Confidencial » Política » Leer artículo

Negociaciones de alianzas culminan el martes

Inicia conteo regresivo electoral; boleta tendría 6 casillas

* FSLN, PLC y UNE promueven alianzas; ALN va sola, y posiblemente Camino Cristiano y APRE.

Carlos Salinas Maldonado | 27/2/2011
@CSMaldonado

Los nicaragüenses asistirán a votar el próximo 6 de noviembre con una boleta que podría estar compuesta de seis casillas electorales y con ningún rostro novedoso.

Cumpliendo con el calendario electoral impuesto por los magistrados de facto del Consejo Supremo Electoral (CSE), este 1 de marzo asistirán a inscribirse las alianzas del FSLN, PLC y UNE-PLI, mientras que los líderes de la ALN, el APRE y Camino Cristiano Nicaragüense (CCN) sopesan participar por separado en unos comicios cuyo particularidad es la de estar organizados por una institución electoral fuertemente cuestionada y por incluir una candidatura, la del presidente Daniel Ortega, prohibida por la Constitución.

En las boletas se verán caras como las de los caudillos Arnoldo Alemán y Daniel Ortega o la del reverendo Guillermo Osorno, quienes ya participaron en elecciones anteriores. Pero también las de diputados que aspiran a convertirse en presidentes, como el empresario radial y diputado por el Parlamento Centroamericano, Fabio Gadea Mantilla o el legislador por ALN, Enrique Quiñónez. Todo dependerá de los resultados de las negociaciones políticas y si las candidaturas no mueren en el proceso de impugnaciones.

Las alianzas

El viernes continuaban las negociaciones para conformar alianzas políticas de cara a la inscripción de éstas ante el CSE este lunes, fecha establecida en el calendario electoral. El La alianza del Frente Sandinista incluye, entre otras organizaciones, al movimiento indígena Yatama, miembros de la Resistencia Nicaragüense, Movimiento Cristiano de la Unidad (MUC) o la Unión Demócrata Cristiana (UDC).

El FSLN concurre a las elecciones con la candidatura de Daniel Ortega, la sexta del caudillo sandinista desde 1984, que es fuertemente cuestionada por estar prohibida por la Constitución. De hecho, para el filósofo y jurista Alejandro Serrano Caldera, la candidatura de Ortega empaña el proceso electoral. “La sola candidatura de Daniel Ortega da tremenda ilegalidad e ilegitimidad al proceso electoral” en Nicaragua, dijo el viernes el doctor Serrano. La más reciente encuesta de la firma Cid Gallup le da a Ortega una intención de voto del 36%.

La alianza del PLC incluye a movimientos políticos como el Partido Conservador (que recientemente recuperó su personería jurídica), el PALI y el PUCA. El candidato de esta alianza es el controvertido ex presidente Arnoldo Alemán, condenado a 20 años de cárcel por fraude al Estado y liberado por un cuestionado fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), cuyos magistrados responden al pacto amarrado entre Alemán y Ortega en 1999.

Desde inicios de febrero, Alemán ha estado inmerso en una campaña electoral para limpiar su imagen de cara a las elecciones de noviembre. En anuncios publicitarios de televisión, el ex presidente pide perdón al electorado y una nueva oportunidad para gobernar. La encuesta de Cid Gallup sitúa al ex presidente Alemán en el segundo lugar en intención de votos, con un 23%.

La tercera alianza que se inscribirá este primero de marzo es la que encabeza el empresario radial Fabio Gadea Mantilla, quien la semana pasada nombró al economista Edmundo Jarquín como su candidato a vicepresidente. Jarquín ya participó como candidato a la Presidencia en las elecciones de 2006 por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), cuando logró aproximadamente 200 mil votos.

La Unidad Nicaragüense por la Esperanza (UNE) es el movimiento político de Gadea Mantilla, que participará en las elecciones en la Casilla 13 del Partido Liberal Independiente (PLI), pero arropada por otras organizaciones políticas como el Movimiento Vamos con Eduardo, del ex candidato presidencial Eduardo Montealegre, el MRS y facciones de la Resistencia Nicaragüense, liberales del PLC encabezados por el diputado Maximino Rodríguez, una facción del Partido Conservador liderada por el concejal por Managua Luciano “Chanito” García, entre otros movimientos políticos.

Los candidatos del PLC y UNE-PLI se pronunciaron la semana pasada contra la candidatura de Ortega, aunque para algunos políticos aliados del FSLN, su participación en las elecciones legitima no sólo el proceso, sino la candidatura del actual presidente.

“Jamás aceptaremos la legalidad de la candidatura de Ortega, mucho menos la legitimidad que sólo las dan la ley y los votos”, dijo Edmundo Jarquín tras ser nombrado oficialmente candidato a la vicepresidencia. El político de centro-izquierda afirmó que participa en esta elección “bajo protesta”, es decir, oponiéndose a las reglas del juego impuestas por el CSE. “Lo hacemos porque queremos dar al pueblo la opción civilizada de aplastar a ortega con votos”, dijo.

Para el ex presidente Arnoldo Alemán la candidatura de Ortega es “ilegítima”, porque no hubo reforma constitucional que la respalde. “La única institución o poder del Estado que puede reformar la Constitución es la Asamblea Nacional, y al no haber reforma, está vigente el artículo 147 y es ilegítima la candidatura de ortega”, dijo Alemán durante la presentación del que es su propuesta de Gobierno.

Además, el controvertido ex presidente, quien por estos días mantiene un discurso más sobre que su acostumbrado hablar dicharachero, afirmó que “no hay” Consejo Electoral porque a los magistrados de la institución se le venció su periodo constitucional. “No es un Consejo de facto, porque no existe. Nosotros concurrimos porque la ley electoral dice que el partido que no concurra pierde la personería jurídica”, aclaró Alemán.

Tres “partiditos” en la jugada

Las encuestas dejan claro que las elecciones nacionales se decidirán entre las tres principales alianzas políticas. Sin embargo, en los comicios también participarán tres partidos con menos peso electoral pero con importancia estratégica, ya sea por el tendido electoral con el que cuentan (como es el caso de ALN) o porque con sus votos pueden restar o sumar ventaja a las grandes agrupaciones políticas.

Además, para algunos analistas juegan un rol importante para el FSLN: legitimar las elecciones a nivel internacional.

Se trata de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), la Alianza para la República (APRE) y el Camino Cristiano Nicaragüense (CCN). El calendario electoral es más benévolo con estas agrupaciones, que tienen hasta mediados de marzo para inscribir sus candidaturas.

Es por eso que el proceso de negociaciones aún se mantiene. ALN, por ejemplo estuvo durante la semana sospesando tres nombres: el abogado y ex candidato presidencial Noel Vidaurre; el reverendo protestante Saturnino Serrano, superintendente de las Iglesias de Dios; y el diputado Enrique Quiñónez. La noche del viernes se habían descartado los nombres de Vidaurre y Serrano. Vidaurre dijo que había declinado el ofrecimiento, porque sigue favoreciendo un esfuerzo unitario de la oposición. La del diputado Quiñónez se mantenía como la opción más viable, aunque fuentes de ALN dijeron que podría haber otras candidaturas.

“No tenemos prisa, estamos valorando que si acaso fuéramos solos tenemos hasta el 18 de marzo para presentar nuestros candidatos”, dijo Alejandro Mejía Ferreti, presidente nacional de ALN.

Por su parte, CCN participará en las elecciones con la candidatura del reverendo evangélico Guillermo Osorno, ex candidato presidencial y actual diputado nacional. Fue el mismo Osorno quien confirmó su candidatura. Osorno participó como candidato presidencial en las elecciones de 1996, quedando como tercera fuerza electoral al lograr más del 4% del sufragio (72 mil votos).

El partido que menos definido tiene su panorama de cara a las elecciones es el APRE. Carlos Canales, presidente del APRE, dijo que están negociaciones con varios actores políticos del país para definir su candidato, aunque afirmó que podrían tener una decisión este lunes, ya que esperan inscribirse el martes ante el CSE. Entre las personas con las que han conversado, Canales mencionó al panificador Hermes Morales, a Miguel Ángel García, ex ministro de Educación y a Noel Vidaurre.

“La junta directiva y la gente del APRE estamos conversando para que yo sea el candidato por la casilla número diez”, confirmó Morales.

Con las casillas prácticamente definidas, la maquinaria electoral se echa andar, aunque los analistas no descartan que surjan fuertes crisis por la inconstitucionalidad de la candidatura de Ortega y los plazos impuestos por un CSE de facto. De mantenerse el escenario electoral actual, la última palabra la tendrá el electorado. Eso sí, tomando en cuenta que su decisión en las urnas será respetada.

Comentarios

4
eduardo mejia

DIVIDE Y VENCERAS
DECIA EL POLEMICO MAQUIAVELO
CON ESTO TU SABRAS
QUIEN ESTA, DETRAS DE ESTE VELO.

NO HAY QUE SER MUY INTELIGENTE
NI HABER IDO A LA UNIVERSIDAD
PARA ESTAR MAS QUE CONSCIENTE
DE LA AUTORIA DE TAL PERVERSIDAD.

MAS CULPABLE QUE EL AUTOR
DE CUALQUIER DELITO
ES AQUEL CONSENTIDOR
QUE APORTA SU GRANITO.

MAÑANA NO SE HAGAN LOS CHANCHOS
LOS JUGADORES DE ESTE JUEGO
ASI COMO LA PALMA HACE RANCHOS
LA LEÑA ACABA EN EL FUEGO.

3
Omarfilemon

Porque no dan el porcentage en la encuesta CID Gallup para fabio gadea,es plan con mana?

2
Bismarck Hernandez

El pueblo esta claro que no podemos regresar al pasado de oscuridad de los neo-liberales, a la privatización de los servicios públicos,a la corrupción. a los apagones. Y ese es el miedo de la derecha mediática y derrotada de Nicaragua que con Daniel a al cabeza de este proceso de cambio no tienen ni la mas minima oportunidad de retomar el poder.

1
Luis Rodriguez

A como se han desarrolado las situaciones en el pais lo mas probable es que se de un voto masivo en pro y en contra del el candidato vitalicio que es el dictador ortega, la opcion que tiene mas posibilidades de emerger como fuerza opositora es la alinza UNE con Gadea como candidato.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Elecciones 2011

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor