Confidencial » Nación » Leer artículo

Vocero policial niega abusos en celdas DAJ, pero Cenidh y CPDH documentan casos alarmantes

Denuncias de abusos empañan a Policía

El último sondeo de M y R le otorga una calificación positiva del 72.6% a la Policía Nacional, pero los organismos defensores de derechos humanos acumulan graves denuncias de abusos en celdas policiales

Wilfredo Miranda Aburto | 27/4/2013
@PiruloAr

Oficiales antidusturbios golpean a un exmilitar durante las protestas del año pasado. Diana Ulloa/Confidencial. Foto: Oficiales antidusturbios golpean a un exmilitar durante las protestas del año pasado. Diana Ulloa/Confidencial.

La Efectivos de la Policía Nacional apresaron en octubre de 2012 a 41 taxistas que reclamaban por el alza en los combustibles, y entre los capturados estaba Salvia María Ruiz, esposa de uno de ellos, que fue trasladada a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde dice que la trataron de “forma inhumana”.

“A mí ya me habían pateado en el suelo como si yo fuera un hombre (…) Me metieron en una celda que estaba pura basura. Yo creo que hasta ratas habían allí; tenía miedo porque ni luz había.  Ahí me desnudaron para revisarme, no sé qué me buscaban…”, acusa Ruíz.

El relato de esta mujer es uno de los casos que engrosa el legajo de denuncias de abusos policiales que organismos defensores de los derechos humanos compilan, y de los cuales en su mayoría, agregan, no reciben respuesta por parte de la jefatura nacional. 

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) presentó la semana pasada un informe en el que destaca que en el primer trimestre del año han recibido 120 denuncias contra la policía.

“Las personas hablan de patadas y de puñetazos en las detenciones”, reseña Pablo Cuevas asesor legal de la CPDH. “Y de El Chipote (como se le conoce a la DAJ) hemos recibido denuncias hasta de choques eléctricos; hace algunos meses recibimos otra denuncia que a un reo le habían dado con una gaveta, a otros los estrellan contra las paredes”, agrega.

Cuevas relata que la denuncia más impactante que recibió fue de una mujer con ocho meses de embarazos recluida en la DAJ. “Le introdujeron una boa en su celda y esa pobre mujer casi se muere. Le suplicó llorando a los oficiales que no la dejaran entrar ahí. Y en ese momento había un mandato judicial que decía que debían dejarla en libertad enfrentando el proceso por su estado de embarazo”, detalla el asesor legal.

Las denuncias de abusos contra prisioneros en las celdas de Auxilio Judicial han sido rechazadas de forma rotunda por el vocero de la Policía Nacional, comisionado Fernando Borge. Sin embargo, los defensores de derechos humanos han documentado decenas de casos.

Abusos sexuales

En los registros del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) de los últimos dos años han aparecido alarmantes denuncias contra la policía nacional por casos de agresiones sexuales.

La niña de 12 años violada por cinco agentes policiales, a escasos metros de la casa presidencial, las mujeres ultrajadas en Nueva Guinea tras la tensión postelectoral de las Municipales de 2012, y la presa violada recientemente por dos agentes en las celdas preventivas de Tipitapa, son algunos de los casos que han tenido mayor exposición mediática.

Sin embargo, ha habido otras situaciones que han pasado desapercibidas para la opinión pública, sostiene Gonzalo Carrión, director jurídico del Cenidh: “Ni siquiera hemos hablado de un caso que sucedió dos días seguidos en la estación seis de policía, el 3 y 4 de abril del año pasado. Tres policías violaron a una mujer y a una adolescente, pero ya están condenados”.

La última denuncia que recibió el Cenidh fue de una joven que denunció abusos policiales al ser detenida junto a corredores de motos ilegales. A ella la tuvieron detenida todo un fin de semana y cuando fue a interponer la querella fue revictimizada, afirma el director jurídico del Cenidh.

“Esta es una grave denuncia de agresión sexual que involucra a varias unidades policiales, durante el operativo policial en la calle y en el lugar donde la retuvieron; ella aduce que la abusaron en la Ajax Delgado y permaneció detenida en el Distrito I”, especifica Carrión.

De acuerdo a las cifras del Cenidh, del año 2009 al 2012, más de 400 policías fueron dados de baja deshonrosa. Y de cada 10 denuncias que envían a Asuntos Internos, sólo una es declarada culpable. “Cuando los policías son de alto rango nunca son encontrados con responsabilidad”, añade Carrión.

Confidencial solicitó desde el nueve de abril una entrevista con la División de Asuntos Internos y la Inspectoría de la Policía, para conocer las políticas de la institución para enfrentar estas denuncias, sin embargo, no recibimos ninguna respuesta.

Asuntos Internos también tiene pendiente el informe que prometió sobre los abusos sexuales documentados en Nueva Guinea. En diciembre del año pasado el Comisionado Grádiz dijo que “la investigación se tomará el tiempo necesario”.

En tanto, los reclamos como el de Salvia María Ruiz siguen floreciendo. “Me metieron en una celda pequeñita; eso es de 2x2… y en unas camitas chiquititas de losetas habían como 5 mujeres ahí”, recuerda la mujer que fue liberada horas después

*Ismael López colaboró en la elaboración de este artículo.

Comentarios

1
cacique diriangen

no se olviden de nosotros http://www.youtube.com/watch?v=xghUUczKm0Q

Comentar

Favor no llenar:

El comentario no puede ser más largo que 250 palabras.

Más en: Nación

Otros artículos del mismo autor