Confidencial » Política » Leer artículo

Elección de magistrados del Poder Electoral dicen que no representa prioridad

Asamblea legislativa "a la medida" del FSLN

*El Frente Sandinista domina seis comisiones y cuatro a través de sus aliados ALN y BUN.

Carlos Salinas Maldonado | 16/1/2011
@CSMaldonado

El presidente Daniel Ortega seguirá gobernando con la tranquilidad que le garantiza el control del FSLN en la Asamblea Nacional. El oficialismo y sus aliados controlan la Junta Directiva y la mayoría de las comisiones parlamentarias, lo que augura un año sin complicaciones para un Ejecutivo que centrará todos sus esfuerzos en la reelección, inconstitucional, de Ortega.

La repartición de cargos dejó prácticamente de fuera a las bancadas más beligerantes en la oposición al mandatario, la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS). En cambio, los aliados del oficialismo como la bancada BUN y ALN, ostentan puestos en la Junta Directiva y presidencias de comisiones parlamentarias. A la BUN le tocó una comisión, mientras que ALN quedó con tres. BUN, además, mantiene dos cargos en la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.El FSLN quedó con seis comisiones y el PLC con cinco.

La irregular elección de la nueva Junta Directiva parlamentaria el pasado 9 de enero –cuyo hecho destacable fue la oposición de la diputada Miriam Argüello, aliada del FSLN–, dejó claro que en la nueva legislación, la agenda de la Asamblea Nacional se moverá al paso que marque el FSLN. O más exactamente el presidente Ortega.

“Esos son los acuerdos. Acordate que todo esto se hace conversado”, dijo la diputada por el FSLN y segunda secretaria de la Junta Directiva, Alba Palacios. “Cuando uno se excluye, nadie te va a incluir. Si querés participar de una negociación tenés que ser parte de ella, pero si no participás en ella, es lógico que el que está interesado en sus negociaciones, en su representación en la directiva o en las comisiones, es el que negocia con los otros. Fue una negociación que se dio entre cuatro fuerzas políticas en la Asamblea Nacional”, explicó la diputada.

Una posición similar mantiene el diputado liberal Wilfredo Navarro, quien repite como primer secretario de la directiva parlamentaria. Navarro dejó claro que para ocupar puestos en la Asamblea, hay que negociar con el FSLN.

“Ellos (BDN y MRS) quedaron fuera porque no negociaron bien con el Frente y además porque nosotros no vamos a ceder nuestros espacios. Yo no le voy a decir a mi partido, cedámosle una de nuestras comisiones al grupito de Eduardo Montealegre, cuando a cada rato nos están diciendo pactistas, sinvergüenzas”, dijo Navarro.

Bolaños Davis premiado

Sin embargo, el liberalismo cabeceado por el controvertido ex presidente Arnoldo Alemán, ahora apadrina en los pasillos parlamentarios a un Partido Conservador representado por el diputado Alejandro Bolaños Davis, señalado por políticos opositores de prestarse al juego del oficialista Frente Sandinista para debilitar más a la fragmentada oposición nicaragüense.

“Con el Partido Conservador estamos en platica de alianzas, por eso estamos tratando de garantizarle espacios en la Asamblea”, dijo el diputado Navarro sobre el cargo entregado a Bolaños Davis, quien en esta legislatura se desempeñará como vicepresidente de la comisión laboral.

A quien castigó el PLC fue al diputado Maximino Rodríguez, quien la pasada legislatura ostentó la presidencia de la comisión de Gobernación. Ahora su partido se la quitó “por los  múltiples trabajos que tiene Maximino como candidato a la presidencia y por estar promoviendo la candidatura de don Fabio (Gadea), que no le deja tiempo para la comisión”, dijo Navarro.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor