Confidencial » Mundo » Leer artículo

Pandillas provocan menos violencia de la que se les atribuye, dice experto

Núria Segura / EFE | 27/10/2010

Quito, 27 oct (EFE).- Las pandillas son responsables en Honduras, Guatemala y El Salvador de entre "un 5 ó 6%" de los actos de violencia y no del 50% que les atribuyen los medios de comunicación, dijo hoy a Efe Mauro Cerbino, en el marco de la primera conferencia internacional sobre el tema en América celebrada en Quito.

A su juicio, ese número más elevado de la violencia juvenil se debe "a un acto interesado de las elites que manejen estos países", por lo que remarcó que cada vez que se afirma que hay un incremento de actos violentos "se tiene que ver quién lo dice".

Además, el especialista apuntó que las cifras relativas a las pandillas son las que usa la policía, pero "no son científicas" porque los agentes "no tiene instrumentos idóneos" para saber "cuántas organizaciones y miembros" tienen esos grupos.

Cerbino agregó en entrevista con Efe que "los datos son exagerados y abusados", por lo que se tienen que "tomar con cautela".

El experto realizó estas declaraciones en el marco de la primera conferencia internacional sobre pandillas en América que se llevó a cabo en Quito desde el pasado lunes y finalizó este miércoles.

El evento, que tuvo la finalidad de estudiar el fenómeno de las pandillas en el continente, así como ver casos exitosos donde organizaciones juveniles han actuado para acabar con el pandillismo, reunió a más de 50 expertos y 150 miembros de organizaciones juveniles y civiles de 17 países de América y Europa.

Cerbino señaló que las pandillas nacen porque los jóvenes que viven en los barrios periféricos tienen "condiciones poco apropiadas en cuanto a educación, salud y empleo", y habitan en ambientes de desestructuración familiar, económica y social.

Estas condiciones son las que hacen que los jóvenes tengan "la necesidad de estar en una pandilla", que les ayuda a "reafirmarse", apuntó Cerbino.

Asimismo, subrayó que el origen de las pandillas es diferente en cada país.

Por ejemplo, en Centroamérica, en la década de los ochenta y noventa hubo cruentas guerras civiles que hicieron de los jóvenes "las primeras víctimas de esta violencia" y establecieron ambientes propicios para la creación de pandillas.

"Cada caso es particular", dijo Cerbino, quien expuso que las maras, pandillas de Centroamérica, existen en países como Honduras, El Salvador y Guatemala, pero no en Nicaragua "donde hay otro tipo de pandillas".

Cerbino explicó que eso se debe a que las maras nacen en Los Ángeles por las condiciones en las que viven estos jóvenes inmigrantes y "cuando son deportados" es cuando se da esta situación de pandillismo en Centroamérica, donde "repiten el mismo esquema aprendido Estados Unidos".

Según el experto, para combatir este fenómeno, que apareció hace "entre 30 y 35 años en América", los Gobiernos deberían construir "un proyecto de nación conjuntamente con los jóvenes", para que este grupo poblacional no se vea excluido de la sociedad.

"En segundo lugar, el Estado tiene que ser equitativo, establecer políticas que permitan que (los jóvenes) tengan espacios apropiados, de acceso al empleo digno, a la salud y a la educación", subrayó Cerbino.

El experto dijo que mientras siga habiendo un "déficit enorme" en las administraciones públicas para mejorar la vida de las personas que viven en los barrios periféricos "muchos jóvenes se verán obligados a recurrir a la violencia como un espacio para reafirmarse".

Más en: Mundo