Confidencial » Opinión » Leer artículo

Redes sociales en Nicaragua

Uno de los mitos a los que nos enfrentamos los que hablamos de la Web y su impacto en Nicaragua, es que las personas con acceso son un número tan ínfimo que no vale la pena ponerle atención. Me gustaría pensar que este interés real de las empresas en las redes, podría servir para ir derribando ese mito. Veremos.

Carlos Fonseca M. | 2/3/2011

El lunes 21 de febrero fui invitado junto al Dr. Guillermo Rothschuh y el bloguero Emila Persola (Martin Mulligan) al programa Esta Noche, para discutir sobre la redes sociales y su impacto en Nicaragua. Para ese día decidí hacer un par de anotaciones, que ahora, varios días después, comparto con ustedes. 

Quiénes están tomando ventaja de las redes sociales en Nicaragua

Las empresas tienen ya algún tiempo tomando ventaja de la gestión en redes sociales. Algunas de ellas han contratado personas dedicadas enteramente a esto, y muchas han conducido campañas publicitarias apoyándose en Facebook, sobre todo, teniendo en cuenta que el número de perfiles creados desde Nicaragua en esa red sobrepasa los 400 mil, y las comunidades nicaragüenses en Twitter han crecido de manera constante. 

Quienes gestionan las redes sociales se han convertido rápidamente en un canal directo, por el cual los clientes pueden hacer preguntas y tramitar algún reclamo a través de esta vía. A veces funciona bien, otras no tanto, pero es una tendencia que en todo caso "vino para quedarse".

Los medios de comunicación y organizaciones civiles, por otro lado, no lo están haciendo aún. Utilizan las redes como una forma de distribución de su contenido (en el caso de los medios), y actividades de relaciones públicas en el caso de las organizaciones, pero no en realidad para crear una conversación de dos vías con sus seguidores, ni para conducir campañas de activismo social, educación, etc. En el caso de los medios, podría servir para revivir conceptos desparecidos en Nicaragua como el del defensor de los lectores, o quizás como una manera de acercar a la redacción a sus lectores.

Uno de los mitos a los que nos enfrentamos los que hablamos de la Web y su impacto en Nicaragua, es que las personas con acceso son un número tan ínfimo que no vale la pena ponerle atención. Me gustaría pensar que este interés real de las empresas en las redes, podría servir para ir derribando ese mito. Veremos.

Los medios nicaragüenses y las redes

Si bien los medios tradicionales parecen “validar” las redes sociales y blogs como un fenómeno de gran importancia a través de editoriales y reportajes, eso no quiere decir que estos son actores principales de sus noticias como fuente de información. Como todo en la vida, hay excepciones, existen algunos ejemplos, pero definitivamente no podemos hablar de una tendencia siquiera, sino de casos más bien aislados. 

Para nadie es un secreto que los sitios Web del Estado no respetan las estipulaciones establecidas en la Ley de Acceso a la Información Pública, sin embargo, no parece que haya tampoco una exigencia constante para que así sea, preocupante en el caso específico de los periodistas, pero también de parte de los ciudadanos. Es decir, mientras las personas no busquen la información en las Web Estatales, no encontrarán un problema en no encontrarlas, un círculo negativo.

También veo una des-conexión de discurso en el caso de los medios y los periodistas, y en particular con aquellos periodistas de televisión, quienes invitan constantemente a sus televidentes a que los sigan en Facebook y Twitter, pero quienes cuando les toca opinar o analizar sobre el acceso a Internet en Nicaragua se muestran más bien escépticos de la influencia que pueda tener Internet en la sociedad nicaragüense. En qué momento 600 mil personas se convirtieron en un número poco importante, no lo sé (estimaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, ITU). Ese tipo de “des-conexión” es preocupante, ya que los medios y periodistas son seguidos por muchas personas de ese número de internautas nicaragüenses, quienes no ven un “amor correspondido”. 

Activismo en la red en Nicaragua 

Conversando sobre este tema el sábado antes de la entrevista con algunos twitteros nicaragüenses, me compartían opiniones y ejemplos. Me decían que sí ha habido apoyo a algunas propuestas de activismo, por ejemplo, conciertos a favor de los damnificados por el terremoto en Haití, algunos otros ejemplos similares. Esto ha parecido funcionar. Sin embargo, hay otro muchos ejemplos de iniciativas civiles que se han tratado de impulsar, y que en las redes obtienen mucho apoyo (traducidos en likes, etc.), pero que luego ese apoyo no se traduce en una acción concreta fuera de las redes, digamos en una marcha, una protesta pacífica o el boicot a un producto, por ejemplo.

El tema del ciberactivismo cobró mucha relevancia después de la realización de dos “marchas virtuales” en Facebook, que recibieron una gran atención mediática, sin duda también por el tinte político que éstas tenían. Más allá del impacto que tuvieron, esperaría que sirvan para que los nicaragüenses en Facebook sepan que no están solos, ya sé que esto ya lo dije, pero así de importante es.

En un día normal, en las redes se ve mucha información compartida de medios extranjeros como El País, aplicaciones como Farmville o “causas” que no son creadas en Nicaragua. El día de las marchas, miles de mensajes y pérfiles nicaragüenses inundaron la línea de tiempo (TL), al menos la mía, un cambio interesante. 

No hay que perder de vista también que muchos servicios de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en Nicaragua tienen una “canasta de precios” sólo sobrepasada por Cuba en América Latina (datos del ITU), algo que se convierte en una verdadera barrera para impulsar el acceso y uso de las redes sociales con este fin.

En aras de “democratizar” un poco el uso de las redes sociales, una idea. No es un secreto que el número de usuarios de telefonía celular en Nicaragua es alta. Muchas de esas personas, sin embargo, no saben que se puede utilizar Twitter o Facebook desde mensajes de texto, SMS. Enviar los mensajes tiene un bajo costo (entre $0.07 y $0.10 + IVA), pero recibir mensajes no tiene ningún costo. Aquí algunas instrucciones de cómo hacerlo.

Comentarios

5
ana

que comentarios mas estúpidos si van a comentar, comenten algo bueno ok

4
anan mendoza

quiero que por favor.. cuando hay conferencias de prnsas de la policia le hagan una pregunta.. cuando estabn protestand el PLI en todo el pais ivan a buscar delincuentes, policias y antomotines podiendo ellos poner el orden y ellos nunca detuvieron a los delicuentes cuand protestaban por sus credenciales que el CSE se los envio equivocadamente con un proposit,, por eso se dio todo estos problemas en el pais..

3
INTERNETEUNE

Todo lo que digas y publiques sera usado en tu contra

2
Jouset M. Watson

Muy buena nota Carlos Roberto, es algo que debería ser de reflexión para muchos, comenzando por el "boom" de las empresas en Facebook y Twitter, promocionándose y aplicando sus estrategias de mercadeo con los usuarios de estas redes; esto ha causado un gran impacto en la sociedad nicaragüense, donde muchas personas (que bien no tienen internet en sus casas, ni una pc) usan de los cyber's café para acceder a estos sitios y "probar" su suerte con alguna de estas publicitadas promociones, Obligando a muchas personas a crear cuentas, abrir espacios, y sobre todo a crear un vínculo afectivo con el internet y las redes sociales y más interesante todavía, muchas de estas personas no tienen un nivel de escolaridad primario-secundario (sin discriminar aclaro) y con las redes sociales amplian sus conocimientos, al menos en el uso del internet.

1
Nayel

Oe, acordate que la Otra Marcha Virtual es el 6 de marzo, también podés agregar que ahora se armó Otra Marcha Virtual pero en contra de Claro. Parece que hay una moda con las "marchas" virtuales.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en:

Otros artículos del mismo autor