Confidencial » Política » Leer artículo

¿Institución militar cooptada?

Ortega: más poder al ejército

* Paquete de leyes apunta a militarizar el estado; trámite de urgencia se traslada para el 11 de diciembre

* Ordena la creación de gigantesco órgano de inteligencia contralado por él y coordinado por el Ejército

* Mensaje contraproducente en diferendo de La Haya; ejército “presidencial” debilita su propia imagen

Carlos Salinas Maldonado | 6/12/2010
@CSMaldonado

A un año de terminar su periodo presidencial, el presidente Daniel Ortega pretende dar un giro más radical a su controvertida Administración, enviando a la Asamblea Nacional –con carácter de urgencia– un paquete de leyes que según expertos consultados por Confidencial, pretenden militarizar al Estado, al ampliar las funciones de un ejército que desde la transición de 1990 ha estado subordinado al control civil.

Se trata de Ley de Defensa Nacional, Ley de Seguridad Nacional y la Ley de Régimen Jurídico Fronterizo, tres reglamentos que otorgan mayores prerrogativas al Ejército Nacional y reducen a un órgano de asesoramiento al Ministerio de Defensa, ya debilitado por Ortega desde que asumió la presidencia en 2007. Ese año el mandatario impulsó la reforma a Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, que “descabezó” al Ministerio de Defensa.

Las iniciativas han despertado suspicacias entre políticos de oposición, medios de comunicación y organizaciones civiles, que ven con malos ojos el trámite de urgencia de las leyes, el envío del paquete a solo una semana de que termine esta legislación, y en un contexto de supuestas negociaciones entre las cúpulas del oficialista FSLN y el PLC del ex presidente Arnoldo Alemán, cuya finalidad es recargar el pacto de 1998 y garantizarse el control bipartidista del Estado, postulado primario de aquel amarre.

“No está claro cuál es la urgencia”, dijo el diputado por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Víctor Hugo Tinoco. “¿Acaso vamos a una guerra?”, se preguntó, mordaz, Tinoco.

El presidente Ortega ha justificado la necesidad de las leyes aduciendo que Nicaragua necesita de un marco regulatorio en materia de defensa y seguridad nacional. Además, ha dicho que una ley de fronteras es necesaria para el país, sobre todo en plena crisis diplomática por el diferendo con Costa Rica tras el inicio de un proyecto de dragado en una región de poco más de dos kilómetros cuadrados en el extremo sureste de la zona fronteriza, región reclamada como propia por San José y Managua.

El Presidente –que ha impuesto un estilo de gobernar autoritario, sustentado a golpe de decretos y usurpando en varias ocasiones las funciones de la Asamblea Nacional–, pretendía que las leyes fueran aprobadas inmediatamente; pero diputados de oposición, presionados por una opinión pública que ve con temor los tres proyectos de ley, exigieron estudiar las leyes antes de someterlas a aprobación. Un traspiés para el Ejecutivo que, según algunos de sus diputados, contaba con los votos de ALN BUN y PLC para aprobar las iniciativas.

Y es que para que estas iniciativas sean aprobadas, es necesaria una mayoría simple, o sea contar con el voto favorable de 47 diputados; mientras que para su derogación se necesitaría de una mayoría absoluta, es decir, el voto de más de la mitad de los diputados de la Asamblea Nacional, según la definición de la Ley Orgánica de ese poder del Estado.

“Si no estuviéramos bajo las presiones absurdas del Presidente de la República, esto (las iniciativas) debería ir a comisión y convocar a todos los sectores. No se hace así porque la bancada de gobierno y el PLC no quieren que vaya a comisión”, dijo el diputado Tinoco.

Las iniciativas debieron ser discutidas en el seno de la comisión de Justicia y Defensa y la comisión de Gobernación de la Asamblea, sin embargo, dado el trámite de urgencia de Ortega, los jefes de las diferentes bancadas de la Asamblea Nacional decidieron, para ganar tiempo, crear una comisión especial en la que se analizarían las iniciativas. Pero algunas bancadas, como la Bancada Democrática y la del MRS, prepararon más de 40 mociones que esperan presentar el día de aprobación de estos proyectos. “Vamos a demostrar todos los riesgos y problemas que tienen estas leyes”, dijo Tinoco.

Un gigantesco órgano de inteligencia

La iniciativa de Ley de Seguridad Nacional establece en su artículo 8 la creación del Sistema Nacional de Seguridad (SNS), que se plantea como un gigantesco órgano de inteligencia. Según la iniciativa de ley, el SNS estará compuesto por todas las instituciones estatales especializadas en materia de inteligencia, que estarán coordinadas directamente por el Presidente de la República y la Dirección de Información para la Defensa del Ejército de Nicaragua (DID). Este órgano incluirá al Ejército, la Policía Nacional, la Fiscalía, la Procuraduría General de la República, la Superintendencia de Bancos, la Dirección General de Migración y Extranjería, la Dirección General de Aduanas y el Sistema Penitenciario Nacional.

Las funciones de este organismo será coordinar todo el trabajo de inteligencia del Estado, informando directamente al presidente sobre “amenazas que atenten contra la seguridad y defensa nacional”. De hecho, el reglamento sugiere que será la DID la encargada de asignar las tareas de inteligencia, regular y controlar la información que generen las instituciones involucradas en el sistema.

“Aunque de facto la DID tiene todas las facultades para realizar la inteligencia de Estado, vemos con preocupación que con esta ley sea la DID, una instancia militar, la que coordine a todos los órganos de inteligencia de las instituciones civiles”, dijo Yassir Chavarría, investigador en defensa nacional del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP).

“Estamos militarizando la coordinación del sistema de inteligencia. En otros países estos sistemas están estructurados en Consejos Nacionales de Inteligencia presididos por el presidente de la República, pero que en la coordinación operativa cuentan con un Ministro de Gobernación que debe manejar toda la información, porque al final esta instancia lo que hará será recolectar, sistematizar, analizar la información de inteligencia en función de reducir las amenazas”, explicó Chavarría.

La composición del nuevo órgano, coordinado directamente por el Ejército, despierta suspicacias en este investigador. “¿Quién nos garantiza que la DID le pase la información necesaria al Presidente? Eso sólo se puede garantizar si tenés una autoridad política civil que esté coordinando al órgano de inteligencia”, dijo Chavarría.

Fortalecimiento del presidencialismo

En las iniciativas de ley presentadas la semana pasada, el presidente prácticamente establece un vínculo directo entre él y la Jefatura del Ejército, sin el intermediación del Ministerio de Defensa, relegado a un órgano asesor presidencial, con lo que, según el general en retiro Hugo Tórres, Ortega “fortalece el régimen presidencialista”.

“Ortega asume la dirección directa de la comandancia del Ejército… Trata de quedar bien con el Ejército al concentrar en él la seguridad nacional, permitirle velar por la aplicación de la ley y coordinar las instituciones del gobierno”, dijo Torres.

“Se está proponiendo relación de control directo del Presidente hacia las fuerzas armadas sin haber un intermediario político”, dijo Yassir Chavarría, del IEEPP. “Este intermediario, el Ministerio de Defensa, es el que debe responsabilizarse de la conducción política de la defensa, el que toma las decisiones en esta materia. El Ejército es el ejecutor de las políticas de defensa delineadas por los civiles”, explicó.

Según Chavarría, las iniciativas de ley le dan un papel en blanco al Ejército para diseñar y coordinar las políticas de defensa del país, con el beneplácito del presidente Ortega. “En ningún estado democrático se ve eso”, aseguró.

“Parte de la lógica democrática es que debe haber en un Estado una división de poderes, y por eso la existencia del ministerio de Defensa. En países como Chile y Argentina, donde los sistemas de defensa están bien articulados, el poder legislativo tiene mayores roles del que juega nuestra Asamblea en cuanto a la supervisión y fiscalización de la política de defensa, del gasto militar, de los ascensos militares. Aquí debe haber una reforma estructural del sistema de defensa”, dijo Chavarría.

A diputados de oposición les preocupa la reforma de hecho del Estado que implica la aprobación de unas leyes que consideran ambiguas. Temen que estas leyes afecten en un futuro las relaciones entre el poder civil representado por el Ejecutivo y las fuerzas militares del país.

“Este presidente, que viene de la guerrilla, puede tener una relación muy armónica con el ejército, pero futuros presidentes civilistas de este país se van a encontrar con que no va haber un amortiguador, llámese un Ministerio de Defensa, con civiles entrenados en el tema de defensa y seguridad, que permitan una relación fluida entre el Ejecutivo y el Ejército. Pareciera como que Ortega está pensando como que el va a reinar por ‘saecula saeculorum’ (por los siglos de los siglos) y que no necesita ni al Ministerio de Gobernación ni al Ministerio de Defensa”, dijo el diputado por la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), Carlos Langrand.

Más funciones para el Ejército

El Ejército de Nicaragua es una de las instituciones que mayor confianza generan en la población. El Sistema de Monitoreo de Opinión Pública (Sismo) presentado en septiembre por la firma encuestado M&R Consultores, mostraba que el 40.7% de la población siente mucha confianza en el Ejército, mientras que el 51.5% aseguraba tener una confianza parcial en la institución.

Las iniciativas de ley en seguridad y defensa que impulsa el Ejecutivo de Ortega pondrían en juego esa imagen intachable que la ciudadanía tiene acerca del Ejército Nacional, aseguran expertos consultados para este reportaje.

“Con estas leyes se aumenta el grado de autonomía funcional e institucional que tiene el Ejército de Nicaragua. Es una regresión de lo que se había avanzado hasta antes de la llegada de este Gobierno”, dijo Yassir Chavarría, del IEEPP.

La iniciativa de Ley de Defensa Nacional establece que recae en el Ejército la planificación de la defensa armada, así como coadyuvar en el mantenimiento de la paz y el orden público, cuando lo determine el Presidente de la República. En su artículo 3 esta ley define lo que sería el Plan de Defensa Nacional, “el conjunto de tareas y actividades, cualquiera que sea su naturaleza, para satisfacer las necesidades de su defensa nacional”. El plan, según la ley, tiene carácter de secreto de Estado.

Para organizaciones como el IEEPP, es preocupante que la ley establezca como secreto de Estado un “plan que en un Estado democrático es parte de una política pública”. Según un análisis de algunos artículos de esta ley preparado por la institución, darle carácter de secreto de Estado al Plan de Defensa Nacional, “podría atentar contra el Estado de Derecho, la transparencia, rendición de cuentas y el efectivo control civil de las fuerzas armadas por parte de todos los órganos del Estado, especialmente el Legislativo”.

Comentarios

5
Yadid Matamoros

NO lo podrá hacer el Sr. Daniel Ortega, ÉL no está facultado para hacerlo, sé que es verdad, sé que Cristo vive y que DAniel Ortega es un Dictador más en América Latina, lo comparto en el santo nombre de Jesucristo, amén.

4
Julio

El siguiente es lo que esta detras de la inavsion a Isla Calero

Guillermo Quirós Álvarez Oceanógrafo Físico oceano@ice.co.cr 09:33 a.m. 16/11/2010

La actual disputa por la isla Calero es solo el inicio del problema de fondo. El gobierno sandinista y sus socios venezolanos, con fondos del BCIE, pretenden desviar el 90% de las aguas del río San Juan hacia la vertiente del Pacífico, convirtiendo a su paso el lago Cocibolca en una enorme represa hidroeléctrica, que proporcionará 1,130 gigavatios (GW) de potencia anual. Ese es el gran negocio oculto, que, a espaldas del propio ordenamiento legal nica, pretenden imponer a fuerza de mentiras y fuego.

La actual disputa por la isla Calero es solo el inicio del problema de fondo. El gobierno sandinista y sus socios venezolanos, con fondos del BCIE, pretenden desviar el 90% de las aguas del río San Juan hacia la vertiente del Pacífico, convirtiendo a su paso el lago Cocibolca en una enorme represa hidroeléctrica, que proporcionará 1,130 gigavatios (GW) de potencia anual. Ese es el gran negocio oculto, que, a espaldas del propio ordenamiento legal nica, pretenden imponer a fuerza de mentiras y fuego.

Días atrás, el columnista Daniel Flores de El Nuevo Diario de Nicaragua, voz oficial del gobierno sandinista, denunció públicamente la falta de licitaciones y la génesis espuria venezolana del capital de trabajo, con respecto a la ejecución apresurada del proyecto hidroeléctrico Brito, que planea utilizar las aguas del río San Juan. Y como dentro de ese marco Pastora y sus secuaces del Ejército han invadido Costa Rica, me di a la tarea de conseguir copia oficial del proyecto, el cual, para mi sorpresa, involucra daños y perjuicios ambientales de enorme magnitud para nuestro país y que nuestro pueblo y Gobierno deben conocer.

Después de la lectura del documento oficial de la empresa consultora contratada por el gobierno sandinista Andrade-Gutiérrez (publicado en Nicaragua, junio 2010), se deriva que el dragado del actual cauce del río San Juan frente a la isla Calero, constituye tan solo una distracción política temporal, vinculada al miniproyecto que aprovechará el caudal ecológico que dejarán al río San Juan hacia su desembocadura caribeña.

Esfuerzo desesperado. Y como bien analiza el Dr. Astorga el pasado domingo: http://www.nacion.com/2010-11-14/Opinion/Foro/Opinion2588598.aspx, la agresión actual es un esfuerzo desesperado por darle vigencia a la apropiación indebida de la esquina noreste de nuestro territorio, única alternativa hidrológica que permitiría la estabilidad de una represa hidroeléctrica frente a isla Calero, que, de construirse del lado nica, frente a San Juan del Norte, terminarían por ahogar en sedimento pocos años después las corrientes marinas que circulan de norte hacia el sur. Por eso, sus asesores en hidráulica –obviamente extranjeros–, les han recomendado como única solución construir la represa en isla Calero –justo donde deforestaron–, para proteger sus intereses al abrigo de la laguna Los Portillos, en territorio tico.

El gran proyecto planea construir una represa a la altura de El Castillo, a 57 km al este del desaguadero del Lago, sobre el cauce del río, la cual devuelve el 90% del caudal que proviene de ríos costarricenses, equivalentes a un caudal de 400 m³/s, los cuales constituyen hoy el grueso de las aguas que nutren los humedales asociados al Parque Nacional de Fauna Silvestre Barra del Colorado. Por ello, al ejecutarse el proyecto Brito se secarían totalmente los humedales del Caribe Norte de Costa Rica y se inundarán, por otro lado, las llanuras de Los Guatusos, en cuya planicie se encuentran poblados como Los Chiles, Santa Elena y el humedal Medio Queso. Todo ello constituiría una alteración ambiental en nuestro territorio que no debemos permitir.

Una represa menor. Este proyecto requiere de una inversión preliminar nada despreciable de US$1.152.059,28. Hasta hoy ha sido impulsado por la Secretaría de Integración Centroamericana y financiado en diversos momentos por el BID y el BCIE, como consta en el documento citado. Incluye la generación de electricidad en una represa ubicada al sur de Rivas (río Brito), del orden de 250 megavatios (MW) de potencia, lo cual se obtiene al elevar el nivel del lago de Nicaragua hasta 33 metros sobre el nivel del mar, cuya consecuencia es la inundación de los territorios ubicados al sur del Lago y al sur de los primeros 57 km aguas abajo del río San Juan; todo en territorio costarricense. Pero, además, el proyecto incluye aprovechar el caudal ecológico que quedaría en el río, a través de una represa menor de 2,8 megavatios en el Caribe, con un embalse de 8 m de altura sobre el nivel del mar, ubicado en isla Calero, motivo de disputa actual. Los daños ambientales que ocasionaría este megaproyecto debieran constituir el motivo de fondo para reorientar nuestra lucha en organismos internacionales, pues percibo que carecemos de una visión integral del problema. Sobra manifestar nuestro decidido apoyo técnico a los esfuerzos de las autoridades nacionales para profundizar en las consecuencias aludidas y defender nuestros legítimos intere

3
farabundo chavez

en mi humilde opinion pienso que en nicaragua lo que hay es un monton de personas que han perdido el respeto por la patria que piensan que nicaragua es solo el pais donde vivimos y no se dan cuenta que nicaragua es una forma de pensar . pensar en libertad pensar que en mucho tiempo no nos hemos dejado joder y ahora tampoco lo vamos hacer respeto a las personas que siempre miran lo positivo en cada problema pero por las personas que estan pendientes por que cometas un error para comerte lo que siento es lastima

2
lbch

La ley -según entiendo- declararía como Territorio Nacional 15km paralelo a la frontera. En el caso del sur, eso equivaldría a toda la costanera del Rio San Juan donde no podrían haber desarrollos turísticos ni de ninguna otra índole.

Sin embargo lo mas sospechoso es que precisamente estas son las tierras que un consorcio privado integrado supuesta mente por militares retirados donde participan naciones extranjeras, ha estado amojonando para hacer el proyecto destrucción masiva ambiental BRITO .

La escopeta Ortega esta matando varios pájaros de un solo tiro??

1
Lucia

Pobres Nicas no cambian en nada...........Siempre lo mismo.......... El mejor aliado del señor Ortega es Laura Chinchilla .....o compadre hablado.....Veamos :

1- Al no presentar una actitud Firme,me refiero al aspecto militar,en el principio del conflicto permitio que este creciera......Costa Rica pudo repeler esta invasion ...pero Chinchilla no lo quiso...... permitiendo a Ortega presentarse como abanderado de la dignidad de la patria ....La verdad es que Calero es de los Ticos ...pero el compadre hablado le sirve a los dos especialmente a las puertas del escandalo de la calle a Caldera y otras obras que salpican hasta al ministro de la presidencia y a Oscar Arias en Costa Rica y a Ortega en su reeleccion y apoyado por las fuerzas armadas.

2-Llevo el caso a la OEA, Organo que no sirve para nada..es un juguete de los politicos para viajar y tomar.... Con ello Ortega logro otro objetivo .....salirse del tal organo...que a estas horas es un cero a la izquierda... y permitirle no reconocer lo que diga este Organo mas adelante durante las elecciones Nicaraguenses.

3- Oscar Arias le dijo que era debil en la asamblea plenaria del PLN..y que debio llevar el asunto a la ONU.......... Cosa que no le sirve a Laura porque se acabaria pronto el conflicto...aparecerian los escandalos y Ortega no terminaria de asentarse en su plan.

4-Laura Sigue pidiendo la intervencion de los paises americanos........algunos han respondido como Canada y Uruguay.pero la verdad a nadie le importa..........Esto ha servido para posicionar mejor a Daniel....... Pronto le daran todo el poder y el ejercito se hara cargo....Con la ayuda de Laura logra dos objetivos el Primero aparecer como heroe...y el segundo una oportunidad de Oro para darle el golpe de gracia a la oposicion.... Todo aquel que lo critique sera un traidor a la los intereses de la patria ...asi que la oposicion tendra que hacer causa comun con el..de hecho ya anuncio que el que se oponga le sacaran cosillas feillas.

5-El llevar el caso a la Haya es ponerlo en manos de los abogados y hasta ahi llego el cuento...duraran años..aspecto bastante positivo para los respectivos proyectos politicos.

Al final lo que va a pasar es que los Ticos no moveran un dedo....se aguevaran y pasaran a otra cosa....porque como lo dijo un expresidente ......en Costa Rica no hay escandalo que dure tres dias.......por lo tanto a nadie le importara que cuatro lapas ,dos monos una tortiuga , tres cigueñas y un cocodrilo...pierdan su casa en Calero ...los que protestaran seran si acaso cuatro gatos ecologistas.......de hecho en una encuesta en Costa Rica se muestra que solo el 12% de los encuestados le interesa el tema y de estos el 70% son Nicas preocupados de si podran volver despues de fin de año .......en definitiva en Costa Rica ya casi a nadie le importa lo que pase.....
En Nicaragua Daniel sera Reelecto y seguira en el mismo Norte ...no hacer nada...hasta la proxima eleccion..............Lo del canal se archivara .......o simplemente quedara como un proyecto turistico limitado...... Ademas solo quedan dos años antes que lleguen los republicanos a la Casa Blanca...y pudieran llegar gente mas guerrerista ......pero eso es otra Historia.............y no coma cuento coma papas.....

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor