Confidencial » Opinión » Leer artículo

Wikileaks como ejemplo

Por pequeño que parezca desde lejos el caso de Albaleaks es revelador de la fuerza del ejemplo Wikileaks.

Francis Pisani | 21/3/2011

Paradoja para quienes se preguntan si es periodismo el trabajo que realiza Wikileaks: la primera quincena de marzo nacieron una nueva camada de hijos, paridos por prestigiados sitios de información. De hecho el término "leak" (fuga) parece correr por la web. Un provechoso fenómeno de la tecnología (la facilidad de copiar y transmitir rápidamente grandes cantidades dedocumentos) ayuda a concretizar un deseo de transformación social y política.

Bill Keller, director editorial del New York Times, declaró al blog The Cutline publicado por Yahoo, estar contemplando lanzar una iniciativa que agilice la entrega de documentos al estilo Wikileaks.

Se trata, de hecho, de seguir los pasos de Al Jazeera. La estación de télé de Qatar creó en enero una "Unidad de transparencia" adonde puede dirigirse quien tenga material fotográfico, videos, textos o pistas que merezcan ser investigadas. "Creemos," dice el sitio, "que esta iniciativa permitirá a lospartidarios de Al Jazeera verter luz sobre actividades dudosas de gobiernos y corporaciones que, de otra manera, no serían denunciadas." La Unidad ya ha revelado documentos secretos sobre las negociaciones entre Israel y elgobierno palestino.

En Francia el medio online Mediapart, dirigido por un ex jefe de redacción de Le Monde, lanzó FrenchLeaks.fr que ofrece la entrega anónima de documentos que publica después de verificar su origen.

De manera diferente Carlos Fernando Chamorro, prestigioso periodista nicaragüense, productor de un programa de TV y director de la revista semanal Confidencial, abrió Albaleaks el 6 de marzo. Publica información sobre los oscuros mecanismos de una empresa pública/privada que maneja la circulación del dinero entre Venezuela y Nicaragua, entre Hugo Chávez y Daniel Ortega.

La tendencia va muy lejos si se considera que un joven estudiante de periodismo en Nueva York lanzó en diciembre un Wikileaks local, Localeaks.com, dotado de un sistema de encriptación que posibilita de manera anónima el tránsito de material revelador hacia 1400 periódicos locales estadounidenses.

Los sitios de información no están solos. Creada por los rivales de Julián Assange, OpenLeaks.com pretende ofrecer un sistema más seguro y, por lo tanto, contribuir a la difusión del modelo.

La tendencia conquista otras partes del mundo. Thaileaks.info surgió luego de que el gobierno de Tailandia cerrara el acceso a Wikileaks, a fin de que los tailandeses conozcan los documentos publicados sobre su país. De lamisma manera, en diciembre pasado, Indoleaks.org empezó a publicar documentos de Wikileaks relacionados con el diálogo entre Indonesia y Estados Unidos en la era de Suharto. Tunileaks.appspot.com ofrece acceso a documentos sobre las relaciones entre Washington y el régimen de Ben Ali.

Sobre un modelo muy semejante al de Wikileaks –que acepta entregas anónimas de documentos- se lanzaron en diciembre pasado varios sitios que aspiran a cumplir funciones similares a las que Wikileaks se atribuye: en Filipinas, por ejemplo, Pinoyleaks.org quiere difundir en la blogósfera informaciones sobre "la corrupción de los gobiernos nacional y provinciales".

Dos sitios europeos siguen el mismo camino: Balkanleaks.eu bajo el lema "Los Balcanes ya no guardan secretos". Y Brusselsleaks.com, creado por un grupo de ex funcionarios y periodistas europeos que aspiran a recibir y publicar decisiones tomadas en la capital europea "a puerta cerrada y que afectan al mundo".

"No estamos en contra de la Unión Europea", especifican, "sólo queremos volverla más abierta y transparente". Este último término, 'transparencia', es el que parece contar más para quienes lanzan este tipo de iniciativa.

Albaleaks de Nicaragua, por ejemplo, no cuenta con los mecanismos que permiten entregar de manera anónima documentos oficiales. Chamorro me explicó por mail que le dio ese nombre "seme ocurrió bautizarlo Albaleaks porque nace de una filtración de información confiable. En Nicaragua hacemos periodismo en un ambiente de secretismo oficial. Con la referencia a Wikileaks pensé que el lector nica y latinoamericano entendería rápidamente de qué se trata Albaleaks, tal como hace años el posfijo "gate" de Watergate se volvió sinónimo de casos de corrupción. Además porque espero que esta iniciativa sea el principio de algo más grande, en la medida que promueva entre empleados públicos, técnicos y profesionales de estado honestos –que desaprueban la corrupción–confianza en nuestro medio para seguir filtrando más documentos."

Por pequeño que parezca desde lejos el caso de Albaleaks es revelador de la fuerza del ejemplo Wikileaks. Se valga o no de idénticos métodos, trate o no sobre los mismos temas, tiene que ver con un cambio de mentalidad (o con una aspiración a ella). "Para el público local es un triunfo de la transparencia sobre el secretismo", explica Chamorro. Un ejemplo que merece ser seguido en muchas partes. La tecnología para hacerlo está al acceso de todos: TorProject.org (utilizado por BalkanLeaks) para proteger la anonimidad de quienes informan, Hushmail.com (favorecido por BrusselLeaks) para la encripción de los mensajes… entre otros.

Sobre Indoleaks http://www.thejakartaglobe.com/home/indoleaks-touts-revealing-wikileaks-documents-but-technical-problems-persist/411333

Sobre los sitios del Sureste asiático http://globalcitizenblog.com/?p=2943

La Unidad de Transparencia de Al Jazeera http://www.ajtransparency.com/

Albaleaks http://www.confidencial.com.ni/albaleaks

Comentarios

1
Francisco Tardencilla

Transparencia, ecos de las ideas de Gorbachov todavia se escuchan claramente.el "periodismo" clasico se fue a la basura junto con sus apañadores, que en paz descansen.

Más en: Desde Silicon Valley

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor