Confidencial » Política » Leer artículo

Freedom House indica: grave retroceso en respeto a libertades

Nicaragua, país “parcialmente libre”

* Las causas son la violencia gubernamental, los fraudes electorales, la corrupción y la politización de poderes del Estado.

* Ortega “se dedica a realizar esfuerzos sistemáticos para obstruir y desacreditar las críticas de los medios”, afirma organismo estadounidense.

Carlos Salinas Maldonado | 7/9/2010
@CSMaldonado

Nicaragua es considerado un país “parcialmente libre” por la organización internacional Freedom House, que en su Informe Libertad en el Mundo 2010, redujo en un punto la calificación de respeto a las libertades en el país, achacando el retroceso al “uso continuo” de la violencia por parte del presidente Daniel Ortega, las denuncias de fraudes electorales y la politización de la Corte Suprema para superar los obstáculos que le garantizarían a Ortega su reelección.

El informe de Freedom House establece que en lo concerniente a libertad, Nicaragua pasó de un nivel 3 al 4. La organización califica el nivel de libertad de 1 al 7, donde los países que obtienen una calificación de 1 son  aquellos donde sus ciudadanos cuentan con una mayor libertad; mientras que los que reciben un 7 tienen el nivel más bajo de libertades. Los únicos países centroamericanos que obtienen una calificación positiva son El Salvador, Costa Rica y Panamá.

Freedom House mide en su informe el respeto a los derechos que permiten a las personas participar libremente en los procesos políticos, como el voto libre, la afiliación a partidos políticos y organizaciones; la libertad de expresión, de credo, de organización; el Estado de Derecho y lo que llama la “autonomía personal”, es decir, “la oportunidad de actuar espontáneamente en diversos campos fuera del control del Gobierno”.

“La calificación de las libertades civiles en Nicaragua se redujo debido al uso continuo por parte del presidente Daniel Ortega de la intimidación violenta y la politización de los tribunales para superar los obstáculos a sus planes de reelección”, establece el informe.

Ortega, se lee en el documento, “siguió adelante con sus planes de reelección, asegurándose un polémico fallo de la Corte Suprema que revocó la prohibición constitucional de mandatos consecutivos. Mientras tanto, la comunidad internacional condenó los resultados de las elecciones municipales de noviembre de 2008, que estuvieron marcadas por acusaciones de fraudes a favor del FSLN. Los donantes anunciaron la suspensión de más de 150 millones de dólares en ayuda. Periodistas, críticos del Gobierno y activistas de la sociedad civil continuaron sufriendo el acoso y la intimidación sistemática”.

Ortega consolidó su poder

El informe de Freedom House advierte que el presidente Ortega consolidó su poder presidencial en el país a través de reformas al Poder Ejecutivo que le garantizan mayor control o influencia sobre instituciones como el Banco Central, la Policía y el Ejército, además de “reafirmar su influencia personal en junio de 2008 mediante el nombramiento de su mujer como jefa del Gabinete social”.

Freedom House se refiere a la decisión ordenada por el Presidente de enviar a retiro a seis comisionados que gozaban de la confianza de la primera comisionada de la Policía Nacional, Aminta Granera, lo que fue denunciado por algunos sectores como un intento de Ortega por aumentar su influencia en la institución. Ortega tomó la decisión sin dar explicaciones ni presentar justificaciones, a la vez que ascendía a tres oficiales, entre ellos Francisco Díaz, jefe de Seguridad Pública, consuegro de Ortega y uno de los oficiales más cercanos en la línea de sucesión a Granera.

El Presidente también propuso una reforma a la Normativa Militar Interna del Ejército que modifica los plazos y condiciones de retiro de los oficiales, con el fin de evitar que altos militares fueran enviados a retiro a los 50 años, con lo que aseguraba la permanencia en la institución de militares fundadores del Ejército.

Corrupción y empresas Alba

Freedom House plantea en el informe su preocupación sobre la situación política en Nicaragua. La organización dice que el país está inmerso en problemas que afectan las libertades, entre los que menciona la corrupción, los pactos políticos y la violencia y delincuencia relacionada con las drogas y el crimen organizado.

También critica los vacíos en el cumplimiento de la Ley de Acceso a la Información Pública, principalmente en la red de empresas creadas con los fondos venezolanos. Según el informe, el Gobierno “falló” al no publicar información financiera de esas empresas de acuerdo a la ley.

“Los fondos generados por la reventa de petróleo venezolano se dedican a proyectos sociales, pero administrados directamente por la oficina del presidente Daniel Ortega, fuera del presupuesto nacional. Esto ha suscitado la preocupación de que el dinero podría ser asignado de manera corrupta o politizada. Nicaragua se ubicó en el puesto 130 de 180 países encuestados en 2009 por Transparency International en su Índice de Percepción de la Corrupción”, explica Freedom House.

La organización señala a la Corte Suprema de Justicia como uno de los principales órganos corruptos del Estado. La Corte, explica el informe, “es un órgano politizado, en gran medida controlado por jueces sandinistas. El sistema judicial también sufre de corrupción, largas demoras, un gran número de casos, y grave escasez de defensores públicos. El acceso a la justicia es especialmente deficiente en las zonas rurales y en la costa del Caribe”.

Sobre este último tema ligado al acceso judicial, cabe señalar que a finales de agosto del presente año se nombraron a 43 nuevos funcionarios de la Defensoría Pública, sumando en total 239 en 89 municipios del país, mejorando el indicador, con el apoyo de la Cooperación Española.

Acoso a la libertad de prensa

Una de las principales preocupaciones de la organización es la situación de la libertad de prensa en el país. Freedom House es enfática al afirmar que desde 2007, cuando Ortega asumió el poder, “la prensa se ha enfrentado a mayor acoso político y judicial”, y que Ortega “se dedica a realizar esfuerzos sistemáticos para obstruir y desacreditar las críticas de los medios”.

“Los periodistas han recibido amenazas de muerte, y algunos han sido asesinados en los últimos años, con una serie de ataques atribuidos a simpatizantes del FSLN. Amnistía Internacional informó que al menos 20 periodistas y 5 emisoras de radio independientes fueron atacadas luego de las elecciones de 2008. Jueces alineados con el FSLN ha pedido restricciones sobre la cobertura de casos particulares. En febrero de 2009, citando una falta de pruebas, el Ministerio del Interior lanzó una investigación de malversación de fondos y blanqueo de dinero que había iniciado en 2008 contra 17 organizaciones no gubernamentales (ONG), con énfasis en dos grupos encabezados por periodistas”, reseña el informe. Finalmente, la Fiscalía tuvo que desestimar los cargos.

Obstáculos para el progreso

En un segundo informe, “Países en la encrucijada 2010”, Freedom House es tajante al afirmar que la deriva autoritaria del Gobierno, así como la cultura política característica del país han obstaculiza el desarrollo de Nicaragua.

“Las tendencias autoritarias y los persistentes problemas de gobernabilidad han obstaculizado el progreso económico de Nicaragua. Sigue siendo el segundo país más pobre del hemisferio occidental (…) Aunque el porcentaje de nicaragüenses que son pobres está estancado, en sus números absolutos están aumentando, y la distribución de la renta nacional está gravemente sesgada. El gobierno de Ortega ha intentado luchar contra estas tendencias, (…) pero las adversas condiciones económicas hasta ahora han abrumado sus esfuerzos. Junto con las debilidades en el sistema político, estos déficits sociales graves han creado una situación en la que la mayoría de los ciudadanos, aunque conscientes de que tienen derecho a ciertos derechos, carecen de los recursos necesarios para hacerlos valer y defenderlos”, advierte Freedom House.

Comentarios

1
juanjose

La insistencia del sr presidente de mantenerse por la eternidad en el poder aun despues de muerto ha llevado a nicaragua a ser uno de los paises mas inseguros y pobres del mundo, causa que lleva a la desesperacion de los mismos nicaraguenses a buscar otros medios de subsistencia en el ambito economico, el trafico de droga en nuestro pais en eminente, el enrriquecimiento de la pareja presidencial asi como los que los rodean es real, se hacen valer de su poder para mantener en represion al pueblo y la gente sigue con hambre, hambre de paz y trabajo es lo que anelamos los que aun queremos anuestra patria libre.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor