Confidencial » Política » Leer artículo

Magistrados liberales no asisten a convocatoria de Corte Plena

Continúa impasse en Corte Suprema

Magistrados sandinistas se reúnen a puertas cerradas para discutir “temas administrativos”.

Carlos Salinas Maldonado | 24/6/2010
@CSMaldonado

La crisis que mantiene paralizada la Corte Suprema de Justicia parece no tener fin. Esta mañana se reunieron a puertas cerradas los magistrados de la “bancada” sandinista del Supremo, en espera de que sus compañeros liberales asistieran a la convocatoria de Corte Plena que hizo la presidenta por la ley de esta institución, la magistrada sandinista Alba Luz Ramos. Los liberales disculparon su inasistencia en una carta firmada por el liberal Manuel Martínez, en la que expresaron su “anuencia” para reunirse con los magistrados “constitucionalmente en funciones”.

El documento hace alusión a la participación en la convocatoria de Corte Plena de los ex magistrados sandinistas Rafael Solís y Armengol Cuadra, quienes se mantienen en sus funciones arropados por el decreto 3-2010 que en enero emitió el presidente Daniel Ortega, pero además bajo una controvertida disposición constitucional establecida en el párrafo segundo del artículo 201 de la Constitución que facultaba a los magistrados de la Corte, del Consejo Supremo Electoral (CSE) y funcionarios de otras instituciones a permanecer en su cargo hasta que se nombraran a sus sucesores.

“El día de hoy no podremos estar presentes en la reunión informal que solicitamos el pasado 22 de junio. Reiteramos nuestra anuencia de reunirnos entre magistrados constitucionalmente en funciones para encontrar soluciones a los temas propios de esta Corte Suprema de Justicia, para ello, a través de usted (Rubén Montenegro, secretario de la CSJ), haremos saber oportunamente la fecha”, se lee en la carta formada por el magistrado Martínez.

Ninguno de los magistrados, ni liberales ni sandinistas, quisieran dar declaraciones esta mañana a los periodistas convocados a cubrir la sesión de hoy, que se realizó a puertas cerradas y con la participación de los magistrados y ex magistrados sandinistas, quienes discutieron “temas administrativos y disciplinarios”, dijo a los medios Roberto Larios, nuevo vocero de la Suprema.

Larios explicó que la magistrada Ramos, quien ejerce la presidencia por la ley, “lamenta que los magistrados liberales lo llegarán a la sesión y espera que se presenten en las próximas convocatorias”. De no ocurrir esto, Ramos explicó en entrevista con Confidencial que convocaría a los conjueces para que ocupen los puestos de los magistrados en Corte Plena, competencia que según expertos en temas jurídicos no tiene la magistrada. Además, advirtió en esa entrevista que podrían imponerles sanciones civiles y penales.

Jurista: Sería arbitrario convocar a conjueces

Para Gabriel Álvarez, es “falso” que Ramos pueda convocar a los conjueces. “Eso no tiene  argumento jurídico porque no está reglamentado el mecanismo y los procedimientos para llamar a los conjueces. Si llama a los conjueces comete una arbitrariedad, que es actuar sin fundamento legal y violentando un principio de todo Estado de Derecho. Para integrar a los conjueces primero tendría la Asamblea Nacional que aprobar una ley regulando los criterios, procedimientos y límites del funcionamiento de los conjueces”, explicó el experto.

Y mientras la crisis en la Corte Suprema se extiende, en los pasillos de la institución se rumoreaba esta mañana sobre la posibilidad de que el ex magistrado liberal Dámisis Sirias podría arroparse también bajo el decreto del presidente Ortega, tal y como lo han hecho Solís y Cuadra. “Sirias considera la posibilidad de integrarse a la Corte Suprema”, dijo el vocero Larios. Los magistrados sandinistas, agregó el funcionario, estarían dispuestos a recibirlo.

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor