Confidencial » Política » Leer artículo

“Jonathan no tiene tatuajes”

Presentan libro sobre Centroamérica y su mundo de pandillas

• Cinco crónicas periodísticas que van a fondo en el drama de la violencia juvenil

Alvaro Navarro | 28/10/2010
@NavarroNewsNic

En el llamado triángulo norte de Centroamérica, constituido por Honduras, El Salvador y Guatemala, se calcula que alrededor de doce homicidios a diario son cometidos por jóvenes vinculados a maras o pandillas, representando esta cifra cerca del 40% del total de los homicidios.

Esta aterradora realidad era impensable a inicios de la década del 90, cuando el panorama pintaba tal y como está ahora en Nicaragua, donde existe una amenaza latente de un desplazamiento de grupos delictivos desde los países vecinos, máxime cuando impera la desatención y exclusión social y del Estado, falta de empleo y poco acceso a oportunidades de educación.

Como parte de la alerta ante el riesgo de expansión y fortalecimiento de las técnicas delictivas de las pandillas en la región, la Coalición Centroamericana para la prevención de la violencia juvenil editó el libro titulado “Jonathan no tiene tatuajes: Crónicas de jóvenes centroamericanos en la encrucijada”, un esfuerzo de cinco periodistas que con sus trabajos investigativos exhiben una realidad generada por la violencia de las pandillas.

Entre los periodistas incluidos en este proyecto editorial están el salvadoreño José Luis Sanz, con la crónica El silencio entra en Sierra Alta; el guatemalteco Roberto Valencia, con la crónica Jonathan no tiene tatuajes; el salvadoreño Daniel Valencia con el reportaje Una granada en el reino de los pesetas en Honduras y; Los cancheros y los cholos del Reparto Shick, en Nicaragua, del periodista Carlos Salinas Maldonado, reportero del semanario Confidencial, quien publicó la crónica cuando trabajaba para el diario La Prensa.

De acuerdo a la presentación del libro, con este proyecto intentan “utilizar el periodismo investigativo para coadyuvar a superar la simplificación del fenómeno, poniendo la mirada en la dimensión sociopolítica de la violencia que atraviesa a las pandillas, y con ello dejar en evidencia la contribución que a la misma ofrecen otros factores sociales y políticos, entre ellos, el debilitado entramado institucional que predomina en las sociedades centroamericanas”.

El libro se presentó la semana pasada en la Universidad Centroamericana de Managua y posteriormente comentada en el programa Esta Noche, que se trasmite por canal 12. En el espacio televisivo comparecieron los periodistas Carlos Salinas y Daniel Valencia, dos de los autores de las crónicas en Nicaragua y Honduras, respectivamente, junto a Adilio Carrillo, director de la Coalición Centroamericana para la Prevención de la Violencia Juvenil.

Según Carrillo, con esta iniciativa además se pretendía “que los medios de comunicación y los periodistas tomen en serio y jueguen un papel importante para develar todo aquello que está oculto, esta parte de la violencia que no se dice en los medios, porque sólo se muestra la nota roja, pero no se dice qué está detrás del hecho puntual… (Mostrar) no sólo al joven pandillero, sino el porqué es pandillero”.

En la crónica de Carlos Salinas, sobre los enfrentamientos entre dos grupos de pandillas en el Reparto Shick de Managua, se refleja los niveles de violencia y las rivalidades que envuelven a los grupos juveniles en estos barrios, sin embargo, el periodista considera que las actuaciones de estos muchachos están más relacionadas con las dificultades económicas, el desempleo y la falta de acceso a las oportunidades educativas que los obligan a “reunirse y comenzar a delinquir”.

Además, para Salinas, “el problema en el caso del Reparto Shick es que se está metiendo muy duro el narcotráfico y el mercado ilegal de armas, y lo que están haciendo es que están armando a estos chavalos, dándoles la droga y que sean ellos los que la repartan en el campo, lo cual está haciendo que aumenten los niveles de violencia”.

Partidos instrumentalizándolos

Igualmente comentó que durante la investigación encontró algunos jóvenes que narraban cómo la pandilla de Los cholos “están siendo armados, en parte, por grupos de los CPC (Organización partidaria dependiente del Frente Sandinista), les han dado machetes y garrotes y los enviaron como parte de las turbas oficialistas para participar en los actos de violencia para el tiempo de las denuncias por fraude electoral… (en cambio) a los cancheros los llegaron a reclutar gente del PLC (oposición) y les ofrecían comida y armas para que fueran su contraparte a esa violencia que se estaba generando al otro lado”.

El representante de la Coalición Centroamericana contra la violencia juvenil, también resaltó los esfuerzos de la Policía de Nicaragua por reducir los índices delictivos a través de sus programas de reinserción social, porque “cuando el triángulo norte estaba aplicando sus políticas de “mano dura”, Nicaragua no se sumó a ese plan represivo y más bien, continuó con eses proceso comunitario de acercamiento de la Policía con los grupos juveniles”.

La recopilación de las cinco crónicas sobre el mundo de las pandillas en Centroamérica, se presentará el próximo 4 de noviembre en Guatemala, el 18 de noviembre en Honduras y el próximo año en El Salvador.

Comentarios

1
javier merett suarez

soy policia de Bolivia, y quisiera me puedan ayudar con los significados de los tatuajes de las maras, les agradecere de gran manera un abrazo.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor