Confidencial » Política » Leer artículo

Ex vicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein

Crimen organizado penetra instituciones CA

*Sólo en Guatemala la delincuencia transnacional cobra 18 asesinatos a diario.

Alvaro Navarro | 23/7/2010
@NavarroNewsNic

La seguridad en Centroamérica está pasando por uno de sus peores momentos. La penetración del crimen organizado en las estructuras gubernamentales, policiales y en los aparatos de justicia, sobretodo en países como Guatemala, Honduras y El Salvador, mantiene preocupadas a las autoridades de la región e incluso a la Organización de Naciones Unidas, institución que nombró una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), en respuesta a la solicitud del gobierno de ese país en el 2006.

Guatemala impulsa así una campaña contra las mafias que se enclaustraron en su territorio y corrompieron el aparato de justicia, a través de órganos clandestinos de investigación, que trabajaban para fortalecer a los cárteles del narcotráfico, las maras, el tráfico de personas, el contrabando y el tráfico de bienes culturales.

Sin embargo, recientemente renunció el director ejecutivo de la CCIG, el jurista español Carlos Castresana, al no encontrar un apoyo político decidido en el gobierno de Alvaro Colom. En sustitución de Castresana la ONU nombró al fiscal costarricense Francisco Dall'Anese Ruiz, al frente de la CICIG.

Estas estructuras de la delincuencia transnacional que afectan a los países del norte de área centroamericana, aunque todavía no logran establecerse en Nicaragua por el trabajo de la Policía Nacional y el Ejército, que han golpeado fuertemente sus tentáculos, no está de más centrar la mirada en las experiencias de esos países para advertir a los grupos de poder político, que con su afán de manejar de forma absoluta el Estado y desmantelar la institucionalidad del país, tuercen el profesionalismo de los aparatos de seguridad y los hacen vulnerables ante el crimen organizado.

La semana pasada estuvo en Managua el ex vicepresidente de Guatemala y experto en seguridad y crimen organizado, doctor Eduardo Stein, quien compareció en el programa televisivo Esta Noche que se transmite por canal 12, para ahondar en el tema de la vulnerabilidad de los Estados ante las mafias internacionales.

La renuncia del comisionado de la Cicig

El drama de la violencia en países como Guatemala, Honduras y El Salvador, de acuerdo al experto, se ve de forma más cruda cuando se revisan las estadísticas de homicidios. “Guatemala tuvo el año pasado mas de 6500 homicidios, eso es un promedio de 18 muertos diario. Estamos al nivel de muerte violenta que estuvimos en los peores años del conflicto armado interno, solo que esto está directamente vinculado a hechos de violencia criminal no a problemas ideológicos”.

El sistema de justicia guatemalteco padece  la infiltración de las fuerzas criminales que se anclaron en este país mediante los cuerpos clandestinos de seguridad, apoyados por los gobiernos que buscaban contrarrestar a los grupos de insurgentes que se alzaron en armas a partir de la década del 60.

De acuerdo al ex mandatario de Guatemala, desde entonces, “estaba tan infectado el sistema de justicia que ya no había forma de controlarlo… las mafias se habían adueñado de grandes aéreas de la policía y del sistema penitenciario, similar a El Salvador y Honduras, que los niveles de violencia sobre la ciudanía eran tan elevados”.

El gobierno guatemalteco del cual Stein era vicepresidente, arrancó en 2006 la depuración del poder judicial. Un proceso que “contó con el apoyo de 16 gobiernos a nivel internacional que han enviado fiscales investigadores, especialistas en investigación criminal y que han empezado a resolver casos” rememoró.

Durante este período, según dijo “se han resuelto algunos casos emblemáticos. Está procesado el ex presidente (Alfonso) Portillo, no por haberse robado dinero, sino por haber desviado dinero de las arcas públicas a uno de estos organismos clandestinos de seguridad, enquistados dentro del gobierno.

Están también procesados algunos ex militares de muy alta jerarquía, un ex ministro de la defensa está en prisión preventiva esperando juicio y se logró aclarar el crimen de Rodrigo Rosenberg (abogado que apareció muerto pero que dejó un video en el que inculpaba al presidente Álvaro Colom y su esposa), que según la explicación de la Ciceg, es que él se mandó a matar pero buscó tener efectos políticos sobre aéreas del gobierno que consideraba muy corruptas”.

Sin embargo, la CICIG entró en polémica tras la renuncia al cargo del director de dicha entidad, el comisionado Carlos Castresana el pasado 7 de junio, quien dijo que su dimisión obedeció al desacuerdo con el nombramiento del fiscal general Conrado Reyes, ligado a organizaciones criminales. “La prueba la tuvimos en que en las primeras 48 horas en que este fiscal estuvo a cargo del puesto, desmanteló la estructura que colaboraba con la Cicig y cambia a todos los fiscales especiales que habían trabajado estos casos emblemáticos”, sostuvo Stein, quien además consideró que Castresana no tenía el apoyo del ejecutivo, del congreso y del organismo judicial propiamente, que había estado pidiendo por dos años.

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor