Confidencial » Economía » Leer artículo

Chinos quieren carretera 'de lujo', pero barata

"Primera piedra" del canal para anunciar una trocha

HKND admite que el acto del 22 es una petición del gobierno, un gesto simbólico, pero el canal aun no comienza

Confidencial.com.ni | 14/12/2014

El publicitado acto para anunciar la construcción del canal interoceánico, convocado para el lunes 22 de diciembre en Managua y Rivas, es únicamente una operación de relaciones públicas orquestada por el gobierno del comandante Ortega.

Fuentes vinculadas a HKND admitieron que no se puede hablar del inicio del canal, hasta que ERM no presente el estudio de impacto ambiental a finales de abril del 2015, pero el gobierno demandó una inauguración simbólica del proyecto este 22 de diciembre.

"Lo único que estaremos en condiciones de anunciar ese día es  el inicio de la carretera de acceso que comenzará en Brito", indicó la fuente. Sin embargo, no reveló cual es el costo de la obra no quien será la empresa constructora.

El vocero del Canal interoceánico Telémaco Talavera anunció que después de la construcción de la trocha paralela a la ruta del canal, la empresa china HKND construirá depósitos de combustibles para abastecer a la maquinaria pesada que trabajará en la mega obra.

En declaraciones a Primera Hora en el Canal 2, Talavera anunció que arrancarán con las “obras auxiliares”. Anunció que el puerto en Brito se haré en tierra firme para no dañar los humedales de la zona. El vocero también anunció que  los restos de sedimentos que escarben para la “zanja” se construirán una plataforma en el Atlántico donde estará otro puerto.

Una diferencia cercana a los US$80 millones es la principal razón por la que HKND decidió declarar desierta la licitación para construir un camino de tierra, (que funcione como vía de todo tiempo) de 100 kilómetros de extensión, a lo largo de la ruta del canal interoceánico, supuesta a comenzar a efectuarse este próximo 22 de diciembre.

“Aunque fuera una carretera de macadam, lo que los chinos querían puede considerarse una obra ‘de lujo’, que tendría un costo cercano a los US$100 millones, pero ellos creían que se podía hacer por US$20 millones. Me parece que si modifican su idea original, podría hacerse por US$30 millones”, dijo a Confidencial una fuente de la Cámara de la Construcción.

La principal dificultad técnica para encarecer tanto la obra (el kilómetro de macadam costaría un millón de dólares, que es el precio promedio de un kilómetro de carretera pavimentada), es que se hace necesario que la ruta fuera casi completamente recta y con pendientes muy suaves, para que los grandes camiones que van a trasportar la maquinaria pudieran entrar y maniobrar sin mayores contratiempos por esa vía.

El problema es que satisfacer esas especificaciones hace que la obra sea significativamente más cara, porque para los constructores resulta más fácil y barato construir una carretera siguiendo las pendientes y características naturales del terreno, que tener que partir montañas y rellenar hondonadas.

Si el kilómetro de carretera pavimentada cuesta US$1 millón, en dependencia de dónde se construya, lo normal es que una de macadam sea más barata, pero eso depende también de su ubicación, de la cercana o lejana disponibilidad de bancos de materiales, del terreno sobre el que se vaya a construir, etc. Por ello, partiendo de que había que comenzar por efectuar el diseño de la obra, además de verse obligados a trasladar los equipos, el personal y los materiales hasta el otro lado del lago, hace que la obra sea más cara.

Sindicalistas se contradicen tras encuentro con HKND

La situación sobre el entorno laboral en que se desarrollara el proyecto fue abordado el cinco de diciembre pasado cuando los sindicatos se encontraron con HKND Group. El sindicalista sandinista Luis Barboza dijo que en el acuerdo prevalecerán las leyes nicaragüenses y no la renuncia establecida en la concesión, una crítica que el sindicalista señala como politiquería.

“Hay pleno acuerdo en que se respeten los convenios colectivos, el código del trabajo y los convenios internacionales. La contratación de los trabajadores debe ser  por la vía organizativa y trabajadores formales. No vamos a traer a 50 mil ciudadanos chinos, se va usar mano de obra local y de Centroamérica”, dijo Barboza.

Barboza explicó que después de la inauguración del proyecto, anunciada por el oficialismo para el 22 de diciembre, sostendrán otra reunión con el grupo empresarial de Wang Jing en que definirán cuántos trabajadores nicaragüenses empezarán en la primera parte de la obra.

Sin embargo, otros sindicalistas como Nilo Salazar, secretario general de la Confederación General de Trabajadores Independientes (CGT-i), que no se identifica con el Gobierno, dijo que la cantidad de trabajadores nicaragüenses que serían empleados es un tema de preocupación para ellos.

No conocemos los acuerdos entre el gobierno y HKND, no sabemos cuál es la prioridad con las empresas nacionales del sector construcción. No conocemos cuál es la prioridad para que los trabajadores nicaragüenses podamos trabajar en este proyecto. Dicen que son 50 mil pero son palabras al aire. Hablemos lo concreto. Pero no aclaran las cosas”, relató Salazar.  Salazar recalcó que HKND se comprometió a respetar los compromisos laborales locales.

HKND se reúne con Obispos y banqueros

La concesionaria del canal interoceánico en Nicaragua se reunió por separado con sindicalistas, miembros del sector bancario y los obispos de la Iglesia Católica, días antes que miles de campesinos protestaran en Managua contra el proyecto faraónico del comandante Daniel Ortega.

El cardenal Leopoldo Brenes, el presidente de la CEN, dijo que fue importante escuchar a los técnicos del proyecto, mientras recalcó que sus planteamientos ya los habían hecho llegar al mandatario sandinista.

HKND se reunió también con el grupo Promérica y su compañía subsidiaria Banco de la Producción. Según el comunicado, la institución bancaria presentó un plan de servicio hecho a la medida para el grupo empresarial chino.

“Dedicará todos los recursos posibles para ofrecer servicios como la instalación de sucursales a lo largo del Gran Canal, el apoyo ejecutivo, tarifas favorables. Ambas partes también  analizaron la posibilidad de cooperación en fideicomiso, factoraje, bienes raíces y energía”, señala el documento oficial.

Más en: La promesa del Gran Canal

Más en: Economía