Confidencial » Política » Leer artículo

Magistrada Ramos culpa al PLC por crisis CSJ

“Los liberales están jugando”

* Acusa a sus colegas liberales de aprovechar los recursos de la Corte Suprema sin hacer su trabajo: “Aquí nos pagan para trabajar y nos pagan bien”

Carlos Salinas Maldonado | 2/8/2010
@CSMaldonado

Fue una escena surrealista. Una veintena de humildes personas exigan justicia ocupando la sala de reuniones de la Corte Suprema, ese sombro auditorio donde se ha anunciado toda suerte de ardides legales. Los magistrados sandinistas all reunidos observaban a los manifestantes con rostros compungidos, mientras en una esquina se apiaban decenas de flderes con sentencias estancadas. Eran, dira ms tarde la magistrada Alba Luz Ramos, el cmulo de sentencias que la gente comn y corriente de este pas ha interpuesto. Y que la Corte no ha resuelto por jugar a la poltica.

La comparsa de humildes que ocuparon por primera vez el saln de reuniones de la Corte, se convirti en el captulo tragicmico de una historia que ya dura meses y que parece no tener fin. El viernes las bancadas liberales y sandinistas de la Corte se reunieron de nuevo para negociar, y un par de horas ms tarde se despidieron con una suerte de acuerdo que no resolva la crisis. El nuevo trato establece que liberales y sandinistas conformarn grupos de cuatro magistrados para analizar los casos pendientes, pero no haba acuerdo sobre si en esos grupos iban a participar los ex magistrados Rafael Sols y Armengol Cuadra. Las negociaciones continuaban en punto muerto.

La magistrada Ramos acus a los magistrados liberales de estar jugando y no querer resolver la crisis. Tengo la impresin, y siento mucho decirlo, que ellos estn dndole largas al asunto y que realmente no quieren resolver esta situacin, dijo Ramos. La magistrada, que hasta ahora haba usado un discurso conciliador, de negociacin, el viernes aprovech para criticar a sus compaeros liberales y echarles la culpa del estancamiento de la Corte. Han venido durante una semana dando largas y largas como se las dan a (Marcos) Carmona en la CPDH (en referencia a las elecciones primarias de la oposicin). Ese es un estilo de trabajo de ellos (los liberales), dijo Ramos.

Una de las personas ms duales en esto es el doctor (Sergio) Cuarezma. Te dice una cosa en un momento, en otro momento te dice otra; no es muy claro en sus planteamientos, no porque no pueda ser claro, sino porque no quiere serlo. Cuando se dio cuenta de que bamos a exponer los expedientes para que todo el mundo los viera, todos los expedientes que l tena guardados en su oficina los firm en carrera y los mand a la secretaria de la Sala Constitucional, agreg Ramos.

La magistrada acus a sus compaeros liberales de aprovechar los recursos de la Corte Suprema sin hacer su trabajo: Aqu nos pagan para trabajar y nos pagan bien, agreg. Hay magistrados que tienen hasta cuatro asesores; cuando yo ingres a la Corte no tenamos ni uno. (Sergio) Cuarezma tiene 4 5, (Ivn) Escobar tiene tres. Hay que poner a trabajar a los asesores! () Hay que sacar los expedientes pendientes. Cuarezma se niega a recibir expedientes porque dice que tiene demasiados. l tiene 53; hay magistrados que tienen 400. Lo que pasa es que hacen otras cosas que no son propias del Poder Judicial: hacen libros, dan clases. Algunos tienen instituciones acadmicas. A m me han pedido que d clases, pero digo que ya tengo suficiente trabajo en la Corte.

Una crisis sin fin

En realidad la parlisis de la Corte Suprema es una responsabilidad compartida. La crisis inici en enero cuando el presidente Daniel Ortega emiti su cuestionado decreto 3-2010 con el que ordenaba a una veintena de funcionarios pblicos mantenerse en sus cargos a pesar de que se les venca su periodo constitucional.

Los magistrados Sols y Cuadra rehusaron dejar sus cargos, arropndose en el decretazo de Ortega y ms tarde en una disposicin constitucional revivida por el oficialismo: el segundo prrafo del artculo 201 de la Constitucin que faculta a funcionarios a permanecer en su cargo hasta que se nombraran a sus sucesores. Una disposicin creada en el crtico contexto poltico de finales de los ochenta.

Desde entonces los magistrados liberales se han negado a conformar Corte Plena para elegir a las nuevas autoridades de la CSJ, al terminrsele su periodo como presidente al magistrado Manuel Martnez. Los liberales aducen que ellos son minora (seis magistrados) frente a sus compaeros sandinistas (ocho, con los ex magistrados Sols y Cuadra), por lo que stos podran aprovechar el contexto para controlar las salas de la Corte y aprobar resoluciones controvertidas como un fallo que garantiza la reeleccin del presidente Ortega. La magistrada Ramos niega esa afirmacin.

Les hemos explicado hasta la saciedad que no tenemos absolutamente ningn inters en pasar sentencias polticas, no nos interesa. Lo que queremos es sacar el cmulo de sentencias que la gente comn y corriente de este pas ha interpuesto. El doctor Martnez dijo que como bamos a estar ocho a seis tena el temor de que saliramos con una sorpresa. Yo le di mi palabra: no va a suceder eso; no nos interesa, afirm Ramos.

La culpa es de los diputados

Los magistrados liberales parecen no confiar en la palabra de Ramos y la crisis se extiende. Por qu? La magistrada sandinista tiene una respuesta: echa la culpa a los diputados de la Asamblea Nacional. Han trado a esta institucin un conflicto poltico que no es de aqu, que es de los partidos. A los diputados, irresponsablemente, se les ha ocurrido que es aqu donde se debe resolver y no donde ellos: es la Asamblea la que tiene que resolver ese conflicto. Ellos se fueron tranquilamente de vacaciones, afirm.

La magistrada sandinista acusa directamente a los diputados liberales de soplar el carbn que mantiene encendida la llama de la crisis. Ha sido una cuestin muy clara: ellos han presionado a los magistrados, especialmente los diputados (Jos) Pallais y (Wilfredo) Navarro. Un grupo de diputados que han andado muy activos, pero no en resolver el conflicto, sino en presionar a los magistrados de tendencia liberal para que no resuelvan el problema.

Ramos incluso dijo que en conversaciones con sus colegas liberales stos han demostrado disponibilidad a negociar sin importar la presencia de Sols y Cuadra. Algunos magistrados nos lo han dicho directamente: ellos ya quisieran haber resuelto esto, incluso algunos estn muy molestos con los diputados; pero cuando lo llevan a las reuniones del CEN, ah les echan la caballera y no dicen nada. El doctor Martnez dice: no es inters de nosotros estar impugnando al doctor Sols y al doctor Cuadra. Lo tenemos que hacer porque no nos queda ms remedio, explic.

Y mientras la culpa va de un lado a otro, como una pelota en un torneo de voleibol, los expedientes y las resoluciones pendientes se acumulan en las cuatro salas de la corte. En la Sala de lo Civil hay 347 casos pendientes; en la Sala de lo Contencioso Administrativo estn 40 casos estancados; en la Sala Penal son 66; los despachos de los magistrados cuentan con 254 expedientes en espera de estudio y firma

--Hay una salida a esta crisis?

-- Muchos magistrados en privado reconocen que el artculo 201 de la Constitucin, el prrafo segundo, est vigente y dicen que sa sera la forma ideal de resolver este problema. Lo que pasa es que hay un problema poltico que han querido trasladar aqu. El problema se debe resolver en la Asamblea Nacional, no aqu.

Pero la Asamblea est de vacaciones hasta mediados de agosto: la tragicomedia de la Corte parece no tener fin.

Comentarios

1
Martina Porta



Los abogados honestos en este pais. deben convocar a una sesion civica de abogados y afectados por los malabares de la Corte para evitar que la conviertan en una pulperia mas del PACTO o todo el pais estara tomado poco o poco a la vista y paciencia de todos los Nicaraguenses .

Quien paga la Corte , con que impuestos ? Declarar non gratos a personajes reconocidos de maquinar este caos , es urgente ....

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor