Confidencial » Política » Leer artículo

Medición de fuerzas en las calles

Boaco resiste golpe FSLN

• Alcalde Barquero destituido de forma ilegal, no cede y convoca a resistencia.
• CSE bendice al vice del PLC, y se desata guerra de tribunales de apelación.
• Tema de fondo: un modelo autoritario que aplasta autonomía para reelegir a Ortega.

Carlos Salinas Maldonado | 27/6/2010
@CSMaldonado

Atrincherado en su despacho de la Alcaldía de Boaco, custodiado apenas por unas 20 personas dentro del edificio, el alcalde de la llamada ciudad de dos pisos, Hugo Barquero, se convirtió la semana pasada en el símbolo de resistencia frente a un Ejecutivo dispuesto a avasallar todos los espacios de poder.

Tras una irregular destitución votada por el Concejo Municipal, Barquero se negó a dejar su cargo y convertirse en el cuarto alcalde del país echado sin motivos legales. Para los analistas, detrás de estas destituciones se esconden intereses del gobernante Frente Sandinista por hacerse con el control de los municipios y los recursos que garanticen una posible reelección del presidente Daniel Ortega.

La pequeña Boaco se convirtió la semana pasada en el escenario de una resistencia que enfrentó a policías y habitantes de la localidad que se oponían a la destitución de Barquero. Los enfrentamientos han dejado al menos nueve heridos, seis de ellos policías, incluyendo uno que resultó con un brazo fracturado. Hay, además, cinco detenidos.

La violencia en Boaco -bastión opositor y rico departamento productor de carne y lácteos- comenzó el lunes pasado, cuando los miembros del Concejo Municipal de la ciudad, incluyendo cinco del Frente Sandinista, decidieron destituir a Hugo Barquero por supuestas malos manejos en los fondos públicos. Barquero, miembro del opositor Movimiento Vamos con Eduardo (organización política del ex candidato presidencial Eduardo Montealegre), se defendió calificando como falso el argumento y llamó a sus simpatizantes a la desobediencia civil, a la vez que él y algunos trabajadores se atrincheraban en la sede de la Alcaldía.

“Yo soy el alcalde electo por el pueblo. Lo que han hecho los concejales es ilegal, tienen que respetar la voluntad del voto popular”, dijo Barquero a Confidencial vía telefónica desde la Alcaldía, custodiada por oficiales antidisturbios de la Policía Nacional. Barquero dijo que antes de su destitución, los concejales sandinistas le pidieron que apoyara públicamente a Ortega, y tras su negativa decidieron destituirlo. El funcionario se amparó el miércoles en el Tribunal de Apelaciones de Juigalpa, ciudad cercana a Boaco, que ordenó suspender la destitución. Sin embargo, el Consejo Supremo Electoral rechazó el fallo, certificó al vicealcalde Juan Obando como nuevo edil, y la tensión continuó.

Destituciones ilegales

El caso de Boaco no sólo tiene relevancia por la violencia desatada, sino porque es la cuarta destitución de un alcalde registrada en el país en los últimos meses. Además, se da en un municipio grande, de mayoría opositora, donde hubo resistencia al fraude denunciado en las elecciones de 2008.

Esa resistencia no se ha visto en otras localidades que han pasado por lo mismo, con destitución de alcaldes o concejales: León, Jinotepe, Wiwilí, Ciudad Sandino, Moyogalpa, Dolores… En todos los casos, la acción ha sido similar: concejales se reúnen prácticamente a escondidas y deciden destituir a alcaldes, todo con el beneplácito del Consejo Supremo Electoral (CSE), que en tiempo récord ha juramentado a las nuevas autoridades de “quita y pon”.

Es la misma institución señalada de organizar un fraude electoral “masivo” en los comicios municipales de hace dos años para beneficiar al FSLN.  En todas las destituciones se argumenta malos manejos de fondos públicos, pero hasta ahora esas acusaciones no han sido probadas ni respaldadas por informes independientes, como exigen la Ley de Municipios.

Roberto Courtney, director ejecutivo de Ética y Transparencia, dijo que no hay pruebas suficientes para la destitución de Barquero. En declaraciones en el programa Esta Noche, Courtney explicó: “La ejecución del presupuesto en Boaco es baja, pero mayor que la de Managua. Si la justificación es incapacidad, por qué comenzar con él (Barquero) si en Managua se está perdiendo mucho más dinero”.

“Las destituciones son ilegales porque los procedimientos no son los que caben según la ley. Detrás de estas destituciones hay un juego de intereses político-partidarios. Se crean todas las condiciones para que todos los recursos estén a favor del partido en el Gobierno”, dijo por su parte Omar Treminio, secretario ejecutivo de la Red Nicaragüense por la Democracia, una organización que trabaja en el desarrollo de los municipios y la participación ciudadana.

Treminio explica que la ley establece dos condiciones en las que el Concejo Municipal puede destituir a un alcalde: cuando la autoridad incurre en abandono de sus funciones de forma injustificada y cuando, siendo funcionario de elección popular, actúa como representante de una empresa privada que recibe una concesión del Estado. Además, el funcionario puede perder su investidura en caso de condena mediante sentencia, renuncia del cargo, muerte o haber sido demandado por corrupción, siempre y cuando haya una resolución de la Contraloría General de la República.

También sandinistas

Las destituciones también han afectado a alcaldes sandinistas que no se han plegado a las órdenes del partido, como el edil de Ciudad, Roberto Somoza, que fue destituido como castigo por su “desobediencia”. Somoza, quien fue echado a la fuerza de su despacho de alcalde –con apoyo de oficiales de la Policía Nacional–, llamó a sus simpatizantes a que se manifestaran, pero días después apareció en un programa de entrevistas del oficialista Canal 4 –propiedad de la familia de Ortega– llamando a la calma y aceptando con sumisión partidaria su destitución.

“Quiero decirles a mis hermanos y compañeros del municipio heroico de Ciudad Sandino, que tenemos que avanzar paso a paso en el desarrollo y fortalecimiento de este proceso de participación ciudadana”, dijo Somoza.

La sumisión de Somoza que fue calificada por la diputada Mónica Baltodano como “el principio del garrote y el caramelo”. Baltodano explicó: “Es un mecanismo para despojar del sentido de la dignidad a las personas. Roberto Somoza fue destituido ilegal y arbitrariamente y aceptarlo es parte del juego del FSLN, basado en amenazas y chantajes”.

Violan institucionalidad y autonomía

Para los analistas, la actuación sumisa de algunos concejales y la destitución de autoridades electas por voto popular, ponen en riesgo la institucionalidad del país. Hasta 1996 los alcaldes eran electos por los concejales, lo que les restaba independencia. Para Omar Treminio, de la Red Local, las resoluciones emitidas por concejales sandinistas son un “retroceso para la institucionalidad democrática y la democracia directa” en el país. Democracia directa que el Gobierno del presidente Daniel Ortega ve de una forma peculiar, agregó Treminio.

“El Gobierno ve la democracia directa como el control desde el Ejecutivo hasta del nivel más pequeño del barrio o del municipio. Es centralismo. Es una democracia directa muy mal entendida”, dijo Treminio. Y, además, controlado por un controvertido proyecto político: los Consejos del Poder Ciudadano.

Para el experto en temas municipales Silvio Prado, las destituciones de los alcaldes “alteran las bases del Estado, que son los municipios”. Prado catalogó estos hechos como “retroceso institucional” y como “escalamiento del Gobierno en el atropello de la autonomía municipal”.

Treminio dice que estos hechos pueden traer problemas económicos para los municipios, como una parálisis en las inversiones o congelamiento de la cooperación. “Hay inseguridad sobre quién es la autoridad a la que se debe pedir explicaciones sobre los fondos. Mientras más manifestaciones de rompimiento del orden institucional se registren, menos inversión habrá”, advierte Treminio.

Las razones políticas

Para la oposición y algunos analistas independientes, detrás de estas destituciones hay razones políticas. Las destituciones se dan en momentos en los que el oficialista Frente Sandinista ha lanzado una prematura campaña electoral de cara a las presidenciales de noviembre de 2011, en las que aspira a participar como candidato del FSLN el presidente Ortega. El artículo 147 de la Constitución le prohíbe a Ortega reelegirse, pero el mandatario cuenta con un cuestionado fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema que declara inaplicable ese artículo.

Las destituciones de alcaldes, por lo tanto, son una estrategia partidaria para hacerse con el control de municipios que le garanticen votos y recursos para ganar las presidenciales, explicó Treminio, para quien las destituciones forman parte de una estrategia para implementar en el país un modelo hegemónico.

“Un partido quiere hacerse con todos los espacios de poder, implementando a la fuerza un modelo hegemónico y desconociendo las demandas de la ciudadanía. El control de todos esos espacios y mecanismos de poder crea una estructura para usar recursos logísticos y financieros para mantener clientela electoral y garantizarse una hegemonía electoral”, dijo Treminio.

“Toda esta movida va en la línea de capturar espacios que no se han alineado al Gobierno”, dijo Silvio Prado, para quien se deben esperar mayores niveles de crisis en la política del Ejecutivo de copar espacios.

Una posición similar comparte el diputado liberal Samuel Kontorovsky, quien afirmó que detrás de las destituciones de alcaldes registradas en las últimas semanas hay una estrategia del oficialista Frente Sandinista para hacerse con el control de las alcaldías de cara a las elecciones generales del próximo año. “En la medida que el FSLN controle las alcaldías, los demócratas de Nicaragua no van a tener acceso a sus cédulas. La estrategia es que no tengamos los medios para ir a votar”, explicó Kontorovsky.

Oposición cierra filas con Barquero

Y mientras Barquero continuaba el viernes atrincherado en su despacho de la Alcaldía de Boaco, políticos de oposición cerraban filas a su alrededor y organizaban peregrinaciones hasta Boaco, incluyendo el controvertido ex presidente Arnoldo Alemán, a quien la policía le hizo el mejor favor publicitario al impedirle que llegara hasta el Palacio Municipal. Alemán, de verborrea fácil, aprovechó las cámaras para gritarlo traidor a Juan Obando, el alcalde designado por el CSE.

Por su lado, el ex candidato presidencial Eduardo Montealegre también viajó el jueves hasta Boaco, donde se reunió con Barquero. “Quiero felicitar al alcalde y a las autoridades que se encuentran en la Alcaldía, por estar firmes en la defensa de la institucionalidad, en la defensa del Estado de Derecho, porque los atropellos del Orteguismo no pueden continuar y creo en Boaco se está empezando a gestar la lucha de todos los nicaragüenses”, dijo Montealegre.

El alcalde de Boaco cumplió el viernes cuatro días atrincherado en la sede de la Alcaldía, alimentándose con comida que sus simpatizantes le llevan con el permiso de los oficiales antidisturbios, que se han enfrentado a pobladores de Boaco. Para Barquero, la Policía ha “jugado un papel parcializado a favor del Frente Sandinista”, por lo que no confía en su autoridad. “Si salgo, no me dejarán entrar”, dijo Barquero por teléfono, horas antes de que iniciara, el viernes, una marcha a su favor en Boaco.

—¿Cuánto tiempo está dispuesto a aguantar en la Alcaldía, alcalde?—le preguntó Confidencial.

—Estamos en esta lucha que es del pueblo nicaragüense. Aquí estaremos aguantando. El pueblo está listo para cualquier cosa. Vamos a resguardar el voto de la gente —respondió Barquero.

Comentarios

3
blanca

juan obando te apoyamos en todo tu gente la q a estado con vos no le agas caso a estos simberguenzas q no soportan q ayas quedado de alcalde que viva nuestro nuevo alcalde le duela a quien le duela ganamos

2
Ligia

El alcalde Barquero deberia de llamar a la Contraloria General de la Republica, de esa forma podria demostrar legalmente que es victima de una conspiracion sandinista.

Si vamos a pensar sobre su comportamiento podriamos especular que es "poco inteligente", pero sabemos que no llego a alcalde por estupido, sino todo lo contrario, pero tambien podriamos pensar que junto a su grupito que le esta poniendo "la casa en orden".

La pelota esta en su cancha y tiene canales para demostrar que el no es, lo dicen ser.

1
E MEJIA

CUANTO CORAJE Y GALLARDIA
HAY EN SU HEROICA RESISTENCIA,
NO ES SIMPLE POLITEQUERIA
DE CANDIDOTE A LA PRESIDENCIA.

EL DERECHO QUE NO SE DEFIENDE
ES DERECHO QUE SE PIERDE!!!
Y SI CON ESTO AL DICTADOR OFENDE
PUES, MEJOR QUE SIEMPRE LO RECUERDE.

BOACO, PASARA A LA HISTORIA
EN UN PAIS CON MUCHOS EUNUCOS,
SU VICTORIA LO LLENARA DE GLORIA
EN LA TIERRA DE LOS TOROS MUCOS.

OJALA QUE EL DESAPARECIDO OBANDO
NO SE LE OCURRA VOLVER A INSISTIR
PUES, LLEVA VARIOS DIAS MAL OBRANDO
Y OTRA DIARREA, NO LA VA A RESISTIR.


Más en: Crisis en Boaco

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor