Confidencial » Política » Leer artículo

Retenes policiales para anotar placas de vehículos y verificar identidad de pasajeros

Matiguás: marchas a favor y en contra del canal

Campesinos del norte salieron a manifestarse pese a que Juventud Sandinista convocó a contraprotesta

Iván Olivares | 18/1/2015
@IvanOlivares66

Decenas de ciudadanos acudieron a la primera marcha contra el proyecto del canal interoceánico, que se realiza en Matiguás, Matagalpa, al norte del país, pero si no llegó más gente fue porque funcionó la campaña de intimidación orquestada desde el gobierno a criterio de los organizadores que convocaron en un principio a protestar contra el despale del cerro Quirragua pero se sumaron al rechazo nacional a la concesión entregada por el gobierno al empresario chino Wang Jing.

La diputada suplente  del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Silvia Nadine Gutiérrez, viajó hasta Matiguás para participar en la manifestación. Al llegar a la zona, le llamó la atención que a la entrada de la ciudad los recibiera un retén de la Policía. Era común, al detenerse en el sitio, ver a los oficiales antimotines detener los vehículos para anotar el número placa y verificar la identidad de  los pasajeros.

Los retenes se multiplicaron en el empalme de Muy Muy, en Paso Real, y además de Matiguás, también colocaron otro a la salida de Río Blanco según otra fuente que participó en la manifestación.

Carlos Arroyo, opositor y ex alcalde de Matiguás, dijo que hubo evidente intimidación militar y policial, pero reconoció que otro factor para que la convocatoria no fuese tan grande es la falta de recursos económicos y la lejanía de las comunidades.  “Como no teníamos fondos para transporte, sólo pudieron llegar 300 a 400 personas, pero la gente estaba muy motivada y la ciudadanía mostró su solidaridad. (Debo reconocer  que) Nuestra gente estaba temerosa y no quería confrontación. Eso nos opacó”.

Con todos los esfuerzos del Gobierno, cuyos miembros de la Juventud Sandinista convocaron a una contramarcha, los que protestaron en contra abogaron por la protección local del medio ambiente en Matiguás, sumado a carteles donde lamentaban la entrega de la soberanía del país y el daño que podría provocarse en el Lago Cocibolca si se lleva a cabo el canal.

“¿Quién recibirá la soberanía cuando entreguen los chinos?”, se leía en un rótulo que una mujer cargaba con una bandera azul y blanco. Otro campesino mostraba otro mensaje:  “Amemos lo creado por Dios: la naturaleza”.

Entre los oradores destacó Octavio Ortega, líder de rivense del consejo nacional de defensa de la soberanía que fue arrestado el 24 de diciembre junto a decenas de personas que  protestaban en contra del canal en Rivas. Ahora con el rostro adusto, y sosteniendo uno de sus brazos con un cabestrillo, acompañó en Matiguás a quienes cuestionaron la obra de ingeniería empujada por el Gobierno.

Octavio Ortega dijo que se mantienen firmes en la defensa del Gran Lago, que será surcado en 105 kilómetros según los planes de la concesionaria. El canal en su totalidad tendrá una longitud de 278 kilómetros. “Ni los golpes, ni la cárcel, nos amedrentarán”, sostuvo Ortega acompañado de parte de la dirigencia del Tule, en Río San Juan, a quienes el gobierno también encarceló el 24 de diciembre, una Navidad con reos político que dio paso a un sentimiento de indignación nacional y a la posterior liberación de los principales líderes que denunciaron maltrato y violencia de la Policía.

La diputada Gutiérrez dijo que, pese a la intimidación estatal, el ambiente de la marcha fue tranquilo. Ella considera que sí hubo buena respuesta de la población, porque salió a manifestarse montada a caballo o en motos o como parte de una caravana vehicular que confirmó con sus actos los deseos de seguir manifestándose.

Hasta ahora, se han realizado más de 18 marchas en todo el país de rechazo a la obra de Ortega. “Esta marcha fue un éxito porque contó con el respaldo de la comunidad que dio su apoyo a las personas que van a ser directamente afectadas por la construcción del canal. Esta primera marcha de 2015 funcionó a pesar de las amenazas, retenes e intimidaciones. La gente mostró su determinación a seguir manifestándose y a defender sus derechos y la soberanía”, exaltó la diputada.

La contramarcha realizada por el oficialismo, que fue lanzada a las calles para celebrar supuestamente la semana dariana—hoy se cumplen 148 años del natalicio del poeta--, contó con la participación de 4, 000 personas según el ex alcalde Arroyo.

“Los oficialistas vinieron de sitios tan lejanos como Ciudad Darío, San Dionisio, San Ramón, Sébaco y Río Blanco. Fueron transportados en un sinfín de buses. Si hubiésemos tenido 100, 000 córdobas hubiésemos podido traer 5, 000 personas solo de Matiguás”, narró Arroyo.

 

Militarizan Nueva Guinea

En el sector de La Fonseca, 28 kilómetros al sur de Nueva Guinea, los habitantes se mantuvieron en zozobra a lo largo del día a la espera que saliera una caravana que transportaba a un grupo de supuestos encuestadores protegidos con escoltas policial y antimotines.

“No sabemos quiénes son esos encuestadores que vienen a preguntarnos por nuestras propiedades. Lo que sí sabemos es que Nueva Guinea está militarizada”, dijo Rosa Guadalupe Ramírez, habitante de la Fonseca.

Los encuestadores trabajan para un supuesto Centro Internacional de Estudios demográficos. Ramírez confió que están dispuestos a impedir que los supuestos encuestadores entren a sus propiedades

Notas relacionadas

Más en: Política

Otros artículos del mismo autor