Confidencial » Política » Leer artículo

Acuerdan plazo de 48 horas para analizar recurso sobre conflicto de poderes

Magistrados liberales y sandinistas acercan posiciones en CSJ

* Alemán habló temprano de negociación con el FSLN; resurge fantasma del pacto político.

Carlos Salinas Maldonado | 12/7/2010
@CSMaldonado

Un viejo fantasma de la política criolla parece despertarse. Este lunes el ex presidente Arnoldo Alemán, recientemente liberado de sus cuentas con la justicia y ratificado como candidato oficial del PLC en la campaña del 2011, informó que su partido sostendrá negociaciones directas con el FSLN para negociar una salida a la crisis política que mantiene estancadas las instituciones del Estado.

Horas después, en la sede de la Corte Suprema de Justicia, se anunciaba que las “bancadas” liberal y sandinista llegaban a una suerte de acuerdo para levantar el impasse que paraliza al Poder Judicial.

El “acuerdo” de la Corte es una propuesta anunciada por la magistrada Alba Luz Ramos que consiste en discutir una sentencia a un recurso por conflicto entre poderes del Estado tras la emisión del Decreto 3-2010 que ha mantenido en sus cargos a funcionarios que, según orden constitucional, ya se les venció su periodo. Los magistrados liberales pidieron 48 horas para “analizarlo”. Mientras tanto, no habrá más amenazas de convocar a conjueces o destituir a magistrados, y el próximo jueves ambas bancadas se sentarán de nuevo a discutir el recurso.

Si los liberales no aceptan esta solución, agregó la magistrada, hay una segunda propuesta que harán pública el mismo jueves, propuesta que se mantiene en secreto. No entrar en detalles es un compromiso con los liberales, dijo Ramos, para no estropear las negociaciones.

“Es una alternativa que si bien no resuelve todo el problema, es una respuesta a la demanda de justicia del pueblo”, alcanzó a decir Ramos en una conferencia de prensa a la que asistió sola, sin compañía de sus compañeros sandinistas ni colegas liberales.

Claro que Ramos explicó que ellos sí estuvieron sesionando esta mañana en una reunión que se extendió por tres largas horas. Ramos dijo que los liberales mantuvieron su postura de no aceptar en Corte Plena a los ex magistrados sandinistas Rafael Solís y Armengol Cuadra, a quienes llaman usurpadores por mantenerse en sus cargos arropados bajo el Decreto 3-2010 emitido en enero por el presidente Ortega.

No hubo más detalles de lo ahí discutido, más allá de ese extraño y seco –en detalles– acuerdo al que las bancadas llegaron esta tarde y que puede significar el fin de una crisis que mantiene paralizada a la Corte y sus cuatro salas. “Las sentencias van en aumento en las salas Civil y Penal”, admitió Ramos aunque sin dar detalles. “No podemos permitir que esto se alargue”, agregó. Por lo tanto, ahí está la propuesta, en manos de los liberales. “Estamos dando un voto de confianza, creyendo con sinceridad y buena fe en nuestro compañeros”, advirtió la magistrada, quien está fungiendo como coordinadora de la Corte por la ley.

Unas horas antes, el ex presidente Arnoldo Alemán, confirmado candidato presidencial del PLC durante la Gran Convención Liberal, anunciaba que mantendrá negociaciones con el FSLN del presidente Ortega para encontrar una solución a la crisis con la elección de los cargos públicos vacantes. El fantasma del pacto que ambos caudillos firmaron más de una década parece desperezarse.

Más en: Crisis en Corte Suprema de Justicia

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor