Confidencial » Política » Leer artículo

¿Los conjueces le darán legitimidad a pretensión reeleccionista de Ortega?

FSLN: control absoluto en CSJ

Carlos Salinas Maldonado | 15/8/2010
@CSMaldonado

El Frente Sandinista elevó la parada en la crisis que afecta a la Corte Suprema de Justicia. La destitución de los siete magistrados liberales de la Corte y la imposición de conjueces leales al oficialismo suponen el control total del presidente Daniel Ortega del Poder Judicial y la posibilidad de legitimar su ansiado proyecto reeleccionista, garantizado en un cuestionado fallo --pendiente de resolución-- que declara inaplicable el artículo 147 de la Constitución, el que prohíbe la reelección continua.

A través de una suerte de lotería en la que participaron periodistas que dan cobertura a la Corte, los magistrados sandinistas impusieron el martes a los conjueces sandinistas Ivón Cruz, Mabel Martínez, Juan Pablo Obando, William Villagra y Patricia Delgado; los liberales José Ignacio Miranda y Félix Pedro Ocampo.

Montealegre: golpe a la seguridad jurídica

La oposición rechazó la destitución de los magistrados liberales y la imposición de los conjueces. El ex candidato presidencial Eduardo Montealegre afirmó en un comunicado que la acción del sandinismo “no abona a la seguridad jurídica tan necesaria para la estabilidad económica, la atracción de inversiones y la generación de empleo sino que también desintegra el poco Poder Judicial que nos quedaba”. Montealegre llamó a los magistrados liberales a “mantenerse firmes” y a “no sucumbir antes las obvias presiones, amenazas o halagos de los cuales estamos seguros están siendo objeto”.

Con la convocatoria a los conjueces, los sandinistas “están haciendo una tragicomedia de la justicia”, dijo el magistrado liberal Manuel Martínez en declaraciones al Canal 2. “Vician de nulidad absoluta y perpetua cualquier resolución que firmen, cualquier resolución que salga de ese tribunal es nula”, explicó Martínez.

El magistrado incluso acusó al FSLN de hacer uso de chantajes para garantizar la presencia en la Corte de los conjueces. “Lo que pasa es que han usado halagos, amenazas, ofertas para hacer llegar esa gente (conjueces). Yo sé que uno de los jueces integrados, uno liberal, tiene un par de quejas y lo amenazaron con suspenderlo como abogado”, dijo Martínez en referencia a Félix Pedro Ocampo.

Confidencial consultó a Ocampo sobre su presencia en la Corte. Dijo que asistió cumpliendo el llamado de la magistrada Alba Luz Ramos y que su papel en la convocatoria es “meramente jurisdiccional”.

-- ¿Apoyaría una sentencia que garantiza la reelección del presidente Ortega?

--Conozco de la sentencia lo que he leído en los diarios, tendría que leerla y ver si está de acuerdo a los principios constitucionales, si cumple con las normas ordinarias; hacer una confrontación con la Constitución.

--La Constitución es clara en el artículo 147 al prohibir la reelección.

--Habría que ver las combinaciones que hacen la sentencia, las articulaciones que realizan, las conclusiones y las doctrinas que han ocupado. Sería imprudente de mi parte opinar sobre algo que no conozco a profundidad, sólo de manera superficial.

Sin embargo, el ex magistrado sandinista Rafael Solís fue claro al advertir, tras la ratificación de los conjueces, que ahora tienen la sartén por el mango y pueden resolver todo tipo de resoluciones en la Corte sin cortar con las firmas de los liberales, ausentes en las convocatorias de Corte Plena hechas por la magistrada Alba Luz Ramo en rechazo al decreto presidencial 3-2010 en el que se han amparado Solís y su colega Armengol Cuadra.

“Desde hoy nos olvidamos de los magistrados liberales. Vamos a comenzar a trabajar con los siete conjueces electos, quienes adquieren todas las prerrogativas, privilegios, derechos, deberes y obligaciones que tenían los magistrados liberales”, dijo Solís.

El ex magistrado sandinista recordó que con la elección de los conjueces queda nulo un acuerdo propuesto a los magistrados liberales, que establecía que a cambio de conformar Corte Plena, no se iban a discutir temas políticos como el fallo reeleccionista. “El acuerdo con los magistrados liberales quedó sin vigencia”, dijo Solís a Confidencial. “En ese acuerdo habíamos dicho que no se iban a discutir sentencias políticas, pero al romperse el acuerdo pudiera ser que de aquí a algunas semanas consideremos las sentencias políticas también, pero no está en la agenda de la primera semana de trabajo”, explicó el ex magistrado.

Ya la magistrada sandinista Juana Méndez había advertido de esa posibilidad. “Yo he aclarado que la Corte está facultada para conocer todos los recursos; aquí no se debería estar haciendo alusión de casos políticos. Es absurdo, porque la Constitución establece que estamos para resolver todos los recursos, tenemos la potestad, estamos facultados, para ejercer el control constitucional y en ese control constitucional pueden haber leyes de carácter o trascendencia política”, dijo Méndez.

La "legitimidad" de la reelección

Cabe la duda, sin embargo, de que con la imposición de conjueces los sandinistas logren la legitimidad del proyecto reeleccionista de Ortega. El mismo presidente ha intentado imponer su reelección a través de las vías legales: una reforma constitucional que no cuajó en la Asamblea Nacional, por lo que el mandatario tuvo que usar su poder en la Corte para que la Sala Constitucional declarara inaplicable un artículo constitucional.

Sin embargo, ese fallo necesita del apoyo de todos los magistrados legalmente constituidos y es ahí donde Ortega se topa con una piedra en su camino. Los magistrados sandinistas destituyeron a sus compañeros liberales para elevar la presión y torcerles el brazo. Está por verse cómo se desarrollará este nuevo capítulo que deja por el suelo la institucionalidad del Poder Judicial.

Para el experto en temas jurídicos Omar García dijo que una resolución reeleccionista avalada por una Corte Plena conformada con conjueces, no da legitimidad al anhelado plan de Ortega. “El mecanismo adecuado para satisfacer la intensión de Ortega para obligatoriamente por una reforma a la Constitución. La emisión de una sentencia no es suficiente garantía, no representa seguridad para una candidatura de Ortega porque siempre van haber cuestionamientos”, explicó García.

Consciente de necesitar la firma de los magistrados liberales, el mismo Solís dejó abierta la posibilidad de permitir sesionar a los magistrados. Eso sí, siempre y cuando acepten tanto a Solís como Cuadra. “Podrá ser que de aquí a una semana, unos meses, los magistrados liberales decidan reconsiderar y se reintegren. Está abierta la posibilidad de que los magistrados se reintegren si reconocen al doctor Cuadra y al doctor Solís como lo dice la Constitución y el decreto 3-2010. Ellos pueden venir, como están viniendo, pero es un papel triste porque no vienen a trabajar, vienen a dar su vuelta, a estar paseando”, dijo Solís.

Negociar funcionarios

La atención se centra ahora en las negociaciones que deben desarrollarse a partir de la próxima semana, cuando los diputados regresen de su largo descanso de un mes, para elegir una veintena de cargos pendientes y poner fin la crisis política iniciada en enero tras el “decretazo” de Ortega.

Las negociaciones quedaron en punto muerto dado la negativa de la oposición de aceptar la imposición del oficialismo, que pretende mantener en sus puestos a los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), principalmente a Roberto Rivas, señalado de organizar el fraude masivo denunciado en las elecciones municipales de 2008.

“No hay negociaciones todavía, porque ellos insisten en estar vetando a los candidatos del CSE y eso hace que no avancen las negociaciones”, afirmó Rafael Solís.

Para Omar García la salida a la crisis de la Corte pasa por un acuerdo en la Asamblea Nacional. “El problema está en manos de los diputados de la Asamblea, que tienen que decidir sobre la elección de los funcionarios pendientes”, dijo el analista. La próxima semana se prevé intensa en los pasillos parlamentarios.

Comentarios

1
El Hindu

Que absurdo que la magistrada Juana Mendez dice, '...porque la Constitución establece que estamos para resolver todos los recursos, tenemos la potestad, estamos facultados, para ejercer el control constitucional y en ese control constitucional pueden haber leyes de carácter o trascendencia política' cuando ellos mismos (los magistrados) la esta violando la constitucion en este usurpacion de poder.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor