta acallar aquellas voces que denuncian sus arbitrariedades. Pero también es una gran noticia que deja claro que sólo el buen periodismo –el hecho con tiempo, con verificación de los datos, con mucho reporteo y hasta paciencia– se mantiene cuando los medios de comunicación y periodistas se atrincheran, unos (lo más triste) al lado del poder, y los otros jugando a la oposición política. Triste también porque muchos de esos medios (la televisión, principalmente) toman una postura edulcorante para evitar las amenazas del poder. La valentía, fuerza del periodismo, queda echa a un lado.

Octavio Enríquez ha demostrado que es un periodista valiente. Y de tiempo completo. Su esposa e hijos lo saben: horas y horas entregado a esta profesión, investigando, rastreando, olfateando allí donde él cree que alguien (un poderoso, un funcionario corrupto) esconde algo. Sus destapes, incómodos y fuertes, le han valido amenazas. Pero eso a Enríquez no lo amilana. Él ha seguido investigando, escribiendo y narrando. Porque Octavio también es un gran narrador: ahí están como muestras sus hermosos perfiles y crónicas publicados en la revista Magazine. Una de esa crónicas, la historia de unos niños del Caribe nicaragüense que sufren xerodermia pigmentosa –una rara enfermedad que los mantenía totalmente alejados del mundo, sin posibilidad de exponerse a los rayos del sol­–, ganó el premio de periodismo que cada año entrega Unicef. O aquel perfil del pintor Raúl Marín, atrapado por mil demonios y su adicción al crack, bellamente dibujado por la pluma y la perspicacia de Enríquez.

Son historias bien trazadas. Cada palabra bien escogida. Cada coma en su lugar. Y también los adjetivos. Porque Octavio Enríquez no tiene miedo en usarlos, como un recurso para enriquecer su narración, pero sin ofender a nadie. Él no cree en ese periodismo que habla de “objetividad” y termina siendo aburrido y simplón. Su periodismo es honesto, como él, pero delicioso. Los reportajes de Enríquez son una clase de periodismo. Y los estudiantes de la profesión deberían seguirlos.

Y es que ese periodismo de Octavio Enríquez tiene raíces en los grandes trabajos de los maestros de esta profesión. Son aquellos textos compartidos entre amigos, mil veces discutidos en mesas de tragos y otras tantas veces copiados, tratando de seguir, aunque se muera en el intento, ese estilo único de un Ryszard Kapuściński, Jon Lee Anderson, John Carlin, Oriana Fallaci, Sergio Ramírez, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa o Alma Guillermoprieto. Y muchos otros que son la savia que alimenta a una generación joven de periodistas, dispuestos a meterse en ese mundo raro, violento, humano que esos maestros han retratado a la perfección.

El periodismo de Octavio Enríquez, como lo dijo el jurado del Ortega y Gasset en su fallo, es minucioso, valiente y bien documentado. Su reportaje sobre la riqueza de Tomás Borge, uno de los personajes más sombríos y folclóricos de la política nicaragüense, muestra, según el jurado, “la lucha contra el poder plasmada en una labor periodística de investigación realizada en condiciones muy adversas sobre las transacciones y el enriquecimiento ilícito de Borge”. El trabajo de Octavio Enríquez es, en resumen, periodismo puro.

Comentarios

10
ana rivas

Muy bien Ocatvio, ahora tienes la tarea de investigar quién se robó el ferrocarril de Nicaragua y quién le robó el fondo del seguro social en los primeros años de los 90 , parece que el periodismo tildó este robo al seguro de Ibarra gates y este gordo señor huyó al sur . hay más historias para que los nicas estén pobres y se vayan a rodar mundo. Espero tus otras historias con nuevos temas.

9
aura lila

Este joven es merecedor de cualquier y todos los honoris causa recibidos por el personaje mencionado y que fue lo que le llevo a desarrollarse en su labor de investigador periodista. Muy buen trabajo de parte del comite que organiza este tipo de estimulo para que continue la pureza del periodismo en el mundo. Felicitaciones muchacho, adelante siempre con la verdad en los temas venideros.

8
La teta asustada

Hombre, Freddy, se ve que te duele el premio al periodista Octavo Enriquez, encima porque destapó la podredumbre de Tomás Borge. Seguro te van a doler mucho más aquellos que destapen los robos, corrupción y todos los desastres administrativos de Rosario Murillo. Todo mundo sabe que dilapida los dineros del Estado y de la Alcaldìa como si fueran suyos. Y en cuanto a la ruta de los Cenis, la investigación ya se hizo y son los orteguistas los quiebrabancos.

7
paola barillas

Creo que el banco de informacion que se ha formado y lo que estara por formarse con todo el relajo que se ha formado con la pinata,el quiebre de interbank,la fallida reforma agraria de los anos 80",la "recuperaciones" de los primeros meses de la revolucion, la venta de las armas ,helicopteros,etc.,las "privatizaciones" de las ayudas extrajeras en el pasdo y el presente sin duda alguna seguiran arrojando extraordinarios reportajes de periodistas dedicados a encontrar la verdad y mostrarla al mundo y los nicaraguenses,y con ellos lso premiso a su labor, admas dejaran sentada la verdadera historia conteporanea de nicaragua y de sus los nuevos ricos capitalistas pseudorevolucionarios y pseudodemocraticos, sobre todo de los politcos pactistas corruptos..

6
Los chamucos son despistados

Narvaez, estás en las latas, verdad? Tenés que estar haciendo chayopuntos, Uhmm, pobre de ti!
Cualquier investigación sobre los cenis, inicia con las quiebras bancarias, la primera la del Interbank, en la que tus compinches se lucraron.
Cualquier investigación sobre los cenis, debe demostrar que el socio de ustedes, Alemán dictó un decreto al respecto y que se aprobaron en la Junta Directiva del Banco Central, donde tu partido tenía una silla. Es decir los cenis, lo aprobaron tus compinches.
Y sabés?, ya se hicieron investigaciones sobre este tema y sabés qué, también ganó mención.
Informate muchacho, no vomités sin control. Sostenete el diafragma.

5
NICA

Parece que Freddy le dolio lo de la investigacion, eso solo es una minucia, si supieras toda corrupcion del FSLN, te da un ataque al corazon..

4
Sergio Bustamante

Soy estudiante de Comunicación Social, sin buscarlo me encontré con este sitio web que me parece fascinante, sobre todo porque encuentro una manera diferente de poder hacer periodismo independiente. Felicidades para el señor Octavio Enríquez, una vez tuve la oportunidad de verlo junto a otro reconocido periodista (José Adán Silva) en una cátedra que ofrecieron en la Universidad Centroamericana, UCA. Debo decir también que la presentación que hace Carlos Salinas de Octavio, es muy buena, me agrada leer escritos así, saludos.

3
Gretchen Robleto

felicidades a Octavio y La Prensa. El sacrificio y dedicación de periodistas como Octavio y su familia, dan honor a esta profesión.

2
Freddy Narvaez

Me gustaría ver ganar a un "periodista" de La Prensa, ganar un premio por investigar la ruta de los Ceni´s y como, muchos se enriquecieron junto a la Rata, solo así, le tomaría respeto a estos "premios", muchos de los cuales son amañados y ganados como reconoce Mildred "con el respaldo del diario" me imagino que cuando dice respaldo no quiere decir "compra" del premio verdad?

1
Mildred Largaespada

Octavio, te felicito. He leído la frescura de tus trabajos, y palpado el compromiso con el periodismo. Me alegro muchísimo que unos premios dotados con rigor hayan reconocido el valor de tus trabajos. Ahora que anda mucho "policía de periodistas" mirando con lupa el trabajo que hacemos, sólo con las ganas de minusvalorar y disminuir la energía con la que trabajamos, más ahora tus trabajos son aún más valiosos. Felicidades al equipo de La Prensa, que te ha apoyado y respaldado, porque sin el respaldo y el compromiso de los medios para los que trabajamos no podríamos hacer nuestro trabajo con arrojo. Felicidades desde San Salvador.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor